Mauricio Macri y el presidente de Paraguay, Mario Abdo (Presidencia)
Mauricio Macri y el presidente de Paraguay, Mario Abdo (Presidencia)

(Desde Puerto Iguazú) El almuerzo entre Mauricio Macri y Mario Abdo Benítez y sus esposas, que había sido planificado como un encuentro distendido para hablar de la renovada conexión de pasos fronterizos entre ambos países y otros asuntos de interés como el mundial de fútbol 2030, terminó siendo el ámbito donde hubo que abordar un asunto de extrema emergencia para la región como son los devastadores incendios en la Amazonia brasileña, que repercuten en Bolivia y en Perú.

En la quinta presidencial en Ayolas y mientras almorzaban pescado, Macri contó que ayer se había comunicado con Jaír Bolsonaro para ofrecerle cooperación en materia de manejo del fuego y Paraguay también se ofreció a colaborar, según transmitieron otros asistentes a ese almuerzo. Sin embargo, la emergencia es de tales características que todo parecía indicar, todavía al mediodía, que aún no estaban en condiciones de saber qué podían necesitar exactamente.

Trascendió que el Presidente argentino tomó contacto con su par brasileño en momentos en que estaba sesionando un gabinete que analizaba medidas para paliar la situación y ofreció ayuda concreta que nuestro país gestiona a través del SINAGIR, el sistema de gestión de riesgo de catástrofes y emergencias que se coordina desde la Jefatura de Gabinete de Ministros.

(Presidencia)
(Presidencia)

A través de trascendidos, se supo que los presidentes buscaron desdramatizar las declaraciones de Emmanuel Macron que fueron respondidas en agresivos términos por Bolsonaro, y quedaron en enfocarse en abordar todas las instancias de cooperación que sean posibles en medio de la emergencia, dejando las discusiones que consideraron "de cartel" entre dos presidentes exigidos por hablarle a su propia ciudadanía, para cuando el problema esté dominado. "No hay que echar más leña al fuego", es el mensaje que buscaron transmitir cerca del Presidente argentino.

Por el contrario, el argentino y el paraguayo ratificaron el camino hacia el acuerdo Unión Europea-Mercosur, y Macri contó que habló con el primer ministro español, Pedro Sánchez, para ratificar que hay voluntad de seguir adelante. El premier español, por su lado, se comprometió a transmitir el mensaje a la canciller alemana Angela Merkel.

Macri se ocupó especialmente de resaltar su respaldo a las políticas para frenar el efecto invernadero, en las que está muy comprometido desde antes de hacerse cargo de la Presidencia. "Es un dato evidente que no admite discusión", resalta. Sin embargo, no oculta la desazón que le producen declaraciones que ponen en duda la capacidad de la región como proveedora de naturaleza para la sustentabilidad global.

Macri y Abdo participaron hoy del evento formal de inauguración del nuevo paso fronterizo entre la ciudad correntina de Ituzaingó con la paraguaya Ayolas, una demanda que los vecinos de la zona venían reclamando desde hacía más de 20 años. En rigor, está abierto desde el pasado 22 de julio, pero recién pudieron coordinarse las agendas para realizar el acto.

Las obras se realizaron en conjunto con el Ministerio del Interior, la provincia de Corrientes, Cancillería, según se informó oficialmente. Y también participaron Migraciones, Aduana y SENASA para habilitar el tránsito de vehículos. El monto de la inversión ascendió a 42 millones de pesos.

Antes, Macri participó del bautismo de aire del vuelo directo Madrid-Puerto Iguazú, en un acto que se realizó en el aeropuerto internacional que está en pleno proceso de ampliación y remodelación. Estuvieron presentes el gobernador Hugo Passalacqua, el ministro de Transporte Guillermo Dietrich, el secretario de Turismo Gustavo Santos , el embajador argentino Ramón Puerta, el CEO de Aeropuertos Argentina 2000, Matías Patanian, y la CEO de Air Europa, María José Hidalgo, hija del fundador de la empresa, el mítico Pepe Hidalgo. Los ministros Rogelio Frigerio y Jorge Faurie también participaron del evento.

Cuando Macri y la mayoría de la delegación se trasladaron a Corrientes, quedó en Puerto Iguazú el equipo de Turismo, que dio una conferencia de prensa sobre la nueva conexión que beneficiará no solo a la Argentina. "Un vuelo, tres destinos", dijo la representante de turismo de Paraguay, hablando obviamente de Foz de Iguazú y Ciudad del Este, que también se verán fortalecidas en su oferta turística.

Santos, por su lado, resaltó que la política de turismo no tiene que estar ligada al tipo de cambio, sino que debe hacer centro en las conexiones. "Conectividad o muerte", sintetizó.