El tramo de la avenida Córdoba que va desde Godoy Cruz hasta Humboldt ya está cerrado al tránsito y lo estará por otros 33 días con el objetivo de desmontar el puente Juan B. Justo, en el barrio porteño de Palermo, y reemplazarlo por un viaducto del ferrocarril San Martín.

Para facilitar la circulación, se abrieron dos nuevos pasos a nivel en las calles Villarroel y Aguirre. De acuerdo con las autoridades porteñas, estos trabajos de infraestructura permitirán eliminar once pasos a nivel, abrir nueve calles y generar nuevos espacios verdes en la zona.

El ministro de Desarrollo Urbano y Transporte, Franco Moccia, aseveró que la eliminación de 11 barreras y la apertura de nueve calles favorecerá a "integrar el barrio, eliminar accidentes, mejorar el transporte público y darles más tiempo a los vecinos".

Una vez finalizado, el viaducto tendrá una longitud de 5 kilómetros y beneficiará a unos 2.000.000 de personas, de las cuales 700.000 pertenecen a la Capital Federal.

El viaducto se va a extender sobre la traza del ferrocarril San Martín entre las calles Honduras y la Av. Garmendia, y se eliminarán las barreras de los cruces con las avenidas Córdoba y Corrientes, y con las calles Jorge Newbery, Garmendia, Honduras, Gorriti, Cabrera, Niceto Vega, Loyola, Ramírez de Velasco y Girardot.

En toda la traza se van a desarrollar nuevos espacios verdes, zonas de servicios y áreas de esparcimiento para fomentar la integración de los barrios de Palermo, Villa Crespo y Paternal.

Seguí leyendo: