Un tradicional antibiótico podría prevenir infecciones respiratorias, según un nuevo estudio científico

Se trata de un ungüento que se aplica en la nariz y que, según los investigadores, podría ayudar a evitar una variedad de virus. Esto es posible ya que encontraron que se produce una “defensa inmunitaria”

Guardar

Nuevo

Una reveladora propuesta para combatir virus respiratorios
Una reveladora propuesta para combatir virus respiratorios

(Dennis Thompson - HealthDay News) -- ¿Quiere prevenir una infección respiratoria? Un puñado de antibiótico Neosporin frotado dentro de la nariz podría ayudarlo a combatir una variedad de virus respiratorios invasores, afirma un estudio reciente.

Los animales de laboratorio cuyas narices fueron tratadas con neomicina (el ingrediente principal del ungüento Neosporin de venta libre) montaron una defensa inmunitaria robusta tanto contra el virus de COVID como contra un tipo altamente virulento de la influenza, encontraron los investigadores.

El mismo enfoque nasal también pareció funcionar en humanos, esta vez con la propia Neosporina. El ungüento desencadenó una rápida respuesta inmunitaria de los genes de la nariz humana que sirven como primera línea de defensa contra los virus invasores, informaron los investigadores en la edición del 22 de abril de la revista Proceedings of the National Academy of Sciences.

“Este es un hallazgo emocionante, que un ungüento antibiótico barato de venta libre puede estimular al cuerpo humano para que active una respuesta antiviral”, dijo Akiko Iwasaki, profesora de inmunobiología y dermatología de la Facultad de Medicina de Yale, en New Haven, Connecticut.

El COVID fue uno de los virus analizados en el estudio (Imagen Ilustrativa Infobae)
El COVID fue uno de los virus analizados en el estudio (Imagen Ilustrativa Infobae)

La neosporina contiene neomicina, bacitracina y polimixina B, según los Institutos Nacionales de Medicina de EE. UU. El virus de la COVID-19 ha infectado a más de 774 millones de personas y ha matado a casi 7 millones, señalaron los investigadores en las notas de respaldo. Mientras tanto, los virus de la influenza causan hasta 5 millones de casos de enfermedad grave y medio millón de muertes al año.

Contra estas amenazas, los humanos despliegan tratamientos que normalmente se toman por vía oral o intravenosa, señalaron los investigadores. Estos enfoques se centran en detener la progresión de las infecciones. Pero los investigadores creen que una terapia centrada en la nariz tiene muchas más posibilidades de detener las infecciones antes de que puedan propagarse a los pulmones y causar enfermedades potencialmente mortales como la neumonía.

Comenzando con los ratones, los investigadores encontraron que la neomicina nasal provocó una fuerte respuesta inmunitaria en los expuestos a los virus de la COVID y la gripe. La neomicina también defendió firmemente a los hámsteres de laboratorio contra la transmisión por contacto de la COVID, señalaron los investigadores. Algunos humanos sanos a los que se les frotó la nariz con Neosporin también mostraron una fuerte respuesta inmunitaria.

"Nuestros hallazgos sugieren que quizá podamos optimizar este antibiótico barato y genérico para prevenir las enfermedades virales y su propagación en las poblaciones humanas, sobre todo en las comunidades globales con recursos limitados", planteó Iwasaki en un comunicado de prensa de la Yale. "Este enfoque, debido a que está dirigido por el huésped, debería funcionar sin importar cuál sea el virus".

Más información

Los Institutos Nacionales de la Salud de EE. UU. ofrecen más información sobre Neosporin.

FUENTE: Universidad de Yale, comunicado de prensa, 22 de abril de 2024

* Dennis Thompson. HealthDay Reporters ©The New York Times 2024