Más del 70% de los niños en Argentina no consume suficientes frutas y verduras

Surge de un estudio de la Encuesta de la Deuda Social Argentina. La calidad de la alimentación empeora a medida que disminuye el nivel socioeconómico en los hogares

Compartir
Compartir articulo
Los consumos poco frecuentes de alimentos protectores terminan siendo los de mayor incidencia en la baja calidad que caracteriza a la dieta infantil (Getty)
Los consumos poco frecuentes de alimentos protectores terminan siendo los de mayor incidencia en la baja calidad que caracteriza a la dieta infantil (Getty)

Que hay edades en las que los niños se vuelven más selectivos con los alimentos no es novedad. Tampoco que si se les da a elegir entre una verdura y un snack pocos optarán por la primera.

Sin embargo, fuera de toda liviandad con la que pueda tomarse el tema, preocupa a los especialistas los resultados de un reciente estudio llevado a cabo en el país.

Es que según se vio, sólo el 5% de los niños, niñas y adolescentes (NNyA) consumen de manera simultánea alimentos recomendados por las Guías Alimentarias (GAPA) en cantidad frecuente (aceptable o adecuada). En el extremo opuesto, el 38% los consume, también simultáneamente, en forma regular o inadecuada. El resto (57%) tiene una alimentación de calidad media, en la que alguno o varios de los grupos de alimentos protectores o saludables se consumen en cantidades inferiores a las recomendadas.

Cuando verduras, frutas, legumbres, cereales integrales, lácteos, carnes- registran bajas frecuencias de consumo, la alimentación pierde calidad, variedad o ambas cosas a la vez (Getty)
Cuando verduras, frutas, legumbres, cereales integrales, lácteos, carnes- registran bajas frecuencias de consumo, la alimentación pierde calidad, variedad o ambas cosas a la vez (Getty)

Asimismo, cuando alguno de esos grupos de alimentos —verduras, frutas, legumbres, cereales integrales, lácteos, carnes— registran bajas frecuencias de consumo, la alimentación pierde calidad, variedad o ambas cosas a la vez.

Los datos fueron recolectados en un trabajo conjunto entre el Observatorio de la Deuda Social (ODSA) de la Universidad Católica Argentina (UCA) y el Centro de Estudios sobre Políticas y Economía de la Alimentación (CEPEA), en el marco del Proyecto PISAC-COVID-19 de la Agencia Nacional de Promoción de la Investigación, el Desarrollo Tecnológico y la Innovación y forman parte de la Encuesta de la Deuda Social Argentina (EDSA) 2021.

El estudio indagó la frecuencia y ocasiones de consumo de alimentos recomendados (verduras, frutas, legumbres, cereales, lácteos, carnes) y no recomendados (gaseosas, galletitas dulces y pastelería y golosinas) y comparó las respuestas con las recomendaciones de las GAPA y las emergentes de una reciente revisión de CEPEA que condujo al diseño de canastas sustentables.

Infografía: Encuesta de la Deuda Social Argentina (EDSA) 2021
Infografía: Encuesta de la Deuda Social Argentina (EDSA) 2021

Según vieron los especialistas, las brechas más amplias ocurren en el consumo de legumbres (y cereales integrales), verduras y frutas: en todos esos grupos más del 70% de los NNyA presentan frecuencias de consumo genéricamente bajas. En el extremo opuesto, el patrón de consumo de carnes refleja mejores resultados: aún en los hogares de nivel socioeconómico muy bajo es mayor la proporción de quienes se acercan a las recomendaciones y en algunos casos tienen un patrón de consumo alto (en el promedio, un 13% de NNyA).

Pero la conclusión del estudio es que la calidad de la alimentación empeora a medida que disminuye el nivel socioeconómico de los hogares.

El consumo de lácteos mostró un patrón aceptable, en particular en el análisis de la calidad de los desayunos: el 90% de los NNyA los incluye, de alguna forma (ya sea solo, en infusiones o como yogur). Un tercio del aporte de lácteos proviene de leche en infusiones (no se registraron cantidades de cada componente) y a la vez casi la totalidad (98%) de los desayunos que combinan lácteos con algún otro grupo de alimentos tienen a los panificados o cereales como principal acompañante.

