Violación de menores es segundo delito con más presos, según exministro de Salud

Luis Solari comentó que hace falta que el Estado peruano implemente políticas de prevención desde la familia.

Compartir
Compartir articulo
El en Perú, las niñas y adolescentes son las principales víctimas de los delitos de violación sexual. Foto: Andina
El en Perú, las niñas y adolescentes son las principales víctimas de los delitos de violación sexual. Foto: Andina

El exministro de Salud durante el gobierno de Alejandro Toledo, Luis Solari, comentó que el delito de violación sexual contra menores es el segundo por el que más criminales permanecen en prisión.

En entrevista con Canal N, el exfuncionario del Poder Ejecutivo opinó que este es el delito que más se comete después del delito de robo agravado.

Por esto, opinó que el Estado peruano debe promover políticas que ayuden a prevenir la comisión de este delito desde las familias.

“Significa que no estamos ante un problema simple, sino ante un problema complejo y que ni el Estado ni la sociedad porque no solamente el Estado va a arreglar eso, 400.000 trabajadores públicos. Tiene que haber una cuestión mucho más amplia, política familiar, en el que tienen que entrar muchísimas fuerzas a trabajar y tener un buen estudio”, detalló.

Desde su punto de vista, este delito se viene cometiendo por la conducta de una gran cantidad de peruanos. Por esto, se deben tomar medidas dirigidas hacia su resolución.

“¿Por qué está pasando eso en el Perú?, ¿por qué el segundo delito de las cárceles es la violación de menores? Hay algo conductual socialmente hablando que tenemos que resolver como país. Ese tema pasaron la página en el Congreso, ni lo miraron”, opinó.

Opositores al aborto se manifiestan a las afueras del Hospital de la Mujer Percy Boland, en Santa Cruz (Bolivia) a raíz del caso de una niña de 11 años que resultó embarazada tras sufrir reiterados abusos sexuales. EFE/Juan Carlos Torrejón
Opositores al aborto se manifiestan a las afueras del Hospital de la Mujer Percy Boland, en Santa Cruz (Bolivia) a raíz del caso de una niña de 11 años que resultó embarazada tras sufrir reiterados abusos sexuales. EFE/Juan Carlos Torrejón

Niegan aborto terapéutico a niña embarazada

La junta de médicos del Hospital Regional de Loreto le negó el aborto terapéutico a ‘Mila’, una niña de 11 años que quedó embarazada producto de un abuso sexual cometido por su padrastro. Ella viene siendo víctima de este delito desde que tenía siete años. Esta situación de violencia, que pone su vida en peligro, hizo que acudiera a que se reconociera su derecho al aborto terapéutico, cuando ya tenía 17 semanas de gestación.

Este caso es similar al ocurrido con ‘Camila’, una niña indígena que solicitó un aborto terapéutico porque quedó embarazada tras ser abusada sexualmente por su padre. Sin embargo, los médicos que recibieron su pedido lo denegaron, lo que causó que sufra un aborto espontáneo. Por esto, el Ministerio Público la denunció penalmente por el delito de autoaborto.

Juez liberó a hombre acusado de violación de menor|ATV

Ahora, el Centro de Promoción y Defensa de los Derechos Sexuales y Reproductivos (Promsex), cuyos abogados representan legalmente a ‘Mila’, aseguraron a Infobae Perú que las pruebas que recabaron para obtener justicia en este caso apuntan a que la niña de 11 años fue abusada por la pareja de su mamá.

La mamá de ‘Mila’ recibió amenazas de muerte de parte de este sujeto, quien además la violentaba. De estas agresiones también fueron víctimas sus hijos de 7 y 3 años. La mujer vive en una condición de extrema pobreza; además es una persona analfabeta.

El Ministerio de la Mujer y Poblaciones Vulnerables (MIMP) no ofreció protección a la madre de familia, sino que optó por separarla de sus cuatro hijos, quienes fueron trasladados a una casa de refugio. El menor de ellos tiene solo cuatro meses y necesita lactancia materna.

“Es importante garantizar el derecho a una correcta administración de justicia para la niña y su madre, a la luz de casos como el de L.C. y Camila, dos niñas que enfrentaron tratos inhumanos, crueles y degradantes debido a sus embarazos productos de una violación sexual, cuyos casos permitieron sentar un precedente jurídico, pero que el Estado en la actualidad viene incumpliendo, ya que sigue sometiendo a muchas niñas como Mila a continuar con un embarazo que pone en serio riesgo sus vidas y daña gravemente su salud”, explicó Isbelia Ruiz, coordinadora de Litigio estratégico en Promsex.