El rol de la mujer a través de la historia: la sacrificada labor de las heroínas que lucharon por la independencia del Perú

Las mujeres tuvieron un rol determinante durante este periodo histórico, realizando actividades de espionaje, entregando mensajes o actuando como estrategas. En más de una oportunidad arriesgaron sus vidas

Compartir
Compartir articulo
De izquierda a derecha: Representación de Micaela Bastidas, María Parado de Bellido y una rabona de la época independentista. (peru.info / Biografías y Vidas / Historias del Bicentenario)
De izquierda a derecha: Representación de Micaela Bastidas, María Parado de Bellido y una rabona de la época independentista. (peru.info / Biografías y Vidas / Historias del Bicentenario)

Cada 25 de noviembre se celebra el Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer, fecha que resulta propicia para recordar la importancia de las mujeres en la sociedad. Ubicándonos en Perú, resulta pertinente rememorar el rol que tuvieron las mujeres en las primeras décadas del siglo XIX. En tal sentido, vale decir que nuestras compatriotas han tenido participación activa en diferentes momentos de la historia del Perú, y resaltaron aún más en espacios críticos, como el periodo de la independencia del país, donde su accionar fue, por decir lo menos, destacable y digno de admirar.

Mujeres en la independencia

Para entender mejor esta época, es necesario hablar acerca de la suerte de ‘primavera libertadora’ que vivían algunos países de la región en el año 1800. Los ideales de recuperar la tierra que había sido invadida y arrebatada resonaban con fuerza y es en esa lucha que muchas mujeres resaltarían debido a sus esfuerzos por apoyar en las pequeñas revoluciones y guerras civiles que ocurrían a lo largo y ancho del territorio, pero también en las causas patriotas más conocidas y relevantes.

Lo cierto es que el rol de las mujeres en la independencia del Perú fue activo, pero por mucho tiempo poco conocido. Su compromiso con la causa traspasó toda clase social, es decir que participaron desde nobles damas hasta humildes campesinas que anhelaban la libertad.

Las tareas que realizaban eran también variadas, ya que apoyaban a los soldados en el campo de batalla, proveían alimentos, hacían las veces de enfermeras, pero también eran promotoras de la causa, administradoras, espías, mensajeras, entre otras labores de inteligencia que constituían un riesgo para sus vidas y que en muchos casos las llevaron a morir, quedando como mártires de este periodo histórico.

Micaela Bastidas

Micaela Bastidas organizó a la retaguardia indígena y se encargó de proveer armas, información y enviar víveres a las tropas. (Captura)
Micaela Bastidas organizó a la retaguardia indígena y se encargó de proveer armas, información y enviar víveres a las tropas. (Captura)

En tal sentido, vale resaltar a una de las más recordadas y emblemáticas, como es el caso de Micaela Bastidas, que más que ser la esposa de José Gabriel Condorcanqui, conocido como Tupac Amaru II, fue su brazo derecho. Micaela no sabía escribir o leer y fue desde muy joven esposa del cacique, pero eso no le impidió ser una estratega de cualidades únicas.

Organizó a la retaguardia indígena y se encargaba de proveer armas, información y enviar víveres a las tropas. Todas estas tareas apoyaron la rebelión que sentaría las bases del descontento social a causa del abuso de la corona española contra los indígenas.

Aproximadamente cuarenta años antes de que el Perú gritara libertad un 28 de julio de 1821, Micaela y Túpac eran ejecutados justamente por este levantamiento sin dar información sobre el ejército rebelde.

María Parado de Bellido

María Parado de Bellido es considerada heroína de la independencia del Perú. (Andina)
María Parado de Bellido es considerada heroína de la independencia del Perú. (Andina)

Otra figura destacable y muy mencionada en todo libro de historia es María Parado de Bellido, quien nació en Ayacucho en 1777. Ella y su esposo, Mariano Bellido, tuvieron un matrimonio de siete hijos. Con el paso del tiempo y en pleno fervor patriótico, su esposo y dos de sus hijos, Tomás y Mariano, se enrolaron en el ejército patriota. El compromiso y preocupación de María la llevaron a hacer las veces de espía, enviando cartas desde Huamanga para informar sobre las acciones de las tropas realistas.

