Banquetes de chifa, comida criolla, postres y suplementos alimenticios: Los excesos en la caja chica del Ministerio de Vivienda

El despacho ministerial liderado por Hania Pérez de Cuéllar utilizaría recursos del Estado de manera inadecuada en reiteradas oportunidades.

Compartir
Compartir articulo
Banquetes de chifa, comida criolla, postres y suplementos alimenticios: Los excesos en la caja chica del Ministerio de Vivienda. (Vídeo: Punto Final)

Austeridad es un término que se desconoce en el Ministerio de Vivienda, Construcción y Saneamiento, en donde se estaría dando un mal uso de la caja chica, la cual tiene como objetivo “atender solo gastos urgentes no programados”, según la Presidencia del Consejo de Ministros (PCM).

Gracias a un reportaje de Punto Final, se reveló que el despacho ministerial de Hania Pérez de Cuéllar utiliza estos recursos de manera inadecuada en reiteras oportunidades para comprar comida en chifas, restaurantes criollos, postres y suplementos alimenticios.

Dicho dominical da cuenta de que los altos mando de la cartera de Vivienda suelen consumir gastronomía peruano-china en un reconocido restaurante ubicado en San Isidro. En específico, los funcionarios piden para llevar el ‘banquete mandarín’, originando un gasto a la caja chica de S/1.288,80 en 7 almuerzos entre enero y abril del 2023.

Funcionaria se pronunció sobre empresas que estafaron a miles de familias. | Vivienda
Funcionaria se pronunció sobre empresas que estafaron a miles de familias. | Vivienda

Las justificaciones que suelen adjuntar junto a la boleta del consumo son reuniones de trabajo del despacho ministerial, como la vez que se juntaron para preparar la primera exposición de la ministra Hania ante el Congreso en medio del voto de confianza al gabinete Otárola, el pasado 9 de enero.

Mientras que el 14 de marzo, indicaron que la compra de comida chifa estuvo ligada a la emergencia del denominado ciclón Yaku. En otra ocasión, el 9 de abril, argumentaron que la compra de dos ‘banquetes mandarín’ fue en medio de una reunión de trabajo con funcionarios del Ministerio de Vivienda para solucionar el problema de las lluvias en Piura.

En cuanto a la compra desmedida de suplementos alimenticios con dinero de la caja chica del Ministerio de Vivienda, Punto Final narra que, el 10 de abril, el despacho de Pérez de Cuellar mandó a comprar 10 botellas del suplemento alimenticio Ensure, 5 sabor a vainilla, 5 sabor a café. Esto significó un gasto de S/108 y se especificó que la compra se realizaba para consumo del despacho presidencial.

infobae

Además de estas compras “urgentes”, a lo largo del año, el despacho ministerial de Vivienda utilizó dichos fondos en una barra de comida criolla, así como en varios bocadillos de una cafetería.

“En mi opinión, aquí hay una infracción al uso de recurso público que integran los conceptos de caja chica. No se pueden integrar en ello conceptos de uso personal. Definitivamente no”, dijo para Punto Final la abogada en derecho administrativo, Cecilia Cruz.

“Gastar de manera reiterada, en el periodo de un mes, repetitivamente, en conceptos de alimentos, que sobrepasan los 400 soles, parece que no es un gasto eficiente, que no está de cara a la austeridad que exigen las normas de gasto de presupuesto público”, agregó.

Abogada en derecho administrativo, Cecilia Cruz. (Foto: Captura Latina)
Abogada en derecho administrativo, Cecilia Cruz. (Foto: Captura Latina)

Como se recuerda, en diciembre del 2021, el Ministerio de Vivienda, Construcción y Saneamiento emitió una resolución directoral para delimitar el uso de la caja chica de la institución.

La normativa establece que la financiación de alimentos o refrigerios pagados con dinero de esta área debe estar debidamente justificada y solo cuando sea por motivo de reuniones de trabajo o labores por necesidad de servicio.

“No se está ejecutando lo dispuesto en las normas de una manera eficiente. El recurso público no está para despilfárralo. (Pagarle la comida a todo el despacho ministerial) no es un gasto urgente“, indicó Cruz.

Respuesta del Ministerio de Vivienda

El Ministerio de Vivienda argumentó, ante la consulta del dominical, que los gastos de caja chica generados cumplen las normas internas y que se dieron en el marco de reuniones para atender situaciones de fuerza mayor.

Cabe destacar que, en otros ministerios, los gastos en alimentación están vinculados a compras de insumos en supermercados, en busca de preparar los platos en las cocinas de cada una de las carteras.