Padre que ideó secuestro de su bebé de un mes en Ate cumplirá nueve meses de prisión preventiva

El Poder Judicial informó de la decisión mediante sus redes sociales, luego que un juzgado evaluara el pedido del Ministerio Público contra Marco Antonio Sánchez Suárez por el delito de extorsión

Compartir
Compartir articulo
Según investigaciones preliminares, Marco Antonio Sánchez Suárez planeó su secuestro y el de su hijo recién nacido para pedir una recompensa y pagar la deuda de su amante. (Mininter)
Según investigaciones preliminares, Marco Antonio Sánchez Suárez planeó su secuestro y el de su hijo recién nacido para pedir una recompensa y pagar la deuda de su amante. (Mininter)

Planear y fingir el secuestro de su bebé de un mes de nacido, en el distrito de Ate, le costará a Marco Antonio Sánchez Suárez estar privado de su libertad por varios meses, mientras se concluyen las investigaciones preliminares en su contra por el presunto delito de extorsión. De acuerdo a las sospechas fiscales, el desalmado padre se hizo pasar por secuestrador y exigió a su pareja y madre de su pequeño la importante suma de 40 mil soles para entregarlo sano y salvo.

La tarde del jueves 30 de noviembre, el Poder Judicial informó que la Corte de Justicia de Lima Este ordenó nueve meses de prisión preventiva contra Sánchez Suárez por el presunto delito de extorsión agravada, en grado de tentativa. La sala ha denominado el caso ‘Falso secuestro de un bebé’.

Tras conocerse la lectura del fallo, el progenitor, quien también fingió su secuestro, deberá ser trasladado a un centro penitenciario, muy posiblemente en Lima, para que cumpla la medida judicial. El Instituto Nacional Penitenciario del Perú (INPE) debe asignarle en las próximas horas la cárcel en la que será recluido.

Un padre es acusado de planear el secuestro de su hijo de apenas un mes de edad en el distrito de Ate.
Un padre es acusado de planear el secuestro de su hijo de apenas un mes de edad en el distrito de Ate.

El caso comenzó cuando una madre joven reportó a las autoridades la desaparición de su pareja y su recién nacido, el pasado 23 de noviembre. La mujer relató que recibió mensajes vía WhatsApp de supuestos secuestradores, demandando el pago de 40 mil soles por la liberación de su familia. Estos le advirtían que dar aviso a las autoridades podía comprometer la vida de su esposo o bebé, pero la desesperación la llevó a denunciar.

Las primeras pistas surgieron al revisar las grabaciones de las cámaras de videovigilancia de la zona de Huaycán, que mostraban a Sánchez acompañado, sin señales de coacción, subiéndose tranquilamente a una mototaxi con una mujer desconocida que cargaba al bebé en brazos. Esto alertó a los agentes de la Policía Nacional del Perú (PNP).

Entonces, surgió la hipótesis de que se trataba de una farsa, aparentemente bien elaborada entre Sánchez Suarez, su amante y otras personas más que estaban interesadas en sacar una tajada de los 40 mil soles. El grueso del dinero iba a servir, según las sospechas policiales, para pagar una deuda que tenía pendiente él y la mujer en discordia.

Una mujer recibe a un recién nacido y lo carga hasta una mototaxi. Ingresa a la unidad junto al padre del bebé y se marchan rumbo a la carretera central. Sucedió en Ate, Lima, Perú | Foto captura: PNP.
Una mujer recibe a un recién nacido y lo carga hasta una mototaxi. Ingresa a la unidad junto al padre del bebé y se marchan rumbo a la carretera central. Sucedió en Ate, Lima, Perú | Foto captura: PNP.

A pesar del mensaje amenazante sobre la no intervención policial, las fuerzas de seguridad iniciaron una exhaustiva búsqueda. Tras interrogar al conductor de la mototaxi en cuestión, este señaló que Sánchez Suarez y la mujer que lo acompañaba lucían como una pareja ‘normal’. No parecía que estuviese siendo coaccionado u obligado, detalló.

Caso dio un giro sorpresivo

En un giro sorpresivo, Sánchez acudió a una comisaría de Huánuco, a donde se trasladó tras su supuesto secuestro y el de su hijo, para asegurar que había escapado de sus captores. No obstante, su relato estuvo plagado de contradicciones y, presionado por sus custodios, acabó admitiendo la simulación del secuestro.

El bebé fue, finalmente, hallado por la PNP en una posta de salud y devuelto a su madre, quien posteriormente agradeció a la policía y repudió públicamente la acción de Sánchez en una conferencia de prensa el 26 de noviembre.

Padre y su bebé son secuestrados en Huaycán y exigen 40 mil soles a la madre para no asesinar al menor (ATV)
“Agradezco a la Dirincri por haber rescatado a mi bebé de un mesesito y solo pido justicia, que se capture a todos los que han estado involucrados en el secuestro. Quiero justicia, al papá que esté preso. Gracias a todos por el apoyo”, expresó la mujer.

Los cómplices involucrados en el engaño se encuentran en proceso de identificación para su correspondiente procesamiento legal. Mientras tanto, el pequeño se mantiene en custodia de la madre y Sánchez Suarez enfrenta ahora cargos por sus actos, en una situación que ha conmocionado a la comunidad limeña en general.