La calidad de la alimentación empeora a medida que disminuye el nivel socioeconómico de los hogares (Getty)
La calidad de la alimentación empeora a medida que disminuye el nivel socioeconómico de los hogares (Getty)

El estudio también analizó el patrón de consumo de algunos alimentos característicos entre los no recomendados y halló que el 27% y 15% de los NNyA tienen un patrón de consumo frecuente de gaseosas y pastelería, dos categorías trazadoras de exceso de azúcar en la dieta infantil, en ambos casos con tendencia a empeorar a medida que mejora el nivel socioeconómico de los hogares.

Finalmente, también se analizó el patrón combinado de consumo de ambos tipos de alimentos (recomendados y no recomendados), a través de un puntaje de calidad que suma cuando el patrón de consumo de los primeros es frecuente y resta cuando sucede lo propio con los segundos. Según este criterio, el 64% de los NNyA tiene un patrón de calidad bajo y la mayor contribución está representada por los consumos poco frecuentes de alimentos protectores.

El estudio de ODSA-UCA y CEPEA revela una preocupante situación de la alimentación infantil en 2021. La mayoría de los NNyA muestra un patrón de consumo inconsistente con las recomendaciones nutricionales, en especial por la frecuencia inadecuada de tres grupos alimentarios habitualmente deficitarios y de origen vegetal: verduras, frutas y legumbres (junto a cereales integrales). El déficit es mucho menor en lácteos y aún más bajo en carnes (grupo en el que incluso las recomendaciones de las GAPA locales son mayores que las recomendaciones internacionales).

“Los consumos poco frecuentes de alimentos protectores terminan siendo los de mayor incidencia en la baja calidad que caracteriza a la dieta infantil”, concluyeron los especialistas.

SEGUIR LEYENDO

Más Noticias

Cuánto tiempo hay que estar al aire libre para cuidar al corazón

Un estudio con más de 13 mil participantes, que fue publicado en la revista de la Asociación Americana del Corazón, analizó este margen temporal. Qué relación hay entre la exposición a la luz solar y el desarrollo de insuficiencia cardíaca
Cuánto tiempo hay que estar al aire libre para cuidar al corazón

Drogas inyectables para bajar de peso: cómo actúan, cuáles son sus beneficios y efectos adversos

Los fármacos aprobados inicialmente para el tratamiento de la diabetes tipo 2 también demostraron eficacia para el tratamiento contra el sobrepeso y la obesidad. Cuál es el secreto de su éxito y por qué es clave un plan integral supervisado por un médico
Drogas inyectables para bajar de peso: cómo actúan, cuáles son sus beneficios y efectos adversos

BAFWEEK 2024: llega la semana de la moda que revoluciona Buenos Aires

Del 29 de febrero al 8 de marzo se llevará a cabo el Buenos Aires Fashion Week, un mega evento que pone en lo más alto a la industria textil local. Cuáles son las 17 propuestas de diseño para la colección otoño-invierno
BAFWEEK 2024: llega la semana de la moda que revoluciona Buenos Aires

Puntos críticos climáticos, qué son y por qué son relevantes en la lucha contra el calentamiento global

El derretimiento acelerado de los glaciares, la deforestación y la sobreexplotación de los bosques, y el aumento de la temperatura del planeta pueden provocar cambios irreversibles. Cómo se podrían evitar las consecuencias catastróficas a largo plazo
Puntos críticos climáticos, qué son y por qué son relevantes en la lucha contra el calentamiento global

¿Qué pasa si una persona se contagia de dengue por segunda vez?

La incidencia de esta enfermedad viral se encuentra en aumento según la OMS. Por qué tener más de una infección puede derivar en un cuadro grave, de acuerdo a los expertos. Y qué medidas preventivas hay que tomar
¿Qué pasa si una persona se contagia de dengue por segunda vez?
MÁS NOTICIAS