Profesión: youtuber, Influencer, actrizIG: @sofimorandi
Profesión: youtuber, Influencer, actrizIG: @sofimorandi

¿Cuándo te diste cuenta de que querías ser actriz?

Empecé Comedia Musical a los 8 años y me di cuenta de que quería hacer esto toda mi vida. A medida que pasó el tiempo, se fue haciendo cada vez más fuerte esa seguridad, al punto que no me veo haciendo otra cosa.

¿Qué cosas determinaron tu carrera?

Creo que uno es lo que vivió. Me crié en Neuquén, donde siempre recibí mucho apoyo de mi familia. Ellos me dieron mucho amor y libertad para jugar, divertirme y crear.
Esos primeros años de vida fueron fundamentales para lo que soy hoy. Mi trabajo se trata de eso: jugar a ser distintas personas y usar la imaginación. Si uno no tiene ese apoyo de chica o esa libertad para elegir, se va poniendo trabas que no te permiten arriesgarte.

¿Cuál es tu formación?

Estudié diez años en la escuela de comedia musical de Claudia Lavalle. Tenía una formación completa en distintos ritmos de danza, canto, teatro y una integración de las tres disciplinas. Para mí fue muy importante porque vine a Buenos Aires con una base muy grande. Después me fui perfeccionando con profesores particulares y aún sigo. Nunca hay que dejar de formarse. Es más, este año comencé danzas (entrenamiento y coreografía) con la genia de Nani Pochu para estar superpreparada para el Bailando por un sueño.

De Internet a las pistas del Bailando.
De Internet a las pistas del Bailando.

¿Quiénes son tu apoyo?

Mis amigos que estudian arte o cosas muy parecidas a las mías. Yo vi todo el proceso de ellos, porque estudiamos toda la vida juntos. Me súper inspiran porque siempre están estudiando para ser mejores artistas de lo que ya son y eso para mí es valorable. Me demuestran que el amor al arte es más fuerte que todas las complicaciones.

¿Cómo hacés para no frustrarte cuando no quedás en un casting?

Yo pienso que lo que sucede conviene. Siempre hay que dar lo mejor de uno en los castings. Sirven para aprender. Por eso, aconsejo que vayan a todos sin importar el resultado. Un día vas a encontrarte con el personaje de tu vida y si no hubieras hecho todos los anteriores, quizás no quedabas. El casting te da mucha experiencia y vas a conocer gente que está en la misma.

¿Cómo influyeron las redes sociales en tu profesión?

La gente me conoció a través de las redes sociales. Yo sé que soy mucho más que eso porque me formé y estudié mucho para llegar acá. Pero las redes, en especial Instagram, me ayudaron muchísimo. En mi caso, si tengo seguidores, fue porque un día decidí que quería mostrarme y los primeros meses no hubo día donde no subía videos. Veía qué les gustaba y qué no. Fue como un trabajo. Hoy tus perfiles son una pantalla casi como un currículum. Hay muchos productores que están viendo redes sociales y, por eso, tenés que tener tu perfil actualizado.

Su compañero de baile es Julian Serrano… ¡Son una pareja explosiva!
Su compañero de baile es Julian Serrano… ¡Son una pareja explosiva!

¿Cómo creás los personajes que hacés en tus videos?

Trabajo mucho por identificación. Observo situaciones de la vida cotidiana que nos pasan a todos. Entro a Twitter para ver cuáles son las tendencias, de qué está hablando el país o en una charla con amigas cuáles son los temas que más se tocan. Eso genera que alguien se sienta identificado y etiquete a cinco o seis amigos, por ejemplo.

¿Te metés en el proceso de edición de tus videos?

Sí, aprendí a usar programas de edición. Si bien hay que tener mucha paciencia, es una etapa del proceso creativo en la que me encanta involucrarme. Ahí ves cómo la idea que tenías en la cabeza se hace realidad.  Empecé con el Imovie que viene en el celular y es bastante sencillo para arrancar. Después, comencé a editar en la compu con el Final Cut. Ahora, estoy aprendiendo a usar el Premiere que es más profesional y el que usan los directores de cine.

¿Qué le aconsejarías a alguien que quiere arrancar en el medio?

Si saben qué es lo que quieren, por más que les dé miedo, les diría que empiecen ya. No pierdan el tiempo y, cuando arranquen, láncense al 100 %, que nada las distraiga y no escuchen los comentarios negativos. Siempre va a haber gente que tire para abajo, pero son solo distracción. También es muy importante rodearse de personas que estén en la misma sintonía que vos, gente positiva que te entienda.

[Texto NOELIA GÓMEZ / Fotos Archivo Editorial Atlántida.]