Ira: por qué no ayuda a tener un estatus más alto en el lugar de trabajo

Investigadores de la Universidad Hebrea de Jerusalén y la Universidad de Princeton encontraron que este sentimiento de indignación que causa un enojo inapropiado, es una reacción exagerada y contraproducente

Compartir
Compartir articulo
A lo largo de cuatro estudios, los investigadores manipularon experimentalmente la expresión de emociones de las personas en el lugar de trabajo, incluida la ira y la tristeza
A lo largo de cuatro estudios, los investigadores manipularon experimentalmente la expresión de emociones de las personas en el lugar de trabajo, incluida la ira y la tristeza

(Dennis Thompson -HealthDay News) -- Ser un hombre enojado no te hará ganar ningún punto en el lugar de trabajo, encontró una investigación reciente.

Evidencias anteriores habían sugerido que los trabajadores que expresan enojo son juzgados como competentes y tienen un estatus más alto, anotaron los investigadores. Pero los nuevos estudios refutan esos hallazgos anteriores, según investigadores de la Universidad Hebrea de Jerusalén y la Universidad de Princeton.

“Encontramos que la ira no es un catalizador para un estatus más alto en el lugar de trabajo”, dijo el investigador Roni Porat, profesor titular de ciencias políticas y relaciones internacionales en la Universidad Hebrea.

“Además, encontramos que la ira se considera peor que otras expresiones emocionales como la tristeza”, señaló Porat en un comunicado de prensa de la universidad. “El único caso en el que la ira se considera positiva es cuando se expresa en respuesta a la clara mala acción de otra persona. Estos hallazgos son válidos tanto para hombres como para mujeres que expresan enojo en el lugar de trabajo”.

Los datos del estudio muestran que las personas asumen que los individuos que expresan ira tienen un estatus más alto, dijeron los investigadores.

Sin embargo, no recompensan la ira con más estatus porque encuentran que la ira es inapropiada, fría, una reacción exagerada y contraproducente, según muestran los resultados.

Los investigadores también encontraron que las personas tienen muchas actitudes negativas hacia las expresiones de ira en el lugar de trabajo. Tales expresiones fueron citadas como más dañinas, insensatas e inútiles que otras reacciones emocionales.

A lo largo de cuatro estudios, los investigadores manipularon experimentalmente la expresión de emociones de las personas en el lugar de trabajo, incluida la ira y la tristeza.

Los estudios variaron el género de la persona que expresaba la emoción, intercambiando entre hombres y mujeres.

"Esto es importante, dado que algunos trabajos demuestran que las mujeres son penalizadas por expresar su enojo, mientras que los hombres son recompensados", anotó Porat.

Los estudios también variaron el objetivo de la emoción, por ejemplo, otra persona o un conjunto de circunstancias, así como el contexto de la emoción, como en una entrevista de trabajo o alrededor del enfriador de agua.

Luego, los investigadores pidieron a los participantes que indicaran cuánto estatus, poder, independencia y respeto merece el trabajador que expresó la emoción en su organización. También se pidió a los participantes que indicaran cuánto salario anual pagarían al trabajador.

Curiosamente, los resultados mostraron que el género no importa cuando se trata de la reacción de una persona a una expresión de enojo.

"A pesar de los estudios influyentes en esta área, no encontramos que la ira de las mujeres se considere de manera diferente a la ira de los hombres", dijo Porat.

El nuevo estudio aparece en la edición del 13 de febrero de la revista Frontiers in Social Psychology.

Más información

La Universidad de Harvard tiene más información sobre cómo manejar la ira en el lugar de trabajo.

FUENTE: Universidad Hebrea de Jerusalén, comunicado de prensa, 19 de febrero de 2024

¿Qué significa esto para ti?Expresar enojo en el lugar de trabajo puede hacer más daño que bien a tu reputación profesional.