El titular del Juzgado Comercial Nro. 5, Javier Cosentino, decretó la quiebra de Telepiu S.A., la sociedad comercial que opera C5N, Minuto Uno y CN23, integrante del Grupo Indalo del empresario kirchnerista Cristóbal López. El magistrado, que es el mismo que entiende en el expediente del concurso de Oil Combustibles, fijó para el próximo 3 de abril la audiencia en la que se sorteará el síndico que intervendrá en este proceso. Por la complejidad y magnitud del concurso se trata de un síndico de los que la ley clasifica como de "Clase A".

Los acreedores de los tres medios de Cristóbal López operados por esta sociedad comercial tienen plazo hasta el próximo 17 de mayo para verificar sus créditos y acompañar la documentación que los justifique. Asimismo, en su resolución, Cosentino decretó la inhibición general de bienes de Telepiu y ordenó que se libren oficios a los distintos Registros que corresponda para anotar la medida cautelar dispuesta.

Una vez que acepte el cargo, el síndico deberá informar al juez si existen deudas de la empresa con los trabajadores y expedirse sobre el futuro de aquellos que estén en relación de dependencia. También deberá informar cada 30 días el estado y movimiento de caja de la sociedad de Cristóbal López, verificar el pago puntual de los salarios, constatar que se ingresen puntualmente los aportes, retenciones y contribuciones patronales, informar si la empresa debe impuestos y hacer saber si los directivos hacen retiros de dinero y el monto de los mismos.

El juez Cosentino dispuso además la constitución de un "comité de control", integrado por los tres acreedores de mayor monto y un representante de los trabajadores. Conforme a estas pautas, de ese comité formarán parte la AFIP, el Sindicato Argentino de Televisión y Alfa Visión SRL. El representante de los trabajadores saldrá de una elección entre todos los dependientes de la empresa con intervención de las distintas asociaciones gremiales, según lo ordenado por el magistrado.

La apertura del concurso de la empresa que opera C5N, Minuto Uno y CN23 se suma a otros procesos en los que están comprometidas sociedades comerciales del empresario kirchnerista. Es el caso de Oil Combustibles -también en concurso- con una deuda impagable que se encamina a la quiebra y del Banco Finansur cuya bancarrota fue decretada la semana pasada por el juez Hernán Diego Papa.

Seguí leyendo: