Castillo, de remera blanca y de espaldas, fue invitado por Nano Miguel.
Castillo, de remera blanca y de espaldas, fue invitado por Nano Miguel.

El video de la fiesta gitana que conmocionó a la ciudad de Río Gallegos muestra más de veinte personas festejando el cumpleaños de Nano David Miguel, un reconocido integrante de la comunidad gitana local. Hasta ahora fueron identificadas solo 17 personas, todos hombres, que deberán prestar declaración indagatoria por violar la cuarentena. Pero la Justicia trabaja para identificar al resto de los participantes. El juez Javier Leal de Ibarra, que subroga el juzgado federal de esa ciudad, ya secuestró el celular del protagonista de la fiesta y en las próximas horas ordenará una pericia para tener más datos sobre el resto de los participantes.

Una de las personas que todavía no fue identificada sería Raúl Alberto Castillo, un empleado de la AFIP que trabaja en la sede de Río Gallegos aunque en los registros oficiales figura como parte de la Dirección Regional de Comodoro Rivadavia. En el video que se transmitió en vivo por Facebook aparece con una remera blanca, en la mesa donde estaban Jorge Ernesto Bringas, con quien tiene una relación muy cercana, y Rudy Ulloa, entre otros.

Al comienzo de la transmisión, Castillo está sentado a la derecha del ex chofer de Néstor Kirchner. En un momento se levanta y camina hacia el final del salón. Luego se sienta y conversa con otra persona de camisa azul que sería Marcelo Fadul, ex funcionario de la Municipalidad de Río Gallegos que integra la lista de las personas citadas a indagatoria.

Castillo además de ser empleado de la AFIP es conocido en la noche de Río Gallegos porque solía tener un pub muy conocido. “No es de la comunidad gitana, pero es muy amigo de Nano Miguel, el que festeja el cumpleaños”, explicó una fuente que conoce sus relaciones. Y agregó: “Castillo se recibió de abogado hace pocos años, por una universidad a distancia”.

Nano Miguel pidió disculpas pero ya es tarde.

El video se convirtió en un escándalo dentro de la ciudad de Río Gallegos. El encargado de hacerlo público fue Nano David Miguel, el gitano que esa noche festejaba 33 años. En las imágenes se puede ver cómo se abrazan, bailan y hasta comparten una botella de whisky. “¡Que se cague la cuarentena!”, grita uno de los participantes.

Por el escándalo, ya hay 17 personas citadas a indagatoria. Las declaraciones todavía no tienen fecha. En la lista aparecen Rudy Ulloa, varios empresarios de la ciudad y el ex “yerno” de Lázaro Báez, Marcos Müller, que saltó de ser mecánico de motos a ser dueño de la empresa MAC de Servicios petroleros y tener negocios en Punta Arenas.

En la lista de los imputados también aparecen Ricardo Fernández (gerente de Casino Club de Río Gallegos), Lalo Romero (de la firma local Romero Sistemas), Sebastián Jerez (propietario del comercio Numeral), Marcelo Fadul (propietario del restaurante Moma), y Cristian Parolin, entre otros.

Nano Miguel transmitió en vivo por su cuenta de Facebook.

El juez Leal de Ibarra, tal como adelantó Infobae, ordenó esta semana secuestrar el celular de Nano Miguel y dispuso que todos los imputados deberán guardar el aislamiento preventivo en sus domicilios, bajo pena de detención. Ahora espera los resultados de la pericia para identificar al resto de los participantes, según pudo saber este medio de fuentes judiciales.

Otro de los participantes que todavía no fue identificado sería Javier De La torre, ex dueño del Hotel Comercio y uno de los procesados por lavado de dinero en la causa contra el ex secretario de Cristina, Fabián Gutierrez. Otro de los procesados en ese expediente es David Miguel, hermano del cumpleañero. Se lo acusa de haberle comprado un inmueble al secretario de la actual vicepresidenta por un precio muy superior al real, y de dos operaciones sospechosas con vehículos de alta gama.