Brote de encefalomielitis equina en Argentina: cuál es el riesgo para los humanos de la enfermedad que afecta a los caballos

El Senasa argentino confirmó casos en Corrientes y Santa Fe, mientras que en Entre Ríos, Córdoba y Uruguay aún son calificados como sospechosos. Cómo se transmite y cuáles son las medidas de prevención

Compartir
Compartir articulo
La encefalomielitis equina es un tipo de infección viral que puede afectar a los caballos y a los humanos. Es una zoonosis/
Steve Petersen
La encefalomielitis equina es un tipo de infección viral que puede afectar a los caballos y a los humanos. Es una zoonosis/ Steve Petersen

La salud de los animales domésticos y salvajes, las plantas, los seres humanos y el ambiente en general están estrechamente relacionados y son interdependientes. Se trata de una salud.

En las provincias de Corrientes y Santa Fe, en la Argentina, se detectaron brotes de un tipo de encefalitis, la encefalomielitis equina. El Senasa confirmó hoy a Infobae que se trata de la encefalomielitis del Oeste, la forma de la enfermedad que también se había detectado en 1988 y luego se controló.

Se trata de una enfermedad causada por un virus que tiene una alta letalidad en los caballos. La infección también puede afectar a los seres humanos, a través de las picaduras de mosquitos que pueden ser vector del patógeno.

También se han recibido reportes de casos sospechosos de la infección en caballos en las provincias de Entre Ríos y Córdoba desde el viernes pasado. Se estudian más casos sospechosos de encefalomielitis en animales de tres departamentos de Uruguay: Río Negro, Salto y Paysandú, según informó la División de Sanidad Animal del Ministerio de Ganadería, Agricultura y Pesca de Uruguay.

En la Argentina, el Senasa confirmó brotes de la encefalitis equina en caballos de Corrientes y Santa Fe. Hay casos sospechosos en estudio en Córdoba y Entre Ríos. Los animales se enferman por las picaduras de mosquitos infectados (FOTO) /
CDC/Fred Murphy/Sylvia Whitfield
En la Argentina, el Senasa confirmó brotes de la encefalitis equina en caballos de Corrientes y Santa Fe. Hay casos sospechosos en estudio en Córdoba y Entre Ríos. Los animales se enferman por las picaduras de mosquitos infectados (FOTO) / CDC/Fred Murphy/Sylvia Whitfield

Tras el registro de los brotes en Argentina, el Servicio Nacional de Sanidad Animal y Calidad Agroalimentaria (Senasa) dictó este lunes “medidas sanitarias inmediatas, extraordinarias, excepcionales y de contención” en las provincias de Corrientes y de Santa Fe.

A partir de su publicación en el Boletín Oficial, el organismo público estableció que están prohibidos los movimientos de egreso de equinos desde las provincias de Corrientes y Santa Fe al resto del país.

En el territorio nacional, se exigirá que los organizadores de eventos que concentren caballos reclamen la vacunación antes del ingreso de los animales, los cuales deberán contar con la vacunación vigente contra la encefalomielitis equina del Este y del Oeste aplicada, al menos, 15 días antes del movimiento.

También se informó que “el Senasa se encuentra coordinando con las cámaras de productos veterinarios y laboratorios productores para generar la mayor disponibilidad de vacunas en el menor tiempo posible”. En este sentido, este lunes se reunió la Comisión Nacional de Sanidad y Bienestar Animal de los Équidos.

El período de incubación de la enfermedad -es decir el tiempo que pasa desde la infección por la picadura de un mosquito hasta que aparecen los signos clínicos- es de 5 a 14 días/

NIAID
El período de incubación de la enfermedad -es decir el tiempo que pasa desde la infección por la picadura de un mosquito hasta que aparecen los signos clínicos- es de 5 a 14 días/ NIAID

La enfermedad es causada por un alphavirus. Los brotes fueron identificados a partir de muestras de animales que fueron procesadas por el Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria (INTA) en Castelar, provincia de Buenos Aires, y el Instituto de Virología Dr. José María Vanella, dependiente de la Facultad de Ciencias Médicas de la Universidad Nacional de Córdoba. Las muestras provenían de equinos que manifestaron síntomas nerviosos y murieron en los Departamentos de Lavalle, Corrientes, y San Cristóbal, Santa Fe.

