Julio De Vido (Foto: NA JUAN VARGAS)
Julio De Vido (Foto: NA JUAN VARGAS)

El ex ministro de Planificación Federal Julio De Vido se negó hoy a declarar en indagatoria en el juicio oral por las presuntas irregularidades en la obra pública. Fueron apenas dos minutos en los que, a través de una videconferencia desde la cárcel de Ezeiza, dijo que por el momento no iba a declarar. "Lo haré en el momento que mi defensa lo considere oportuno”, dijo el ex funcionario desde una sala de la unidad penitenciaria.

También se negó a declarar Abel Fatala, ex subsecretario de Obras Públicas, a pesar que había adelantado que lo iba a hacer. Así, la audiencia duró poco más de 10 minutos y el juicio continuará el próximo lunes con la indagatoria de otros dos acusados.

El juicio se reanudó esta mañana en los tribunales de Comodoro Py después de tres semanas de parate. A las 9:34 horas, De Vido ingresó de camisa azul con rayas blancas y pantalón marrón a una sala de la Unidad 31 de Ezeiza, donde está alojado desde el 17 de octubre pasado cuando fue trasladado desde la cárcel Marcos Paz, donde estaba desde que fue detenido el 25 de octubre de 2017. Dos agentes del Servicio Penitenciario Federal entraban y salían de la sala.

Unos minutos después Los jueces Jorge Gorini, Rodrigo Giménez Uriburu y Andrés Basso, del Tribunal Oral Federal 2, iniciaron la audiencia y De Vido los saludó. Gorini le preguntó si ib a declarar. De Vido los observada a través de una videconferencia. “No, en el día de la fecha no voy a prestar declaración indagatoria y tampoco voy a contestar preguntas. Lo haré en el momento que mi defensa lo considere oportuno”, le dijo el ex funcionario al Tribunal.

El abogado de De Vido, Gabriel Palmeiro, pidió que no se lea lo que el ex funcionario declaró cuando se investigó el caso -algo que se hace en los juicios cuando el acusado se niega a declarar- y que se lo tenga ya como incorporado. Nadie se opuso. A las 9:43 horas, De Vido saludó, se levantó de la silla y se fue.

En el juicio se juzgan las presuntas irregularidades en las 52 obras públicas que las empresas de Lázaro Báez recibieron para la provincia de Santa Cruz durante los 12 años de los gobiernos de Néstor y Cristina Kirchner. Los acusados son 13, entre ellos la ex presidenta y vicepresidenta electa Cristina Kirchner, quien se encuentra en Cuba de visita a su hija Florencia que se encuentra en ese país bajo tratamiento médico y debe regresar el 11 de noviembre.

Abel Fatala (DyN)
Abel Fatala (DyN)

Tras la indagatoria de De Vido fue el turno de la indagatoria de Falata. Había adelantado que iba a declarar pero hoy dijo que lo hará una vez que declaren todos los testigos. El ex funcionario dijo que ya había dado explicaciones y contestado preguntas durante la investigación del caso y que en el juicio oral lo hará más adelante. Todo acusado tienen el derecho de declarar cuando quiera y la cantidad de veces que lo considere necesario para su defensa.

El abogado de Fatala, Lucio Simonetti, también pidió que sus indagatorias de primera instancia no se lean. Así la audiencia terminó. Duró poco más de 10 minutos. El tribunal dio el cronograma para el próximo lunes. Será el turno de las indagatorias de Mauricio Collareda, ex jefe del distrito Santa Cruz de la Dirección Nacional de Vialidad, y Juan Carlos Villafañe, ex presidente de la Administración General de Vialidad de Santa Cruz. Las defensas de ambos adelantaron que no van a declarar.

Estaba previsto que lo haga Báez pero su abogada, Elizabeth Gasaro, pidió pasar la indagatoria para el lunes 25 de noviembre porque explicó que está preparando la indagatoria para el juicio oral por el presunto lavado de dinero que está prevista para este miércoles. El tribunal aceptó el planteo.