Sada Goray negociaba acuerdo de colaboración eficaz: llegó a Perú para firmar cuaderno judicial y acabó detenida

La empresaria aguardaba en el aeropuerto que un equipo fiscal le llevara un cuaderno judicial que firmaba cada 60 días. Sin embargo, finalmente fue intervenida y llevada a la Prefectura donde permanecerá diez días.

Compartir
Compartir articulo
Sada Goray permanece detenida en el Hotel Costa del Sol, frente al aeropuerto Jorge Chávez. RPP

Previo a que se ordenara su detención preliminar por 10 días, la empresaria inmobiliaria Sada Goray se encontraba negociando con el Equipo Especial de Fiscales contra la Corrupción del Poder a fin de convertirse en colaboradora eficaz. La empresaria es señalada de haber pagado sobornos al Gobierno del expresidente Pedro Castillo, a través del Ministerio de Vivienda, para obtener beneficios a su empresa Marka Group.

Según Epicentro TV, la negociación con el Equipo Especial, a cargo de la fiscal superior Marita Barreto, se hallaba en proceso de corroboración, de modo que voló desde Estados Unidos sin aspavientos.

Goray aterrizó en suelo nacional este viernes porque, además, debía firmar el cuaderno judicial que le permitía ausentarse del país, una medida que debía cumplir cada 60 días.

De acuerdo con el portal de investigación, la empresaria pasó por Migraciones con normalidad, aunque decidió quedarse dentro del Aeropuerto Internacional Jorge Chávez al ver que un medio televisivo la esperaba en la salida.

Héctor Ventura, presidente de la Comisión de Fiscalización del Congreso de la República, indicó que Salatiel Marrufo, Geiner Alvarado y Pedro Castillo conocían las actividades ilegales de la empresaria, Sada Goray.

Posteriormente, se hospedó en el hotel Costa del Sol —ubicado dentro del aeródromo— y tendió comunicación con el equipo que dirige la fiscal Barreto, que le ofreció llevarle el cuaderno para que estampara su rúbrica. Al mediodía llegó un equipo de fiscales y del equipo policial destacado a la investigación.

Llevaban una resolución del juez Raúl Justiniano Romero, del Octavo Juzgado de Investigación Preparatoria, que ordenaba su detención preliminar por diez días por la presunta comisión del delito de organización criminal, a raíz de su supuesta participación en una red de sobornos denunciada en el Gobierno del expresidente Pedro Castillo (2021-2022).

La medida también salpicó al periodista Mauricio Fernandini, sindicado como intermediario en el pago de los sobornos entre Goray y Salatiel Marrufo, exasesor del exministro de Vivienda, Geiner Alvarado.

El comunicador fue detenido en las inmediaciones de la Embajada de Estados Unidos en Lima, y conducido a su vivienda por policías y fiscales para una diligencia de allanamiento. El presidente de la Comisión de Fiscalización del Congreso, Héctor Ventura, estimó que se trata de una diligencia “correcta”.

Sada Goray asegura que fue extorsionada.
Sada Goray asegura que fue extorsionada.

“Esperemos que las evidencias en su contra y el tiempo transcurrido para obtener más elementos brinden resultados. La Comisión de Fiscalización hizo su trabajo y dejó una línea de investigación que, no dudo, prosperará”, tuiteó el legislador fujimorista.

La defensa de Sada Goray

Goray, quien aduce que entregó las coimas millonarias porque estaba extorsionada, fue cercada por una investigación fiscal a fines de octubre del año pasado. Sin embargo, el Ministerio Público precisó solamente sería imputada por cohecho y tráfico de influencias agravado en la modalidad de instigadora.

Por entonces, también, Marrufo declaró que recibió pagos ilícitos a cambio de conseguir resoluciones de la Superintendencia Nacional de Bienes Estatales (SBN) que reconocían a Marka Group —su compañía— como propietaria de un predio del Estado ubicado en Chilca, al sur de Lima, el cual Goray revendería por 47,6 millones de dólares. Para obtenerlo ejecutó la misma estrategia: ubicando a sus allegados en puestos clave.

De esa manera, la SBN contrató como “asesora externa” a Flor Olivera Orellana, su abogada y socia, para que emitiera “opinión técnica” a favor de la empresaria.

Sada Goray fue detenida en el Aeropuerto Jorge Chávez | Canal N

La ministra de Vivienda, Construcción y Saneamiento, Hania Pérez de Cuéllar, está convencida de que los cuatro millones de soles en coimas son solo “la punta del iceberg” de un caso que expondrá a más implicados.

Desde que admitió los pagos ilícitos, Goray voló a Estados Unidos, Chile, Colombia, República Dominicana y Brasil, mientras Marrufo fue excarcelado y el exministro Alvarado cumple una orden de prisión preventiva desde marzo.

En tanto, Castillo seguirá tras las rejas hasta diciembre de 2025, mientras avanzan las investigaciones y decide su eventual llamado a juicio por cargos de rebelión y corrupción. El exmandatario es acusado de dirigir desde la Presidencia una red de corrupción, lavado de activos y concesión de contratos de obras públicas integrada por su entorno familiar y político.

La trama de Goray ha complicado su situación, pese a que él insiste en su inocencia.

Pasaron control de identidad

Tras su paso por medicina legal el viernes, Sada Goray y Mauricio Fernandini fueron trasladados a la sede de la División de Investigación de Delitos de Alta Complejidad (Diviac). Esta mañana fueron sometidos al control de identidad a cargo de la Corte Superior Nacional de Justicia Penal Especializada.

La audiencia inició poco más de las 10 a. m. y se ve a ambos investigados enmarrocados rodeados de personal policial en la sala donde se llevará a cabo la audiencia.

Mauricio Fernandini y Sada Goray (Poder Judicial)
Mauricio Fernandini y Sada Goray (Poder Judicial)