Infobae habló con Lorena Spinsanti, profesora e investigadora del Instituto Vanella, que está colaborando con la investigación de los brotes en el país. “Hubo casos de encefalomielitis en caballos en la década de 1980 en el país, pero no se reportaron casos de personas afectadas en ese momento. Se estima que algunas especies de aves podrían ser reservorios del virus, pero aún no se sabe cuáles. Lo que sí está claro es que hay mosquitos que pueden transmitir el alphavirus. No son de la especie Aedes Aegypti, que transmite el dengue”, comentó Spinsanti.

Para la experta, además de la vacunación en los caballos, hoy las personas deben seguir las medidas que se recomiendan también para evitar las picaduras de mosquitos en el caso del dengue. “Aunque se traten de especies diferentes, se deben prevenir las picaduras”, afirmó.

Qué se sabe sobre la encefalitis que puede afectar a caballos y humanos

Aún no hay vacunas disponibles contra las encefalitis equinas en los seres humanos. Sí hay vacunas para los caballos/Archivo
Aún no hay vacunas disponibles contra las encefalitis equinas en los seres humanos. Sí hay vacunas para los caballos/Archivo

Existen diferente encefalomielitis equinas: se llaman Este, Oeste y Venezuela. En la Argentina, el último registro oficial de Encefalomielitis del Oeste (EEO) se había dado en 1988. La Encefalomielitis Equina Venezolana (EEV) nunca estuvo presente en nuestro país y así se declara ante la Organización Mundial de Sanidad Animal (OMSA).

La tasa de letalidad (el porcentaje de equinos muertos sobre los que se enferman) puede llegar al 90 por ciento para la del Este y entre 20 a 30 por ciento para la del Oeste. Los animales que sobreviven pueden quedar con secuelas en algunos casos. En el caso de la EEV, la tasa de letalidad es muy variable, del 40 a 90 por ciento. También pueden quedar secuelas en los equinos.

El Senasa informó hoy a Infobae: “Estamos trabajando en conjunto con el Instituto Vanella de la Universidad de Córdoba y con el INTA, y se confirmó que se trata de brotes de encefalomielitis del Oeste. Continuamos tomando muestras donde recibimos notificaciones de sospecha”.

Esta enfermedad, causada por un virus, tiene una alta letalidad en los caballos
(Crédito: Pexels)
Esta enfermedad, causada por un virus, tiene una alta letalidad en los caballos (Crédito: Pexels)

Cómo se transmite la encefalomielitis equina

La enfermedad se transmite de las aves a los mosquitos, y éstos a su vez pueden infectar a los equinos y seres humanos. El período de incubación de la enfermedad -es decir el tiempo que pasa desde la infección hasta que aparecen los signos clínicos- es de 5 a 14 días.

Aún no hay disponible una vacuna para humanos. El año pasado, se conocieron los resultados de fase I de un ensayo con una vacuna contra las diferentes formas de la encefalitis. Resultó ser segura, bien tolerada e indujo una respuesta de anticuerpos neutralizantes en voluntarios adultos, según el Centro de Investigación de Vacunas (VRC) del Instituto Nacional de Alergias y Enfermedades Infecciosas (NIAID) de los Estados Unidos.

Cuáles son las medidas de prevención

Para prevenir la encefalomielitis equina, el SENASA recomienda la vacunación de los caballos/
Markus Spiske /Unsplash
Para prevenir la encefalomielitis equina, el SENASA recomienda la vacunación de los caballos/ Markus Spiske /Unsplash

El control de mosquitos es fundamental para evitar la diseminación de la enfermedad y el contagio a los equinos y las personas, según el Senasa. Se debe tener en cuenta que, para la aplicación de productos en animales y ambiente, solo deben utilizarse los autorizados por ese organismo público.

La vacunación de los caballos se está coordinando con las cámaras de productos veterinarios para que se distribuya la mayor cantidad de dosis en el menor tiempo posible.

Según el Senasa, se debe profundizar la revisión clínica periódica de los equinos, extremar las medidas de bioseguridad y aplicar las herramientas preventivas y de control, así como de higiene y desinfección.

Si se observan cambios de conducta o comportamientos poco habituales en caballos, cualquier persona puede notificarlo al Senasa. Se puede concurrir a la oficina más cercana; enviar un Whatsapp al 11 5700 5704; o escribir por correo electrónico o a través del apartado Avisá al Senasa de la página web.