Aunque firmaba las cartas con su segundo nombre, Andrea, pronto fue descubierta luego de que se interceptó una de ellas. Fue encarcelada y torturada para que informe sobre la identidad de los patriotas, pero se negó hasta el final, siendo fusilada en 1822.

Heroínas Toledo

Heroínas Toledo, las jóvenes hermanas que organizaron una comunidad para derrotar a las tropas españolas.
Heroínas Toledo, las jóvenes hermanas que organizaron una comunidad para derrotar a las tropas españolas.

También vale la pena mencionar a Cleofé Ramos y sus hijas María e Higinia Toledo, conocidas en la historia como las “Las heroínas Toledo”. Por aquel entonces vivían en Junín, La Concepción, en una posición bastante acomodada, lo que les permitió acceder a un mayor nivel de educación y propagar ideales emancipadoras y principios de libertad.

De este modo se hacía un llamado al pueblo a sumarse a la causa, lo que llevó a la organización de guerrillas y montoneras que tenían un mismo ideal, poniendo nerviosas a las fuerzas realistas quienes optaron por desaparecer todo atisbo rebelde.

Así, las tropas enemigas llegaron por el río Mantaro hasta Junín, pero recibieron fuerte oposición de los pobladores, quienes se defendieron ferozmente. Las Toledo, al saber que los realistas pretendían ingresar a la ciudad por el Puente Balsas, cortaron disimuladamente las amarras, lo que ocasionó que al intentar cruzarlo, parte de la tropa realista cayera al río y los pobladores de Concepción pudieran huir.

Este acto heróico fue reconocido por el general don José de San Martín, quien les dio el grado de Capitán “con el goce de sueldo respectivo” y la “Medalla de Vencedoras”.

Juana de Dios Manrique de Luna

Simón Bolivar le bautizó como la 'Patrona de Lima'.
Simón Bolivar le bautizó como la 'Patrona de Lima'.

La figura de Juana de Dios Manrique de Luna está ligada a la lucha por la independencia debido a que estuvo a favor de la causa patriota al lado de su esposo José Cayetano Luna Zegarra. Se encargó de realizar labores de espionaje, comunicación, servir de enlace entre personas y brindar apoyo económico.

Asimismo, es bien sabido que colaboraba activamente con el héroe José Olaya Balandra, quien llevaba correspondencia de los patriotas. Sus vínculos la ayudaron a tener información acerca de los movimientos de los realistas y brindarla a Antonio José de Sucre. Aunque más adelante intentaron acusarla, nunca se pudo probar que ella tenía esta importante red de espionaje que tanto apoyó en el tramo final del proceso independentista.

Las rabonas

Las rabonas jugaron un papel fundamental en la Guerra del Pacífico. Cargaron a sus hijos en la espalda y fueron pieza clave en la defensa de la patria. (Captura)
Las rabonas jugaron un papel fundamental en la Guerra del Pacífico. Cargaron a sus hijos en la espalda y fueron pieza clave en la defensa de la patria. (Captura)

En este caso no se trata de una mujer en particular; sin embargo, las rabonas fueron de vital importancia, especialmente en la lucha que se libraba en el interior del país, donde estas mujeres, también llamadas coladeras, acompañaban a sus hijos, esposos o hermanos, entre otros familiares, al campo de batalla, siempre caminando y haciendo el viaje con ellos, como se aprecia en algunas acuarelas de Pancho Fierro.

Ellas se encargaban de labores como suplir necesidades de alimentación, albergue, comida o salud a los soldados. Además, también destaca el soporte emocional que sin duda brindaban a las tropas a través del cuidado.