El consumo de marihuana eleva el riesgo de sufrir infarto cardíaco y accidente cerebrovascular

Un estudio advirtió que los consumidores, más aún los diarios, tenían un mayor peligro de padecer estas patologías. Los detalles del trabajo publicado en Journal of the American Heart Association

Compartir
Compartir articulo
Los datos también mostraron que, entre los adultos más jóvenes en riesgo de enfermedad cardiaca prematura, el consumo de cannabis se asoció con unas probabilidades combinadas un 36 por ciento más altas
Los datos también mostraron que, entre los adultos más jóvenes en riesgo de enfermedad cardiaca prematura, el consumo de cannabis se asoció con unas probabilidades combinadas un 36 por ciento más altas

(Dennis Thompson - HealthDay News) - Las personas que consumen marihuana tienen un riesgo más alto de ataque cardíaco y accidente cerebrovascular (ACV), y las probabilidades aumentan incluso más cuando la consumen todos los días, encuentra un estudio reciente.

Tanto los consumidores diarios como los no diarios de marihuana tenían un mayor riesgo de ataque cardíaco y accidente cerebrovascular (ACV), en comparación con los no consumidores, reportaron los investigadores en la edición del 28 de febrero de la revista Journal of the American Heart Association.

Además, el riesgo aumentó con el uso más frecuente. Los consumidores diarios de marihuana tenían un 25 por ciento más de probabilidades de ataque cardiaco y un 42 por ciento más de probabilidades de accidente cerebrovascular en comparación con los no consumidores, según muestran los resultados.

Fumar marihuana en particular podría tener efectos nocivos para la salud en comparación con comerla o vapearla, dijeron los investigadores.

"Fumar cannabis (el método predominante de uso) podría plantear riesgos adicionales porque se inhalan partículas", señaló la investigadora principal, Abra Jeffers, analista de datos del Hospital General de Massachusetts, en Boston.

En el estudio, los investigadores revisaron los datos de encuestas federales recolectados de más de 430,000 adultos entre 2016 y 2020.

Casi el 90% de los adultos no consumía marihuana en absoluto, el 7% la consumía menos de a diario y el 4% informó de su consumo diario. Alrededor del 74% de los consumidores de marihuana informaron que fumar era la forma más común de consumo de cannabis.

Los consumidores diarios de marihuana tenían un 25% más de probabilidades de ataque cardiaco y un 42 % de probabilidades de ACV
Los consumidores diarios de marihuana tenían un 25% más de probabilidades de ataque cardiaco y un 42 % de probabilidades de ACV

Los investigadores observaron específicamente las asociaciones potenciales entre el consumo de cannabis y la enfermedad cardiaca, el ataque cardiaco y el accidente cerebrovascular (ACV) entre la población adulta general, incluyendo a los que fumaban tabaco y a los que no.

"Nuestra muestra fue lo suficientemente grande como para que pudiéramos investigar la asociación entre el consumo de cannabis y los resultados cardiovasculares entre los adultos que nunca habían usado cigarrillos de tabaco o cigarrillos electrónicos", anotó Jeffers en un comunicado de prensa de la revista.

Alrededor de un 29 por ciento de los consumidores diarios de marihuana y un 45 por ciento de los que no consumían marihuana nunca habían fumado tabaco, encontraron los investigadores.

"El humo del cannabis no es tan diferente del humo del tabaco, excepto por la droga psicoactiva: THC vs. nicotina", continuó Jeffers. Nuestro estudio muestra que fumar cannabis tiene riesgos cardiovasculares significativos, al igual que fumar tabaco. Esto es particularmente importante porque el consumo de cannabis está aumentando y el consumo de tabaco convencional está disminuyendo".

Los datos también mostraron que entre los adultos más jóvenes en riesgo de enfermedad cardiaca prematura (hombres menores de 55 años y mujeres menores de 65 años), el consumo de cannabis se asoció con unas probabilidades combinadas un 36 por ciento más altas de enfermedad cardiaca, ataque cardiaco y accidente cerebrovascular. Eso se mantuvo independientemente de si también habían fumado tabaco.

De hecho, un análisis separado de usuarios de marihuana que nunca habían fumado o vapeado encontró un aumento significativo en sus probabilidades combinadas de enfermedad cardíaca, ataque cardíaco y accidente cerebrovascular.

Ahora hay 24 estados que han legalizado el uso del cannabis recreativo, señalaron los investigadores en las notas de respaldo.

"A medida que el consumo de cannabis sigue creciendo en legalidad y acceso en todo EE. UU., los profesionales y los médicos deben recordar evaluar el consumo de cannabis en cada encuentro con el paciente para tener una conversación de decisión compartida y sin prejuicios sobre los riesgos cardiovasculares potenciales y las formas de reducir esos riesgos", dijo Robert Page, profesor de la Facultad de Farmacia y Ciencias Farmacéuticas Skaggs de la Universidad de Colorado que no participó en el estudio.

Más información. Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de EE. UU. ofrecen más información sobre los efectos de la marihuana en la salud.

FUENTE: Asociación Americana del Corazón (American Heart Association), comunicado de prensa, 28 de febrero de 2024