El drama de una joven que se prostituye y roba para comprar droga, le sacaron a sus hijos y vive con un violento: “Si no la internan va a terminar muerta”

Así lo aseguró Sandra Telles, su mamá, quien le viene pidiendo ayuda al Estado desde hace 5 años para lograr su rehabilitación. Natalia Vivas tiene 26 años y vive en Del Viso

cruth@infobae.com
Sandra pide que el Estado ayude a internar a su hija Natalia en un centro de rehabilitación para adictos
Sandra pide que el Estado ayude a internar a su hija Natalia en un centro de rehabilitación para adictos

Sandra Telles está desesperada. Hace cinco años que viene golpeando las puertas de los juzgados para que ayuden a su hija a superar los problemas de adicciones pero sus súplicas son en vano. El consumo de drogas no solo la sumergió en el mundo de la prostitución sino que también la llevó a estar presa en varias oportunidades por cometer diferentes robos. “Todo lo hace para conseguir plata y seguir consumiendo”, contó su mamá a Infobae.

Natalia Vivas tiene 26 años y vive en Del Viso junto a su pareja, con quien tiene tres hijos: Santino, de 3 meses; Bayron, de 2 años; y Kaira, de 4. Además, tiene a Martina -de 7 años- fruto de una relación anterior cuando era adolescente que actualmente vive con Sandra, su abuela. “Eso lo conseguí porque la nena estaba en situación de calle y necesitaba continuar con su tratamiento médico porque su salud está en riesgo”, señaló.

“Martina nació con epilepsia. Y como Eduardo le pegaba quería que estuviera conmigo. Hice la denuncia en Minoridad de Pilar para que se viniera a vivir conmigo”, relató la mujer, quien ahora espera que la Justicia le otorgue la guarda provisoria de la menor ya que debe lidiar a menudo con Natalia, quien se presenta en su domicilio de San Martín en busca de su hija.

Natalia Vivas tiene 26 años y cuatro hijos
Natalia Vivas tiene 26 años y cuatro hijos

El hombre golpeador del que habla Sandra es Rubén Eduardo Acevedo, el padre de sus tres nietos. “Es ex presidiario y drogadicto y somete constantemente a golpes a mi hija y a los nenes”, aseguró.

De hecho, en el Facebook de la Defensoría de Género e Infancia de Derqui hay un posteo en el que advierten que es un violento. “Fue denunciado varias veces aunque nunca fue detenido. Es peligroso. La fiscal Carballido Catalayud es responsable de que esté libre. Si no hay justicia, hay escrache”, dice la publicación.

Las pruebas en su contra son contundentes. Tal es así, que el último parto de Natalia se adelantó un mes “por la paliza y la patada en la panza que le pegó” denunció su madre. Recordó que “llegó golpeada y drogada a la maternidad de Pilar a dar a luz” y que su cuarto nieto “está vivo de milagro”.

Luego de que Natalia recibiera el alta, y a raíz de las innumerables presentaciones que hizo Sandra, una asistente social de Pilar se presentó en el domicilio de la pareja -situado en el barrio Williams Morris- y se encontró con una situación impactante y desoladora.

Publicación de la Defensoría de Género e Infancia de Derqui
Publicación de la Defensoría de Género e Infancia de Derqui

“La asistente social fue a ver cómo estaba el bebé y vimos que mi nietitos que estaban solos en la calle llorando. Nos contaron que se habían escapado porque el padre le estaba pegando a su mamá”, recordó Sandra, quien remarcó que luego de ese episodio las criaturas quedaron al cuidado de su otra hija que vive en la esquina de la casa de Natalia. “Nos dijeron que ella tiene que buscar trabajo y recuperarse, pero no tenemos ayuda para que eso pase”, se indignó Sandra.

Actualmente, esa vivienda de Del Viso está prácticamente destruida. “La desmantelaron toda y vendieron todo lo que estaba en su interior para comprar droga. Esa casa pertenece a mis tres hijos pero se la dimos a Natalia para que tuviera un lugar donde vivir cuando decidió irse de mi casa a los 18 años”, explicó la mujer.

A pesar que la joven pidió una restricción perimetral para el padre de sus hijos, fue ella misma quien violó esa prohibición y le permitió que volviera a su casa. Hoy están viviendo otra vez bajo el mismo techo.

Rubén Eduardo Acevedo es la pareja de Natalia y fue denunciado por violencia de género
Rubén Eduardo Acevedo es la pareja de Natalia y fue denunciado por violencia de género

Por eso, Sandra pidió que le ligaran las trompas a su hija. “No quiero que siga teniendo más hijos. Ella está enferma. Ya no sé qué más hacer para que alguien me escuche y la ayude”, repitió una y otra vez con la voz casi quebrada en llanto.

“Mi hija quedó a la deriva, están sin sus hijos y con él. Si no la internan va a terminar muerta, ya sea por los golpes de él o por un tiro. Me enteré que el otro día la andaban buscando unos tipos en una moto”, se preocupó.

Y concluyó: “La justicia la dejó abandonada. Nadie la ayuda. Es mi hija, sé que se droga y roba, pero yo la amo. Siento que el Estado le da la espalda. Me cansé de golpear puertas y que nadie me escuche”.

Seguí leyendo:

Violencia de género durante la cuarentena: los llamados a la línea 144 aumentaron un 48% con respecto al año pasado

MAS NOTICIAS

Te Recomendamos