El presidente de la Nación, Mauricio Macri, aseguró que el país no va a entrar en default pese a la importante deuda que afronta desde el segundo tramo de su gestión.  Lo aseguró durante una entrevista, que será emitida en forma completa el próximo domingo,  con el periodista Marcelo Longobardi en el canal CNN.

"Argentina no va a defaultear. Tiene una deuda baja con respecto a su PBI. Hay países que están muchísimo más endeudados que nosotros y no tienen riesgo de default", explicó.

El jefe de Estado consideró que "la discusión de la Argentina es si vamos a seguir por este camino" y "si nos vamos a comprometer a respetar la ley". "Si nos comprometemos con eso y reafirmamos eso en esta elección, la Argentina no tiene problemas de financiamiento. Va a tener financiamiento", indicó.

Macri sostuvo que "lo que Argentina necesita es tener un presupuesto cada vez mas sano y con menos impuestos" y recalcó que la importancia de la quita de impuesto tiene que ver con "que le saquen la pata de encima a la gente que quiere crecer".

Además, señaló que una de las claves es que  "la política administre como administra cada argentino en su casa, cuidando el dinero y no despilfarrándolo". Y agregó que se necesitaría "un sistema de ingreso al mercado laboral inteligente".

Por otra parte, contó que "sin el apoyo de Estados Unidos primero, que es el principal accionista, y luego de Alemania, Francia, Italia, España y China, hubiese sido imposible recibir la ayuda más grande de la historia que ha dado el Fondo Monetario Internacional".

El Presidente hizo referencia al préstamo que el FMI le hizo al país en medio de la crisis económica y destacó que "nunca el Fondo, en tan poco tiempo, puso tanto dinero". En esa línea, explicó:  "Cuando uno ve la torta del fondo de préstamos, la Argentina tiene hoy la mayor parte de la cartera. Eso ha sido algo inédito producto de un apoyo político".

"¿Por qué los mercados nos castigaron tanto?", fue la pregunta retórica que hizo el mandatario para explicar la salida de divisas en los momentos más críticos de su gestión. Y respondió:  "El mercado es algo distinto. El Fondo es una decisión política. Los principales líderes del mundo decidieron apoyar a la Argentina en esta etapa para salir del populismo. Decidieron apoyarme en este camino de marcar un rumo distinto para la región".

Macri apuntó contra el mercado al sostener que "solamente mira fríamente en una computadora que le conviene, y si hay más riesgo o menos riesgo". Luego, hizo una referencia en términos electorales. "En la medida que las encuestas van marcando que hay mayor posibilidad de continuidad de lo que estamos haciendo, todas las cosas van mejorando. Los precios de las acciones, los bonos argentinos suben", señaló.

"El mundo está esperando a ver si continuamos. Si continuamos se viene una etapa muy buena para la Argentina, si no creemos que ya hemos hecho todo y no tenemos que hacer más nada", precisó.

 

La relación con Donald Trump y la política comercial de Estados Unidos

Consultado por Longobardi sobre sus diferencias políticas y de gestión con respecto al presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, el mandatario argentino dijo que "siempre hay un lugar para conectarse" pese a "tener distintas personalidades".

En esa línea, reconoció que tienen distintas formas de tratar con el periodismo y que esas es una diferencia marcada.  "Podemos tener una diferencia con la prensa en términos de la tolerancia de cada uno", aseguró.

Sin embargo, recalcó que no mantiene diferencias con respecto al libre comercio. Cuando Longobardi le dijo que Trump no estaba demasiado de acuerdo con el libro comercio, Macri contestó: "Estados Unidos es el país más abierto, superado solo por Australia y Chile. Es el país que más comercia con el mundo entero. Tiene un altísimo déficit comercial".

"Lo que Trump plantea es que siente que hay algunos que le hacen trampa al libre comercio con respecto a Estados Unidos. Mucho libre comercio para que Estados Unidos les compre y Estados Unidos no les pueda vender. Ese es más el lugar desde donde él lo plantea", sintetizó.

 

La intención del Gobierno de declarar a Hezbollah como una organización terrorista 

"Estamos avanzando para declarar al grupo armado Hezbollah como na organización terrorista", preció el mandatario durante la entrevista.

El Gobierno lo hará a través de un decreto que creará un registro para ampliar el marco de investigación de agrupaciones que hoy no pueden ser perseguidas por impedimentos legales.

"Reiteramos nuestra posición, que ya es muy clara desde que asumimos el gobierno de Argentina. El rechazo al terrorismo, a cualquier organización, como se quiera disfrazar que ejerza la violencia en estos términos", sostuvo.

Seguí leyendo: