Greissy Ortega se lamenta por no haber hecho caso a Milena Zárate: “De terca me vine para acá”

La modelo confesó las dificultades que enfrenta junto a sus tres hijos en un albergue en Los Ángeles, Estados Unidos, y lamentó haber dejado Perú para seguir a Ítalo Villaseca, pese a que su familia se opuso.

Guardar

Nuevo

Greissy Ortega se lamenta por no haber hecho caso a Milena Zárate: “De terca me vine para acá”. (Captura; Magaly TV La Firme)

En la última edición de ‘Magaly TV La Firme’ el 21 de mayo, la conductora Magaly Medina entrevistó a Greissy Ortega al borde de las lágrimas, quien le pidió una vez más ayuda para regresar a Perú debido a su insostenible situación en un refugio de Los Ángeles en los Estados Unidos. Luego de su separación con el bailarín Ítalo Villaseca.

Ante ello, Medina, aunque conmovida, se mostró incrédula debido a las anteriores ocasiones en las que la exchica reality solicitó ayuda y luego decidió quedarse con el padre de sus tres hijos. “Bueno, ¿qué es diferente esta vez, Greissy? Porque ya otras veces has solicitado ayuda, se te dio, luego decidiste quedarte con Ítalo, luego te mudaste a Los Ángeles, dijiste que venías otra vez, luego ya otra vez no. ¿Qué cosa nos puede hacer pensar a nosotros que esta vez realmente tu situación es desesperante?”, cuestionó la periodista.

La hermana de Milena Zárate explicó que su pedido de ayuda no era por ella, sino por el bienestar de sus hijos, quienes también están a punto de ser desalojados del refugio. “La única que está en el refugio soy yo, porque me dieron prioridad como madre soltera de tres niños. No tengo familia, estoy desesperada porque si nos sacan de aquí nos iríamos a la calle y no quiero dejar a mis hijos a la deriva. De verdad, de corazón me arrepiento de haber venido a este país, pero también me hizo abrir los ojos sobre la persona que a la final me maltrataba”, sostuvo Ortega.

Greissy Ortega se lamenta por no haber hecho caso a Milena Zárate: “De terca me vine para acá”. (Captura: Magaly TV La Firme)
Greissy Ortega se lamenta por no haber hecho caso a Milena Zárate: “De terca me vine para acá”. (Captura: Magaly TV La Firme)

Incluso, la modelo colombiana recordó cómo se había acostumbrado al maltrato físico y emocional de Villaseca, y cómo, a pesar de haberlo perdonado varias veces, su situación nunca mejoró. “Magaly, yo como yo le dije a Priscila esta mañana, yo me acostumbré mucho al golpe, yo me acostumbré a los maltratos, inclusive cuando él me pega el año pasado que les llamé a ustedes, él me pidió disculpas y yo lo volví a perdonar porque yo no podía, o sea, yo tenía un apego emocional con él, horrible, inclusive ahorita se para diciéndole a todo el mundo que yo estoy despechada, que yo no lo supero”, acotó.

Explicó que quiere regresar a Perú porque no tiene a nadie en Colombia que pueda ayudarla. “Quiero ir a Perú porque en Colombia yo no tengo a nadie, solamente a mi mamá y mi mamá es una persona mayor y la verdad no quiero llenarla más de problemas. Quiero trabajar para mis hijos y para mí, Magaly, recibir terapias que yo siempre he necesitado y obviamente también darle la educación que mi hijo, el mayor necesita que es por el autismo que él tiene”, afirmó la modelo entre lágrimas.

La modelo también recordó los consejos de su hermana Milena Zárate y otros familiares que le advirtieron no viajar a Estados Unidos. Sin embargo, decidió vender todo en Perú para buscar a Ítalo Villaseca, quien finalmente no se interesó por sus hijos, y siendo víctima de maltrato físico y psicológico. “Me duele porque Milena, mi mamá, todo el mundo me lo decía: ‘Magaly, no te vayas’. Pero yo quería mantener mi matrimonio y él lloraba por sus hijos. Aun así, al final no le importó nada. Lleva cuatro meses sin preguntar por mis hijos”, concluyó Greissy Ortega.

Greissy Ortega se lamenta por no haber hecho caso a Milena Zárate: “De terca me vine para acá”. (Captura: Magaly TV La Firme)
Greissy Ortega se lamenta por no haber hecho caso a Milena Zárate: “De terca me vine para acá”. (Captura: Magaly TV La Firme)
Guardar

Nuevo

Más Noticias

MÁS NOTICIAS