La CGT realiza el paro a 45 días de la asunción de Javier Milei

La convocatoria a la medida de fuerza es la más rápida de la central obrera a un nuevo gobierno. A De la Rúa le dieron 79 días y con Alberto Fernández no realizaron huelgas

Compartir
Compartir articulo
Promedio de frecuencias de días por paro general
Promedio de frecuencias de días por paro general

Apenas 45 días pasaron del 10 de diciembre de 2023, el día de la asunción de Javier Milei como presidente. Y ese es el tiempo que tardó la CGT para realizar su primer paro general con el nuevo Gobierno. Es un récord que, incluso, supera al ex presidente Fernando De la Rúa, que sufrió su primera huelga masiva recién a los 92 días, es decir, tres meses. Un dato es aún más elocuente: el anuncio de la medida de fuerza se hizo el 28 de diciembre, a tan sólo 18 días de haber asumido el líder de La Libertad Avanza.

Desde el retorno de la democracia en 1983, los paros generales convocados por la CGT han sido una constante en el escenario sindical. Esta estrategia, que ha demostrado ser desgastante y afectó notablemente a diversos gobiernos. De las 43 huelgas lideradas por la CGT hasta la fecha, 28 se llevaron a cabo durante administraciones no peronistas. Además, durante los años electorales, los gobiernos no peronistas registraron el doble de paros generales en comparación con sus contrapartes del PJ.

En orden cronológico, Raúl Alfonsín enfrentó 13 paros generales; Carlos Menem, 8; Fernando De la Rúa, 8; Eduardo Duhalde, 2; Néstor Kirchner, 1; Cristina Kirchner, 5; Mauricio Macri, 5; Alberto Fernández no enfrentó ninguno y Javier Milei ya tiene el primero.

Ese ránking, que ahora se actualiza, fue realizado por el Observatorio de Calidad Institucional de la Universidad Austral. Según esa investigación, la CGT convocó en promedio el primer paro a los presidentes no peronistas a los 275 días de iniciada su gestión. En contraste, los mandatarios peronistas experimentaron su primer paro general después de 1108 días en el poder.

El récord de paros generales lo mantiene Raúl Alfonsín, que sufrió 13 protestas de ese tipo promovidas por la CGT durante sus cinco años y medio de su gobierno, siempre con el impulso de su titular, Saúl Ubaldini, el dirigente cervecero que representó la más dura oposición que tuvo la administración radical y detrás del cual se encolumnó un peronismo dividido (como casi siempre en la historia).

El mandatario radical tuvo su primer traspié con la frustrada Ley de Reordenamiento Sindical, bautizada como la “Ley Mucci” por el primer ministro de Trabajo del alfonsinismo, Antonio Mucci, un ex dirigente gráfico. Proponía una mayor democracia en los sindicatos, con la participación de las minorías y limitación de las reelecciones. El proyecto se frustró por un solo voto en el Senado. Ese fue el comienzo de una relación tensa entre Alfonsín y el sindicalismo. Los 13 paros se convirtieron casi en un acto de hostigamiento, aunque las dificultades económicas y sociales marcaron a fuego la gestión del primer gobierno democrático desde 1983.

Saúl Ubaldini, el impulsor de los 13 paros generales contra Raúl Alfonsín
Saúl Ubaldini, el impulsor de los 13 paros generales contra Raúl Alfonsín

Es un escenario que hace juego con el presente. En este caso, Milei no propuso una reforma por ley, sino que firmó un DNU que estableció una profunda reforma en materia sindical, tanto en lo referido al sistema de indemnizaciones, como período de prueba, sanciones ante bloqueos, y cambios profundos en el régimen de obras sociales y de los aportes obligatorios que reciben los sindicatos. Los cambios en materia laboral están frenados por la Justicia.

A De la Rúa le tocó una feroz oposición sindical también por su programa económico y por el proyecto de reforma laboral que terminó con el escándalo de los sobornos en el Senado, que los dirigentes del PJ inmortalizaron como “Ley Banelco”. Sobre esto, y si se toma el indicador de “frecuencia de paro medido en días”, el último presidente radical era quien se llevaba la peor parte con un paro general cada 92 días, y cierra la lista Macri, con un paro cada 292 días.

De la Rúa, hasta ahora, era quien había sufrido el paro más prematuro de toda la democracia. La Confederación General del Trabajo le dio 79 días. A Javier Milei, apenas 45, todo un récord.