Quién es Mario Russo, el cardiólogo elegido por Javier Milei para ser el nuevo ministro de Salud

Fue secretario de Salud en los municipios de San Miguel y Morón. Graduado de la Universidad Nacional de Buenos Aires, es especialista en cuidados perioperatorios de cirugía cardiovascular y tiene una reconocida trayectoria de casi una década en FLENI

Compartir
Compartir articulo
Mario Russo enfrenta el reto de revitalizar el sistema de salud argentino
(Municipio de San Miguel)
Mario Russo enfrenta el reto de revitalizar el sistema de salud argentino (Municipio de San Miguel)

Mario Russo ha sido nombrado Ministro de Salud para la gestión de Javier Milei, cuya toma de posesión está programada para este domingo. Asimismo, se anunció que Enrique Rodríguez Chiantore asumirá el rol de Superintendente de Servicios de Salud. Estos nombramientos se hicieron públicos tras una reunión de Gabinete liderada por Nicolás Posse, en la que también estuvieron presentes Patricia Bullrich, Luis Petri y otros miembros destacados.

Inicialmente, Javier Milei había planeado que el sector de salud se convirtiera en una Secretaría dentro del Ministerio de Capital Humano, que estará bajo la dirección de Sandra Pettovello. Este ministerio también integrará áreas como Trabajo, Educación y Desarrollo Social, entre otras responsabilidades.

Sin embargo, en una de las conversaciones recientes entre Milei y Pettovello, quien es una de las colaboradoras más cercanas y de confianza en La Libertad Avanza, se planteó la idea de modificar esta estructura. Fue Pettovello quien sugirió al futuro jefe de Estado la posibilidad de que la cartera de Salud se estableciera como un organismo independiente, en lugar de estar bajo su jurisdicción.

Lo cierto es que finalmente Mario Russo es el elegido. Se trata de un destacado cardiólogo clínico, conocido en el ámbito médico por su trayectoria de casi una década en FLENI. Además, ha participado en programas de formación directiva en gestión y economía de la salud en la Universidad Austral y el Instituto Tecnológico de Buenos Aires (ITBA).

Recientemente seis sociedades médicas elevaron una carta al Gobierno preocupadas por la falta de implementos desde básicos a complejos para trabajar en forma diaria
(Adrián Escándar)
Recientemente seis sociedades médicas elevaron una carta al Gobierno preocupadas por la falta de implementos desde básicos a complejos para trabajar en forma diaria (Adrián Escándar)

Russo comenzó su carrera como residente de cardiología en el Hospital Español de Buenos Aires en 1990, y posteriormente trabajó en la Unidad Coronaria de la Clínica Bazterrica. En el sector público comenzó en 2001, al asumir la dirección del Servicio de Cardiología en el Hospital Polo Sanitario Malvinas Argentinas, donde también se encargó de la Unidad Coronaria y las áreas de atención ambulatoria y cirugía cardiovascular.

Posteriormente, desempeñó el cargo de secretario de Salud en los municipios de San Miguel, desde 2009 hasta 2015, y en Morón, entre 2015 y 2016, antes de asumir la Secretaría de Gobierno en este último hasta mayo de 2017.

Durante la gobernación de María Eugenia Vidal en la provincia de Buenos Aires, Russo ocupó el puesto de subsecretario de Coordinación de Políticas Sanitarias y de Planificación y Contralor Sanitario en el Ministerio de Salud. Hasta diciembre de 2019, representó a la provincia en el Consejo de Administración del Hospital El Cruce.

Entre enero de 2020 y junio del año pasado, Russo fue director de Asuntos Gubernamentales en AySA, durante la gestión de Malena Galmarini del Frente Renovador.

Ha adquirido experiencia internacional a través de pasantías en el Hospital San Mateo de Pavia en Italia y en la Red Sanitaria, Social y Docente Xarsa Santa Tecla en Tarragona, España.

Confederación de Asociaciones de Diálisis de la República Argentina (CADRA), alertó que se están agotando las reservas disponibles de insumos importados
 REUTERS/Santiago Arcos
Confederación de Asociaciones de Diálisis de la República Argentina (CADRA), alertó que se están agotando las reservas disponibles de insumos importados REUTERS/Santiago Arcos

Al flamante ministro le espera una tarea ardua. La crisis se agudizó de tal manera en las últimas semanas seis sociedades médicas elevaron una carta al Gobierno preocupadas por la falta de implementos desde básicos a complejos para trabajar en forma diaria.

En ese marco, la Confederación de Asociaciones de Diálisis de la República Argentina (CADRA), alertó que se están agotando las reservas disponibles de insumos importados, sales y cloruros entre otros, indispensables para la preparación de los concentrados con los que se efectúan las sesiones de diálisis, como así también jeringas, cateters, líquidos peritoneales, etc.

El doctor Jorge Abdala, presidente de la entidad médica, aseguró a Infobae que “esta situación no es nueva, ya que desde hace casi dos meses, junto a proveedores del sector, hicimos saber nuestra preocupación ante la posibilidad la reducción, e incluso prohibición, de la importación de insumos médicos, lo que en la práctica pone en serio riesgo la continuidad de las prestaciones, sobre todo para los pacientes de diálisis peritoneal”.

El Ministerio de Salud enfrenta desafíos críticos: escasez de insumos médicos y la urgencia de políticas sanitarias eficaces 
I_VIEWFINDER  / RAPISAN JOHN
El Ministerio de Salud enfrenta desafíos críticos: escasez de insumos médicos y la urgencia de políticas sanitarias eficaces I_VIEWFINDER / RAPISAN JOHN

A su vez, Sociedades cardiológicas argentinas emitieron un comunicado alertando por problemas “estructurales que atentan contra el presente y futuro inmediato de la práctica de la cardiología con impacto directo en la salud cardiovascular de los argentinos”.

Las firmantes de esta declaración son: la Sociedad Argentina de Cardiología (SAC); la Federación Argentina de Cardiología (FAC); la Fundación Cardiológica Argentina (FCA); el Colegio Argentino de Cirujanos Cardiovasculares (CACCV); el Colegio Argentino de Cardioangiólogos Intervencionistas (CACI); la Asociación Civil de Cirugía Vascular y Angiología de la Argentina (ACCVAA); y el Colegio Argentino de Cardiología (CAC).

“La desfinanciación del sistema y su directo impacto en la remuneración de todo el recurso humano, sumada a la aún vigente escasez de insumos médicos nos obligan a seguir poniendo en alerta a la población sobre las severas dificultades para el correcto tratamiento de las enfermedades cardiovasculares en el presente”, introdujeron.