Medicamentos: ¿puede haber faltantes que afecten la salud de los pacientes?

Desde médicos y farmacéuticos, hasta colegios de profesionales y sindicatos advirtieron de la falta de stock de drogas como antibióticos o psicofármacos. Cómo repercute en los tratamientos médicos, según los especialistas consultados por Infobae

Compartir
Compartir articulo
Desde hace varias semanas se ha agudizado el problema del financiamiento del sector farmacéutico en un contexto inflacionario (EUROPA PRESS)
Desde hace varias semanas se ha agudizado el problema del financiamiento del sector farmacéutico en un contexto inflacionario (EUROPA PRESS)

Cada vez son más las alarmas que suenan desde el sector de salud, que días atrás lanzó un alerta por la falta de insumos médicos para tratamientos e intervenciones quirúrgicas. A partir de ahí, intervino el Gobierno, que dispuso crear, a través de la Secretaría de Comercio, un semáforo de faltantes de productos para evitar una crisis sanitaria.

Y ahora, se le agregó el problema con los medicamentos en todo el país. El Colegio de Farmacéuticos de la Provincia de Buenos Aires advirtió por la falta de entrega de medicamentos mediante un reciente comunicado, en el que afirmó que “la ausencia de remedios se siente en varias prestaciones y marcas ante la falta de distribución de droguerías y laboratorios”. En ese sentido, remarcó que las farmacias pueden reponer cada vez menos ante el extenso plazo de pago por parte de las obras sociales y prepagas. A eso se le suma el aumento de los precios y la escasez de marcas y presentaciones.

Y agregaron: “Cada vez es más frecuente ver el faltante de medicamentos en las farmacias de la provincia, que afecta tanto a la industria farmacéutica como a los pacientes”.

Los pacientes se quejan por la falta de algunos productos (Getty)
Los pacientes se quejan por la falta de algunos productos (Getty)

Distintas fuentes consultadas por Infobae aseguran que no pueden sostener la actividad dado que las financiadoras reintegran el monto de las ventas entre 60 y 90 días después de concretadas, algo muy costoso en este contexto inflacionario en el que la farmacia debe pagar el fármaco a los 15 días de adquirido o antes.

Eso generó en las últimas semanas que cientos de farmacias de la provincia de Buenos Aires y también en todo el país comenzaran a limitar la venta de medicamentos a los afiliados de obras sociales y prepagas debido a problemas financieros creados por el sistema de pagos y también por la realidad inflacionaria del país.

Agustín Kostiria, presidente del Colegio de Farmacéuticos de La Plata, explicó a Infobae que el reclamo es por el atraso de los pagos que hacen las obras sociales y prepagas a la farmacia, sobre el porcentaje de descuento que se hace en los medicamentos a los clientes.

“Se generó un desajuste financiero en las farmacias ya que estas entidades pagan la prestación a 90 días, cuando el medicamento que dispensamos lo pagamos a los 15 días, lo que genera un desajuste financiero importante. Nos encontramos que casi todas las farmacias, no tienen crédito para pagar y reponer el stock de medicamentos”, precisó Kostiria, que aclaró que no es que falta un medicamento en particular, sino que en forma cíclica, van faltando en forma rotativa. “Puede faltar una semana, se repone a la siguiente, pero en esa misma semana falta otro. Y así sucesivamente, generando la imposibilidad de trabajar y prestar un buen servicio”, completó.

“También lo que suele ocurrir es que algunas farmacias no pueden incorporar a su stock medicamentos de alto costo y con ese dinero financian otros más baratos. Pero todo es en detrimento del paciente”, sostuvo Kostiria.

Pese a los descuentos, el precio de los medicamentos ha crecido por encima de la inflación (EFE/Juan Ignacio Roncoroni)
Pese a los descuentos, el precio de los medicamentos ha crecido por encima de la inflación (EFE/Juan Ignacio Roncoroni)

Desde el Colegio de Farmacéuticos de la provincia de Buenos Aires y la Confederación de Farmacias Bonaerenses (Cafabo) aseguran que la inflación y la volatilidad de precios complicaron sus ventas con descuento. “Desde el mes de agosto el Colegio de Farmacéuticos de la provincia de Buenos Aires ha enviado varios comunicados a los medios, autoridades sanitarias y administrativas de la provincia para advertir sobre la crisis que podría sufrir la atención de los farmacéuticos en todo el territorio bonaerense. Ese momento ya llegó”, explicó en un comunicado distribuido por redes sociales, el colegio bonaerense.

