El presidente de la DAIA volvió a ser amenazado

Jorge Knoblovits recibió mensajes con contenido nazi en su teléfono. Reforzaron su custodia

Jorge Knoblovits
Jorge Knoblovits

Jorge Knoblovits, presidente de la Delegación de Asociaciones Israelitas de la Argentina (DAIA), la organización que representa políticamente a la colectividad judía argentina, recibió hace una semana nueva amenaza de muerte con contenido discriminatorio nazi.

A Knoblovits le llegaron tres mensajes de WhatsApp que decían: ”Demonios jodidos no nos van a amedrentar. El holocuento no se lo cree nadie. Somos la verdadera humanidad. La Humanidad del Dragón. Ustedes no crean realidad. Te voy a matar si intentas tocarme. ¡Sieg Heil Humanidad! LPLSH 卐 Prepárense que se viene el golpe. Estamos preparados para no ser más manipulados con sus leyes jodidas de mierda”.

Consultado por Infobae, el presidente de la DAIA señaló: “Hay que averiguar si esto lo hizo una sola persona o si es una organización. Hay que determinar quién puede ser capaz de hacer una amenaza así. No es alguien anónimo porque lo hizo desde un teléfono que puede ser rastreado, la redacción de los mensajes no me hace pensar que sea un loco, es o son nazis. Se debe determinar si es un grupo o uno suelto. Nosotros vemos gravedad en esto. No es un hecho menor que se animen a hacer algo así”.

A raíz de las nuevas amenazas, el ministerio de Seguridad de la Nación reforzó la custodia personal del presidente de la DAIA. Las tareas de vigilancia de Knoblovits están a cargo del Departamento Unidad de Investigación Antiterrorista (DUIA) de la Policía Federal.

La denuncia hecha por Knoblovits quedó radicada en el juzgado federal a cargo de Sebastián Casanello.

La recibida la semana pasada sería la tercera amenaza de la que fue blanco Knoblovits en los últimos tiempos. La primera se remonta al 18 de julio de 2019 y sucedió en Tribunales. Aquel día un hombre se sentó al lado de Knoblovits y acusó a los dirigentes de la DAIA. “Son todos unos ladrones”, le dijo en tono amenazante. Sin embargo, el hecho no terminó ahí, porque acto seguido le enumeró todos los datos que sabía sobre su vida y la de su familia: que su hija vivía en la ciudad de Nueva York, en Estados Unidos; que conocían la existencia de una cuenta bancaria; que la novia de su hijo estaba por arribar desde Rusia y que se iba a asegurar de que no consiguiera trabajo. Luego de aquella amenaza, Knoblovits continuó recibiendo mensajes de WhatsApp con intimidaciones.

En enero de 2021 le hicieron llegar en mano una extensa carta al edificio de la calle Pasteur al 600 donde tiene su sede la DAIA. En aquella carta lo citaron a pelear en la sede de la Federación de Boxeo. Le sugerían que se fuera del país y le advirtieron que tenían “una bala para él”. También se hicieron referencias al fallecido ex Canciller Héctor Timerman y la organización Montoneros. En la carta se leía: “No soy antijudío ni nazi. Soy argentino.”

Aquella denuncia había quedado radicada en el juzgado federal a cargo de María Eugenia Capuchetti.

SEGUIR LEYENDO

Últimas Noticias

MAS NOTICIAS