Cristina Kirchner en el Senado (GABRIEL CANO / COMUNICACIÓN SENADO)
Cristina Kirchner en el Senado (GABRIEL CANO / COMUNICACIÓN SENADO)

Con pocas chances de lograr el objetivo, Cambiemos intentará sesionar a las 16 en el Senado para tratar el desafuero de Cristina Kirchner que pidió el juez Claudio Bonadio en la causa que la investiga por el supuesto encubrimiento del atentado a la AMIA.

En el oficialismo saben que es difícil conseguir el número para discutir el tema, pero aún así mostraron intenciones de hacerlo antes de que venza el plazo de la solicitud de Bonadio. "La esperanza es lo último que se pierde", dijo al respecto el macrista Esteban Bullrich.

Tras la convocatoria, que se produjo la semana pasada a menos de 24 horas de la votación del Presupuesto 2019, el jefe del bloque del Peronismo Federal, Miguel Ángel Pichetto, se volvió a mostrar en contra de quitarle los privilegios parlamentarios a CFK.

"Es absurdo que se mantengan un pedido de desafuero sobre la ex presidenta", dijo el rionegrino. Y apuntó: "Vienen con esta pavada para continuar el tema y tener un titulito en el diario".

La postura del legislador no es una novedad: en varias oportunidades ya manifestó que no apoyará el desafuero de la ex mandataria hasta tanto "no exista una sentencia firme".

Aún con este panorama adverso -el oficialismo tiene 25 senadores y se necesitan 37 para abrir el debate-, el Gobierno insistirá contra la senadora. La idea es instalar que CFK debería estar a disposición de la Justicia y endilgarle al PJ la defensa de la ex mandataria.

Claudio Bonadio (Maximiliano Luna)
Claudio Bonadio (Maximiliano Luna)

El juez Bonadio emitió el pedido de desafuero el año pasado en el marco de la causa en la que acusa a la ex jefa del Estado por el encubrimiento del atentado a la AMIA como consecuencia de haber firmado durante su gobierno un Memorándum de Entendimiento con Irán para "facilitar" la declaración de los funcionarios iraníes involucrados en el ataque.

Bonadio tiene redactado otro pedido para que se despoje a CFK de los fueros parlamentarios que le permiten no ser detenida, en la llamada causa de los cuadernos por la que fue imputada por el manejo irregular de fondos públicos. No obstante, el juez supeditó este último requerimiento a que la Cámara confirme su resolución en contra de la ex mandataria.

El magistrado procesó a la ex Presidenta y se solicitó al Senado su desafuero para cumplir con la prisión preventiva por considerar que ella tomó la decisión deliberada de encubrir y dotar de impunidad a los acusados iraníes por el atentado con el fin de restablecer plenas relaciones comerciales a nivel estatal y promover un acercamiento geopolítico con Irán.

A mediados de agosto último, la ausencia de la mitad de los 72 senadores que integran la Cámara alta impidió avanzar con un pedido de allanamiento al domicilio de la senadora, formulada también por Bonadio en la causa que investiga el supuesto cobro de coimas en la obra pública durante el kirchnerismo.