“Hay cientos de farmacias comunitarias que suspendieron la dispensa de medicamentos por los descuentos (bonificaciones) que imponen las obras sociales y prepagas, y sus extensos plazos de pago. No se trata de una maniobra comercial, política, ni especulativa”, agregaron.

“Hay farmacias que directamente no están pudiendo reponer los productos y, si no lo tienen, no lo pueden dispensar. También hay otras que no atienden con ninguna obra social ni prepaga, dado que no pueden afrontar el costo financiero”, dijo anteayer Alejandra Gómez, presidenta del Colegio de Farmacéuticos Bonaerense, a Infobae.

En la búsqueda de una solución urgente, anoche, el gobierno de la provincia de Buenos Aires y el Colegio de Farmacéuticos provincial acordaron que el estado bonaerense, a través de IOMA, se haga cargo del pago por adelantado de la facturación del mes de septiembre para resolver el problema de los límites a la venta de medicamentos para los afiliados de prepagas y obras sociales.

“Ese monto, que representa 800 millones de pesos, será garantizado por la Provincia de Buenos Aires, con el objetivo de restituir la atención en todo el territorio y que los vecinos puedan seguir accediendo a los medicamentos sin interrumpir tratamientos, al costo que les corresponde según su cobertura y sin realizar gasto de bolsillo extra”, explicó a través de un comunicado el ministerio de Salud provincial.

Pacientes afectados en sus tratamientos

Los pacientes deben recurrir a comprar varios fármacos en reemplazo de uno faltante, lo que genera problemas en su toma (EFE/Europa Press)
Los pacientes deben recurrir a comprar varios fármacos en reemplazo de uno faltante, lo que genera problemas en su toma (EFE/Europa Press)

La falta de medicamentos en farmacias no solo afecta a la persona que ocasionalmente busca un antibiótico o suplemento dietario, que puede ser sustituible fácilmente. También genera problemas a aquellas personas que están bajo un tratamiento de una droga específica.

“Desde hace varias semanas que tenemos problemas con la medicación para el Parkinson. Hay productos médicos que los pacientes no encuentran en distintas farmacias, entonces nos vemos obligados a rotarlos por otros parecidos. Muchas veces logramos llegar a la misma fórmula, pero no a la mejor fórmula que está contenida dentro de un solo producto. Esto obliga a la persona a tener que cambiar un fármaco que no se consigue por dos productos que reemplazan a ese inicial. Y es a veces más complicado para los pacientes por el aprendizaje de un nuevo fármaco, por un tema de adherencia al tratamiento, por un tema de intentar conseguir no ya uno sino dos productos, etc”, explicó a Infobae el doctor Alejandro Andersson, (MN 65836), neurólogo y director médico del Instituto de Neurología Buenos Aires (INBA).

Y agregó: “Entonces hay una calidad administrativa que hay que sortear para que te vuelvan a dar, en el fondo, otro producto que contiene las mismas drogas. Por eso mis pacientes han tenido problemas este último mes con la adquisición de varios medicamentos”.

Farmacéuticos limitan las ventas con prepagas y obras sociales (Eduardo Parra/Europa Press)
Farmacéuticos limitan las ventas con prepagas y obras sociales (Eduardo Parra/Europa Press)

Rubén Sajem, Director del Centro de Profesionales Farmacéuticos Argentinos (Ceprofar) compartió con Infobae el último comunicado de prensa de la entidad en el que aseguran que en los últimos días se dieron a conocer, a través de la prensa, problemas en la provisión de medicamentos a los afiliados de la medicina prepaga. Pero aseguró que “para tranquilidad de la población, que la provisión de medicamentos es normal, a través de las droguerías y laboratorios, manteniéndose las condiciones de pago habituales, sin que haya faltantes de medicamentos”.

“Es un conflicto que viene desde tiempo atrás, y se debe a las condiciones contractuales que exigen a las farmacias las empresas de medicina prepaga. La atención a las empresas de medicina prepaga se sustenta en convenios particulares entre las empresas y las farmacias que adhieren a la atención de sus afiliados. Los convenios se realizan en forma directa entre las partes, sin que intervengan entidades farmacéuticas (Colegios, Cámaras) ni el Estado. A estos convenios no acceden todas las farmacias en forma libre, sino solo las farmacias que las prepagas aceptan como prestadoras”, precisó el comunicado.

“En los convenios, las prepagas exigen a las farmacias prestadoras condiciones que son de difícil cumplimiento. Se obliga a un aporte -en carácter de “bonificación”- que puede llegar hasta el 25%, mientras que la rentabilidad total bruta del sector farmacia ronda el 31 - 32%. En la actual situación inflacionaria, el problema se agrava porque las prepagas pagan las prestaciones a las farmacias en un término promedio de 60 días, no adecuándose los plazos de pago”, agregó.

