‘Coky’ Molina recordó las 7 fracturas que Miguel Araujo le provocó durante un entrenamiento con Alianza Lima: “Mi ojo estaba cerrado y mi maxilar hundido”

Tras su retiro como futbolista, Jorge visitó las oficinas de Infobae Perú y contó la historia detrás de la prominente cicatriz que posee en la cabeza desde 2014. Además, mencionó que los ‘blanquiazules’ pretendieron rescindirle contrato después de su recuperación.

Compartir
Compartir articulo
‘Coky’ Molina recordó las 7 fracturas que Miguel Araujo le provocó durante un entrenamiento con Alianza Lima: “Mi ojo estaba cerrado y mi maxilar hundido” - Crédito: Paula Elizalde/ Infobae Perú/ Getty
‘Coky’ Molina recordó las 7 fracturas que Miguel Araujo le provocó durante un entrenamiento con Alianza Lima: “Mi ojo estaba cerrado y mi maxilar hundido” - Crédito: Paula Elizalde/ Infobae Perú/ Getty

Jorge ‘Coky’ Molina visitó las oficinas de Infobae Perú tras anunciar su retiro como futbolista profesional, tras 24 años de carrera. El ahora exvolante recordó diversas anécdotas de su trayectoria, entre ellas la que protagonizó con el defensa de la selección peruana, Miguel Araujo, y culminó con él en un quirófano.

Molina Cabrera y el actual zaguero de Portland Timbers coincidieron en Alianza Lima durante 2014. En la recta final de la temporada, específicamente en setiembre, tuvo lugar uno de los tantos entrenamientos diarios del primer equipo e inició con un ejercicio recreacional, como es habitual. Sin embargo, ocurrió algo impensado, pues ‘Coky’ sufrió una séptuple fractura en el rostro, producto un golpe sin intención que le propinó su propio compañero. A raíz de ello tiene una prominente cicatriz en la cabeza.

“El tema de la cicatriz ocurrió en un episodio del 2014, en Alianza Lima. Fue en el mes de setiembre, en un entrenamiento normal que comienza habitualmente con un rondo, que es donde todos se ponen en un círculo y uno va adentro. Empezamos a jugar, a mí me tocaba marcar, la pelota va hacia arriba, salto y Miguel Araujo va al mismo tiempo que yo y me golpea la parte derecha de mi rostro. Caigo al piso, totalmente consciente, pero con mucho dolor, pensando que me había roto, algo a lo que ya estoy acostumbrado por mis características de juego. Pensaba que iba a ser una cicatriz más y esperaba que sangrara, pero no pasó. Mi ojo estaba cerrado y mi maxilar hundido”, indicó en diálogo con Infobae Perú.

El ahora exfutbolista profesional posa con el ojo hinchado después del duro choque con Miguel Araujo que le provocó siete fracturas - Crédito: archivo Jorge Molina
El ahora exfutbolista profesional posa con el ojo hinchado después del duro choque con Miguel Araujo que le provocó siete fracturas - Crédito: archivo Jorge Molina

El canterano ‘blanquiazul’ no pudo estabilizarse por su propia cuenta y se tuvo que llamar al cuerpo médico para que reciba asistencia. No obstante, se le tuvo que trasladar de inmediato a una clínica local, donde se le diagnosticó las múltiples lesiones y fue sometido a una operación necesaria para reparar los daños físicos.

“Llaman al doctor, me revisan y me llevan en ambulancia a la clínica. El primer diagnóstico que me dan es siete fracturas en el rostro, en el maxilar superior y en la órbita y piso del ojo. A los tres o cuatro días recién me operan”.

No obstante, la lesión fue tal, que por poco y tuvo que ser ingresado nuevamente a una intervención quirúrgica al no poder mover la mitad de su rostro.

“Al día siguiente de la intervención viene la doctora y me pide hacer un movimiento hacia arriba con la ceja, pero se percatan que en toda la parte derecha de mi rostro no había movimiento. Me dijeron que si en tres días regresaban y no había movimientos, me tenían que volver a operar. Me dieron masajes en la clínica, mi esposa me ayudaba, pasaron los tres días y hallaron rasgos de movimiento, pero yo no sentía nada. Me podían poner una cuchara en la parte derecha de la boca y no sentía si estaba caliente”.

'Coky' Molina tras la operación realizada en 2014 - Crédito: archivo Jorge Molina
'Coky' Molina tras la operación realizada en 2014 - Crédito: archivo Jorge Molina

Alianza Lima no quiso contar con él tras lesión

Debido a las fracturas, Jorge se perdió todo el Torneo Clausura 2014 con el equipo dirigido por el uruguayo Guillermo Sanguinetti. Sin embargo, pese a tener dos años de contrato, hasta finales de 2015. No le dieron la oportunidad de volver a prepararse para competir con el ‘equipo del pueblo’, sino que lo prestaron a Ayacucho FC.

“Eso pasó en setiembre y casi al final de temporada. Yo había firmado contrato por dos años en Alianza y me dicen que no querían contar conmigo para 2015, pero finalmente desistieron de esa decisión apresurada. Finalmente, me fui a préstamo a Ayacucho, donde jugué todos los partidos”, concluyó.