El presidente de la Cámara de Diputados, Manuel Mosca
El presidente de la Cámara de Diputados, Manuel Mosca

La Cámara de Diputados de la provincia de Buenos Aires convirtió en ley esta mañana el proyecto de endeudamiento que propuso la gobernadora María Eugenia Vidal, el Presupuesto 2019 y la Ley Impositiva. Las iniciativas habían sido aprobadas por el Senado pasada la medianoche.

El Presupuesto, que contempla gastos por 929.000 millones de pesos y busca priorizar la obra pública, el fortalecimiento de la inversión social y mejoras en materia de seguridad, obtuvo 45 votos positivos y 41 negativos.

Por otra parte, el endeudamiento por 68.500 millones de pesos se aprobó con 66 voces a favor y 23 en contra. Para lograr la sanción, Cambiemos logró votos de un sector del peronismo y del Frente Renovador de Sergio Massa, que logró negociar en la discusión la creación de una comisión bicameral para analizar el adelantamiento de las elecciones municipales.

La Ley Impositiva, en tanto, contó con 61 apoyos y 23 rechazos y contempla un aumento de 38% para el impuesto inmobiliario, sea urbano o rural, que aumenta por segunda vez consecutiva en la Provincia, y descartaron subas en el resto de los impuestos, como el de Sellos.

Daniel Salvador, el vicegobernador bonaerense, al frente de la sesión en el Senado
Daniel Salvador, el vicegobernador bonaerense, al frente de la sesión en el Senado

También crea dos nuevos impuestos al juego, uno para el juego online que hoy no tributa, y otro será el impuesto al premio que se tomará de las máquinas tragamonedas y será de un 2 por ciento.

En Diputados, el massismo no acompañó el Presupuesto de Vidal, pero sí acompañío el pedido de endeudamiento y la Ley Impositiva. Los legisladores entendieron que pese a estar en contra del diseño de la "ley de leyes" de la provincia de Buenos Aires, debían darle las herramientas a la gobernadora para que pudiera pagar los sueldos en el territorio que conduce.

Así, la ley de presupuesto 2019 proyecta un total de gastos de $929 mil millones, mientras que los ingresos totales ascienden a $889 mil millones. El documento prevé continuar con superávit corriente, que será del 0,2% del Producto Bruto Geográfico (PBG) de la Provincia, mientras que el déficit sería este año de $40 mil millones, bajando al 0,6% del producto.

Sobre la aprobación de la iniciativa, el ministro de Economía de la provincia, Hernán Lacunza, señaló: "Asumimos con una provincia con los niveles de inversión en obra pública más bajos del país, teníamos impuestos récord y aún así había déficit. Tres años después vamos a terminar con este presupuesto que tiene la mitad del déficit, el doble de obra pública e impuestos más bajos. Con presión impositiva más baja, sobre todo en impuestos distorsivos".

Durante las votaciones, tanto en Diputados como en el Senado, Unidad Ciudadana rechazó' todas las iniciativas, tanto el Presupuesto, como la ley impositiva y el endeudamiento. En este sentido, el diputado provincial Walter Abarca se manifestó crítico en las redes sociales: "Cuando asumió Vidal la deuda por cada bonaerense era un poco más de $5000, hoy supera los $30000".

"Vidal nos va a dejar una provincia en terapia intensiva y vamos a tener que rediscutir esta deuda y vamos a discutir la ilegitimidad de la deuda de la provincia de Buenos Aires", amplió.

Seguí leyendo