El 8 de diciembre armamos el árbol de Navidad y si estás un poco cansada del tuyo te mostramos distintas propuestas de decoradoras y diseñadoras que te harán soñar. Para inspirarte y sacar ideas.

ÁRBOL ECOLÓGICO. Realizado por diseñadora de interiores y creadora de la marca de diseño sustentable Cosecha Vintage (Uriarte 1327, Palermo Viejo), Alejandra Inés Gougy, con residuos industriales y urbanos. "A través de este árbol de Navidad busco transmitir conciencia ecológica y social: todo lo que se tira a la basura se puede reciclar, es decir, transformar para darle una nueva vida útil al material. La basura no existe, es el comienzo de algo nuevo", explica Alejandra. Más info en cosechavintage.com.ar

Realizado con con residuos industriales y urbanos.
Realizado con con residuos industriales y urbanos.

CON EMOJIS COMESTIBLES. Luisa Álzaga y su socia Teodelina Escalante -dueñas del estudio de decoración de interiores y ambientación de eventos Thelma y Louise- crearon este original y riquísimo árbol hecho de galletitas. "La idea fue hacer un árbol de Navidad comestible: que una vez terminada la fiesta, el 25 de diciembre, en lugar de desarmar y guardar los adornos en un cajón, éstos se puedan comer –todos los elementos que cuelgan del árbol son deliciosos–. Elegí que las cookies tuviesen forma de emojis porque me pareció que hoy forman parte de un nuevo lenguaje visual que utilizamos para comunicarnos diariamente. Estas caritas nos ayudan a expresar emociones y sentimientos, más en tiempos navideños. Son formas de comunicar que todos entienden", comparte Luisa y aclara que las cookies  fueron hechas por Natalia López de Farinetas (www.farinetas.com). Más información de Thelma y Louise: tyldecor@gmail.com

Árbol con emojis.
Árbol con emojis.

MADERA Y TULEl reconocido diseñador José Luis Zacarías Otiñano creó un árbol completamente diferente para estas fiestas. "La premisa de la que partí para hacer este árbol de Navidad fue que el espíritu del mismo transmitiera alegría, optimismo y cierta inocencia", destaca el diseñador, quien enseguida agregó más sobre la esencia de la puesta: "Busqué crear una instalación que apostara por los valores de la naturaleza, el respeto entre las personas, la paz y la unidad para en todo el mundo. Las ramas –de madera de pino– se entrelazan y dan lugar a mil puntas, de las cuales cuelgan coloridas estrellas de tul realizadas en colores flúo", describe el diseñador.

Con madera y tul.
Con madera y tul.

LUCES ENCASTRADAS. Para pensar su propio árbol navideño no tradicional, Flor Meller y Luisa Norbis del estudio de decoración y ambientación Proyecto Elefante (www.proyecto-elefante.com.ar) partieron de una premisa: el poder que tiene una idea cuando se materializa para transformar el entorno. "Quisimos repensar el árbol navideño como un elemento que inspire alegría mediante pequeños gestos y que esos gestos nos recordaran nuestra infancia", explican Meller y Norbis, que para lograrlo, diseñaron una instalación con volumen propio a partir de triángulos de plástico blanco encastrados que forman un cono invertido. "Es como si fuera un árbol de navidad puesto justamente al revés, transgrediendo la clásica postura de los pinos. El juego de luces y sombras suele ser protagonista en nuestras instalaciones, por lo que iluminamos por dentro la figura principal y ésta creó sombras a través de los triángulos calados".

Con triángulo de plástico encastrados.
Con triángulo de plástico encastrados.

Fotos: ARCHIVO ATLÁNTIDA

LEA MÁS: