Año Escolar 2024: ¿los colegios pueden exigir el uso obligatorio del uniforme a mi hijo?

Los colegios públicos han recibido una directiva clara: no pueden hacer obligatorio el uso del uniforme escolar para la prestación de sus servicios educativos. No obstante, la situación cambia en los colegios privados

Compartir
Compartir articulo
Los colegios públicos no pueden condicionar la prestación del servicio al uso del uniforme escolar. Foto: Gob.pe/Composición Infobae
Los colegios públicos no pueden condicionar la prestación del servicio al uso del uniforme escolar. Foto: Gob.pe/Composición Infobae

A poco tiempo de iniciar el año escolar 2024, las preguntas y cuestionamientos en torno a algunos pedidos obligatorios por parte de los centros educativos de nivel inicial, primaria y secundaria surgen nuevamente, como el uso del uniforme escolar.

Sobre ello, el Ministerio de Educación (Minedu) ha recalcado que los colegios públicos han recibido una directiva clara: no pueden hacer obligatorio el uso del uniforme escolar para la prestación de sus servicios educativos.

Esta disposición busca garantizar el acceso a la educación sin condiciones que podrían representar barreras económicas para las familias.

Ministra de Educación Miriam Ponce convocó a una reunión con autoridades para mejorar sistema educativo del país. Foto: Andina/Composición Infobae
Ministra de Educación Miriam Ponce convocó a una reunión con autoridades para mejorar sistema educativo del país. Foto: Andina/Composición Infobae

¿Qué sucede en el caso de los colegios privados?

No obstante, en el ámbito de la educación escolar privada, la imposición del uniforme recae en las políticas internas de cada colegio. Por ello, la institución educativa debe comunicar con anticipación la necesidad de uso del uniforme al momento de la matrícula del alumno.

Aun así, el Minedu recuerda que la elección del lugar de compra de dichos uniformes es completamente libre para los padres o tutores, quienes no están obligados a adquirirlos en establecimientos específicos o exclusivos designados por el centro educativo.

En caso contrario, tanto los colegios públicos y privados que infrinjan las normas establecidas por la cartera de Educación, podrán ser reportados a través de la Unidad de Gestión Educativa Local (UGEL) correspondiente o ante el Instituto Nacional de Defensa de la Competencia y de la Protección de la Propiedad Intelectual (Indecopi).

Este último ha habilitado un canal de denuncias anónimas que facilita el procedimiento mediante el correo electrónico sacreclamo@indecopi.gob.pe.

Además, para consultas o denuncias se pueden utilizar los números de contacto para Lima, el 224-7777, y para regiones a través del 0800-4-4040.

El próximo año se realizará un acompañamiento a los estudiantes con bajo rendimiento. Foto: Andina
El próximo año se realizará un acompañamiento a los estudiantes con bajo rendimiento. Foto: Andina

¿Cuáles son los colegios que aceptan el uso de ropa de calle?

Mientras algunos colegios mantienen la tradición de los uniformes por motivos de disciplina y homogeneidad, otros han empezado a reconocer los posibles efectos positivos de una vestimenta menos restrictiva que, por ejemplo, contribuye a la reducción en los costos para los padres.

Esto debido a que la adquisición de uniformes escolares podría llegar a significar un gasto significativo durante el ciclo escolar, especialmente cuando es necesario reemplazar dichas prendas debido al desgaste antes de finalizar el año académico.

Entre las instituciones que han adoptado esta medida se encuentran Trilce y Pamer, así como diversas Instituciones No Escolarizadas.

Según el calendario educativo, el inicio de las clases está programado para el próximo lunes 11 de marzo. Pero, es cierto que esta fecha puede variar en las instituciones educativas públicas. Además, las clases se desarrollarán una vez concluido el proceso de matrícula 2024, el cual concluye el viernes 2 de febrero de este año.

Por ello, el Minedu recuerda a los padres y tutores la importancia de completar los trámites necesarios a tiempo para garantizar la plaza de sus menores en el sistema educativo y los exhorta a seguir atentos a las comunicaciones oficiales, ya que podrían surgir actualizaciones o cambios acerca de las fechas y procedimientos a seguir.

En tanto, las escuelas se preparan para recibir al alumnado, ultimando detalles organizativos y curriculares previos al arranque de las clases.