Murió un andinista ruso en una expedición al Aconcagua

Minaev Andrei es el segundo fallecido en la temporada de ascensos y el primero de este año. El 30 de diciembre había muerto un turista estadounidense

Compartir
Compartir articulo
Murió un andinista ruso en el Parque provincial Aconcagua

En la mañana de este miércoles fue hallado muerto un andinista ruso de aproximadamente 30 años en Plaza de Mulas, el campamento base ubicado a unos 4.260 metros sobre el nivel del mar en el Parque provincial Aconcagua, que alberga la cumbre más alta de América.

Según informaron fuentes policiales, quien descubrió el cuerpo sin vida del montañista fue el guía de la expedición, de 48 años y también ruso. En su testimonio, contó que el triste hallazgo fue a las 9.40, mientras despertaba a los miembros del grupo que coordinaba y que se alojaban en los domos de “Aconcagua Vision”.

Al llegar el turno de darle los buenos días a Minaev Andrei, se dio cuenta de que su compatriota no tenía signos vitales, por lo que de inmediato dio aviso al médico Héctor Lotfi, quien constató el deceso e informó al personal de la Patrulla de Rescate, según informó el Ministerio de Seguridad y Justicia de Mendoza.

El fiscal interviniente autorizó el levantamiento del cuerpo para trasladarlo al Cuerpo Médico Forense con el fin de realizarle las pericias correspondientes para determinar la causa de muerte. Interviene la Oficina Fiscal N°5 de la Comisaria 16.

Por su parte, personal idóneo coordinó el descenso del cuerpo del andinista para esta tarde, alrededor de las 16.

Plaza de Mulas es el campamento que concentra el mayor número de visitantes que intentan encarar el ascenso tras la aclimatación. El Aconcagua, ubicado en el noroeste de la provincia de Mendoza, es el cerro más alto del hemisferio occidental, con 6.962 metros, y esta temporada es la habilitada para ascensos.

Hace tres días murió un turista estadounidense en el Aconcagua

Un montañista estadounidense murió en la noche del 30 de diciembre mientras participaba de una expedición al cerro Aconcagua.

La víctima fue identificada como Raúl Alexander Tartera, de 30 años, quien se encontraba descendiendo de la cumbre, cerca del paraje conocido como La Cueva, cuando sufrió una descompensación.

A pesar de las maniobras de reanimación realizadas por el guía Pedro Lizabe y el apoyo del equipo médico de Plaza de Mulas, el estado de salud de Tartera se complicó rápidamente y falleció en el lugar.

El uso de oxígeno y medicación no fue suficiente para estabilizar al andinista, quien finalmente colapsó sin responder a los masajes cardíacos que le practicaron.

Cuando el guía se contactó con el personal de la  Unidad Patrulla de Rescate y Auxilio en Montaña (UPRAM), ellos inmediatamente partieron desde el Nido de Cóndores, ubicado a 5.400 metro de altura, para intentar bajarlo.

Sin embargo, cuando el reloj marcó las 21:58 el guía Lizabe informó que el estadounidense ya no tenía signos vitales. La doctora Roxana Ponce le indicó que pusiera en práctica las maniobras de RCP pero fue en vano. A las 22:10, el guía informó que el andinista no estaba respondiendo a ningún estímulo.

Finalmente, los rescatistas arribaron al lugar a las 23:26 y constataron que Tartera estaba muerto. No presentaba signos vitales, estaba sin respiración, sus pupilas estaban dilatadas y su piel estaba blanquecina. Fue el primer fallecido en esta temporada de ascensos.