Nicanor Boluarte es vinculado con presidente de Caja de Canillitas que recibe millones del Estado

El hermano de la presidenta recibió en su vivienda al dirigente José Perales, presidente de la Caja de Protección y Asistencia Social de los Canillitas, una entidad que recibe millones no fiscalizados del Estado

Compartir
Compartir articulo
Nicanor Boluarte
Nicanor Boluarte

El hermano de la presidenta Dina Boluarte ha recibido en su vivienda al dirigente José Perales, presidente de la Caja de Protección y Asistencia Social (CPAS) de los Canillitas, una entidad que recibe tres millones de soles de las arcas estatales y cuyo uso nadie fiscaliza, según un reportaje difundido este domingo en Cuarto Poder.

El titular de la gestión anterior, Eladio Robles, dijo al dominical que la amistad entre Perales y el hermano de la mandataria se originó en 2016, cuando Nicanor Boluarte se desempeñaba como viceministro de trabajo en el gobierno del exgobernante Ollanta Humala (2011-2016).

Entonces, Robles fue elegido por el gremio de canillitas para ser su representante en la caja que administra el dinero del subsidio estatal. El propio Nicanor le dio respaldo político para que lograra ese cargo, aunque tiempo después, según el reportaje, le pidió colocar a Carlos Aquiño, su hombre de confianza, como gerente general de la Caja.

El pedido fue cursado mediante Perales, quien asumió la jefatura del CPAS en julio del 2022. El dominical refirió que el año pasado, por servicios brindados al Ministerio de Defensa, Aquiño ha recibido 36 mil soles y este 2023, con Boluarte en el poder, ha sumado 49 mil 500 soles, al menos hasta octubre pasado.

infobae

“Cuando ya salió el gobierno de Ollanta, [...] me dice: ‘Robles, nuestro amigo Nicanor está pateando latas, no tiene chamba’ [...] Ya en determinado momento me enteré de que el señor Aquino le había creado una consultoría sin autorización mía ni del directorio”, expuso Robles en una entrevista con el programa.

Otro allegado del hermano presidencial que trabajó como asesor de la gerencia general de la caja de canillitas fue Enrique Vílchez, actual secretario de la Presidencia. Incluso, el testigo mencionó que el exprófugo Martín Belaúnde Lossio, exasesor de Humala, puso al servicio de la campaña presidencial de Dina Boluarte el Diario Uno, fundado mediante la administración de Perales.

El régimen de Alberto Fujimori derogó una ley que establecía que los canillitas debían percibir el 1% de la venta de los diarios y, en su lugar, el Estado otorgó una subvención de un millón 88 mil soles. Sin embargo, ese dinero no ha sido fiscalizado por los ministerios de Economía y Trabajo, ni por la Beneficencia de Lima.

En un pronunciamiento enviado al dominical, la Contraloría General de la República señaló que, en efecto, habría “inconsistencias que generan el riesgo de que los recursos transferidos no han sido utilizados para el fin que fueron asignados”.

Reunión entre Nicanor Boluarte y Germán Nina Coello. Perú 21.
Reunión entre Nicanor Boluarte y Germán Nina Coello. Perú 21.

El caso se ha dado a conocer un mes después de que la Fiscalía iniciara una investigación preliminar contra el hermano presidencial por la presunta comisión de delitos de corrupción, tras un reportaje del mismo dominical que reveló encuentros en la sombra con beneficiarios de contratos estatales y al menos una autoridad edil, también favorecida.

El caso trajo a colación el destape de la vivienda de Sarratea (Breña), donde el exmandatario Pedro Castillo, de quien Boluarte fue vicepresidenta, mantuvo citas con empresarios y allegados tras su elección para decidir, presuntamente, las adjudicaciones de obras y designaciones de funcionarios.

El último 18 de octubre, cuando cumplió 64 años, Nicanor fue visitado por Nixon Hoyos, alcalde del distrito cajamarquino de Nanchoc. Nueve días después, la comuna de esta jurisdicción recibió cerca de 20 millones de soles provenientes de las arcas estatales, mediante cinco proyectos de inversión.

Al encuentro de cumpleaños también acudieron Victor Hugo Torres, Edwin Ugarte, así como los hermanos Antonio y Jorge Chingay. Todos registran contratos con el Estado. El propio burgomaestre de Nanchoc, quien llevó un regalo para el hermano de la presidenta, admitió que uno de los Chingay fue quien se lo presentó.