En la carta se afirmó que en lo que va del año 2023, a las empresas de medicina prepaga el gobierno les ha autorizado aumentar las cuotas del cobro a sus afiliados un 135%, beneficio que no han trasladado a sus prestadores (farmacéuticos, médicos, bioquímicos). “Cabe señalar que en el mismo período la inflación fue del 113% y el aumento del precio de los medicamentos un 123% promedio. Es decir, que el incremento de las cuotas de la medicina prepaga supera a la inflación y a los aumentos de los medicamentos recetados, que son uno de sus principales insumos”, finalizó.

“Es un conflicto que viene desde tiempo atrás, y se debe a las condiciones contractuales que exigen a las farmacias las empresas de medicina prepaga"
“Es un conflicto que viene desde tiempo atrás, y se debe a las condiciones contractuales que exigen a las farmacias las empresas de medicina prepaga"

Marcelo Peretta, secretario general del Sindicato de Farmacéuticos y Bioquímicos de Argentina y también Farmacéutico y Bioquímico, sostuvo una visión diferente y ratificó la falta de medicamentos en las farmacias del país.

“Es un mal acuerdo entregar un medicamento para pagar un saldo a 90 días. Con tal de tener clientela, varias farmacias atienden prepagas y obras sociales. Pero es un sistema inviable en un contexto inflacionario. Siempre el paciente es el más perjudicado de todos. Es el eslabón más chico de esta cadena. Luego la farmacia chica, luego las cadenas farmacéutica y finalmente los laboratorios, que fijan el precio y lo aumentan por encima de la inflación, violando los convenios firmados con el Gobierno”, precisó Peretta.

La realidad es que el Indec mide 20 medicamentos. Pero no los 20.000 que hay en el mercado. Algunos laboratorios no aumentan los precios de esos 20 medicamentos, pero sí el resto. Y en las farmacias, que antes tenías stock de fármacos por dos meses, se encuentran con uno de dos días o menos. Y se da que el faltante de productos va por rotación. Hoy falta insulina, pero mañana no. Y ese día faltan antibióticos o psicofármacos. Y así en forma continua”, puntualizó.

Y concluyó: “Hay que sentarse a la mesa todas las partes y solucionar el problema para beneficio del paciente, que hoy está pagando los fármacos más caros que si viviera en Estados Unidos, Brasil o Reino Unido”.

Debido a esta situación piden comprensión a la ciudadanía y sugieren hablar con el farmacéutico para encontrar posibles alternativas hasta que se revierta la situación
Debido a esta situación piden comprensión a la ciudadanía y sugieren hablar con el farmacéutico para encontrar posibles alternativas hasta que se revierta la situación

Provincias con faltantes

A fin de octubre, el Colegio de Farmacéuticos de Neuquén denunció la falta de abastecimiento de medicación en las farmacias de esa provincia debido a las restricciones de los proveedores y la demora de pago por parte de las obras sociales. Según informaron en octubre desde la Farmacia del hospital Castro Rendón, el de mayor complejidad de la provincia, sigue habiendo una faltante de casi 100 medicamentos que no pueden garantizar. Algunos de estos fármacos son claves en tratamientos de enfermedades crónicas como diabetes, hipertensión arterial, o enfermedades de salud mental. Y la suspensión puede tener graves consecuencias para la salud de las personas.

Además, en Río Negro la situación también es compleja porque las droguerías exigen el pago inmediato de los medicamentos. El presidente del Colegio de Farmacéuticos de Río Negro, Roberto Zgaib, sostuvo que la situación también es compleja y en especial en el vínculo con las droguerías y los tiempos de pago que se establecieron a partir de esta situación económica, según informa el Diario Río Negro. “De agosto a la fecha la situación se puso muy compleja y se agudizó antes de las elecciones con las limitaciones que pusieron las droguerías y las restricciones a los créditos. Quedamos totalmente descalzados con las obras sociales y más con las que tiene cierto atraso”, dijo el dirigente.

El viernes 20 de octubre, a través de un comunicado, el Colegio de Farmacéuticos de Santa Fe, comunicó la “faltante temporal de algunos medicamentos” en las farmacias de toda la bota santafesina. El motivo de la faltante, explica, es que hay “problemas en la entrega por parte de los proveedores”. Debido a esta situación es que desde el colegio piden comprensión a la ciudadanía y sugieren hablar con el farmacéutico para encontrar posibles alternativas hasta que se revierta la situación.