Minsa lanza advertencia sobre aumento de picaduras y de insectos durante el verano

Un especialista señala que para minimizar el riesgo de la aparición de estos animales es recomendable mantener limpios el hogar y los jardines

Compartir
Compartir articulo
Los mosquitos aparecen por las altas temperaturas - Créditos: Agencia Andina.
Los mosquitos aparecen por las altas temperaturas - Créditos: Agencia Andina.

El Ministerio de Salud (Minsa) emitió una advertencia sobre un aumento significativo en el riesgo de picaduras y mordeduras de mosquitos, abejas y arañas, debido a alas altas temperaturas que se han registrado en las últimas semanas en diferentes regiones del país.

Según el médico infectólogo Manuel Espinoza del Instituto Nacional de Salud (INS), muchos de estos insectos no representan una amenaza de enfermedad, pero pueden causar desde molestias leves hasta problemas respiratorios graves en individuos con sensibilidad a sus picaduras.

El especialista explicó que las reacciones a las picaduras de insectos varían significativamente, desde la aparición de ronchas menores hasta dificultades respiratorias causadas por una reacción alérgica intensa. En situaciones más extremas, especialmente con la araña Loxosceles laeta, también conocida popularmente como “araña casera”, el veneno inyectado puede resultar en condiciones médicas serias, que incluyen úlceras en la piel de naturaleza necrótica.

Además, mencionó que en el caso del mosquito Aedes aegypti, conocido por ser vector del dengue y otras enfermedades, ha visto acortado su ciclo biológico debido a las alteraciones climáticas asociadas al calentamiento global, lo que facilita su reproducción y aumenta el riesgo de diseminación de estas infecciones.

Para minimizar el riesgo de picaduras, se recomienda mantener limpios el hogar y los jardines - Créditos: Agencia Andina.
Para minimizar el riesgo de picaduras, se recomienda mantener limpios el hogar y los jardines - Créditos: Agencia Andina.

La exposición a estas picaduras es especialmente alta durante el verano, cuando las personas, en particular a adultos y niños, pasan más tiempo al aire libre. Por ello, se subraya la importancia de adoptar medidas preventivas.

Entre los síntomas del dengue se encuentran la fiebre, el dolor de cabeza, el dolor muscular, el dolor articular y el malestar general. Por eso, se insta a cualquier persona con estos síntomas a buscar atención médica inmediata.

Para minimizar el riesgo de picaduras, se recomienda mantener limpios el hogar y los jardines, eliminar posibles criaderos de mosquitos, usar mosquiteros y, si se sospecha de una mordedura de araña, procurar atención médica de inmediato. También es crucial cubrir y limpiar recipientes de agua para impedir la reproducción del mosquito Aedes aegypti.

Desde el lunes 19 la capital soportará temperaturas extremas

Las recientes temperaturas elevadas que se han experimentado en la ciudad de Lima durante el mes de febrero son apenas un indicio de lo que se prevé será un intenso aumento del calor para los habitantes de esta metrópoli, según ha anticipado el Servicio Nacional de Meteorología e Hidrología del Perú (Senamhi), entidad ligada al Ministerio del Ambiente (Minam).

De acuerdo con el más reciente informe climático de esta entidad, se espera que, a partir de la semana que comienza el lunes 19, tanto Lima Metropolitana como el Callao enfrenten una intensificación del calor, con temperaturas que rebasarán los 35 °C. La entidad ha hecho un llamado a los ciudadanos para que tomen las medidas necesarias ante esta situación.

Los peruanos sufren con la ola de calor - Crédito: Infobae Perú/Paula Elizalde.
Los peruanos sufren con la ola de calor - Crédito: Infobae Perú/Paula Elizalde.

De acuerdo con los análisis, la llegada de vientos del norte marcará la próxima semana, atravesando la costa y movilizando aire cálido y húmedo hacia la región. Esto, junto a una baja presencia de nubes y el aumento de la temperatura superficial del mar, contribuirá a elevar tanto las temperaturas diurnas como las nocturnas, así como la sensación de calor.

Según los especialistas, para protegerse de las altas temperaturas, es crucial mantenerse hidratado, consumiendo agua regularmente a lo largo del día para evitar la deshidratación. Usar ropa ligera, de colores claros y tejidos transpirables puede ayudar a mantener el cuerpo fresco. Se recomienda buscar la sombra y evitar la exposición directa al sol, especialmente durante las horas más calurosas del día (entre las 10 a.m. y las 4 p.m.).

Utilizar protectores solares con un alto factor de protección es indispensable para prevenir quemaduras en la piel. Además, es importante estar en espacios ventilados o climatizados durante los momentos de mayor calor y consumir alimentos ligeros y frescos, ricos en agua, como frutas y verduras.