Empresas familiares: cómo gestionar la convivencia entre generaciones

Hay que desmitificar el proceso de sucesión, que implica el retiro de algunos para dar lugar al ingreso de otros, por uno que habilite la convivencia de ambas generaciones, resignificando la confrontación en complementación

¿Cómo preparar a la generación entrante para suceder a la saliente?
¿Cómo preparar a la generación entrante para suceder a la saliente?

Cuando pensamos en una empresa familiar inmediatamente aparece la pregunta: ¿cómo preparar a la generación entrante para suceder a la saliente? Pero al mismo tiempo, ¿qué pasa si pensamos en una administración conjunta entre ambas generaciones que afronte los desafíos de la comunicación propios de las diferencias etarias entre “viejos” y “nuevos” miembros de la sociedad?

Lo primero que debemos hacer es repensar la conducción para pasar a una dirección multigeneracional abierta a la idea de construir algo juntos, más potente, más sostenible, y definir las condiciones propicias para que eso sea posible. Es decir, hay que desmitificar el proceso de sucesión, que implica el retiro de una generación para dar lugar al ingreso de la siguiente, por uno que habilite la convivencia de ambas generaciones, resignificando la confrontación en complementación.

La idea de una empresa multigeneracional es sumamente provechosa. Mientras las generaciones fundadoras o antecesoras aportan experiencia, recorrido, temple y sabiduría, las nuevas le dan frescura, energía, ideas y un acercamiento a las nuevas tecnologías y las tendencias.

Es clave comprender que ni una ni otra posición es necesariamente la correcta. La potencia radica en combinar, por ejemplo, experiencia y frescura. En general después de varios tropezones, vemos una piedra y la esquivamos. Esto, muchas veces, implica desaprovechar oportunidades, sin siquiera evaluarlas, porque estamos condicionados por la experiencia pasada. La frescura de la nueva generación desafía esos condicionamientos y abre nuevas oportunidades.

Otra posible combinación es la de temple y energía. Las nuevas generaciones desbordan de energía, su iniciativa muchas veces los lleva a tomar decisiones apresuradas y asumir riesgos innecesarios. El temple de los mayores, siempre que no impida, balancea y enriquece el proceso de toma de decisiones, mejorando su calidad.

Cuando la sabiduría de las generaciones precedentes abraza y nutre las ideas de las nuevas generaciones, el potencial es infinito

Hoy día las nuevas tecnologías pueden ser muy positivas para el desarrollo de cualquier empresa. Si a eso le sumamos el recorrido que pueden aportar los antecesores, juntos pueden encontrar desafíos y descubrir así cuál es la herramienta que necesitan para dar el paso hacia adelante.

De esta manera las nuevas generaciones pueden “levantar barreras” que permitan a los antecesores realizar sus sueños y continuar juntos el recorrido hacia las metas que se propongan. Cuando la sabiduría de las generaciones precedentes abraza y nutre las ideas de las nuevas generaciones el potencial es infinito.

Es cierto que para conseguir que todo lo anterior funcione hay que lograr coordinar dos cuestiones esenciales: expectativas de vida y diálogo. Las expectativas de vida son diferentes: unos quieren calma y disfrute, otros intensidad y crecimiento. Estas prioridades entran en tensión y requieren de la segunda cuestión para lograr armonía y potencia.

El diálogo es fundamental, la escucha activa, la empatía, para “hacer con el otro”. Ecualizar las expectativas es una cuestión de base. En general la comunicación inter-generacional encuentra algunas “barreras” que es necesario levantar para potenciar el vínculo.

Esto requiere disposición y madurez de ambas partes para poder alcanzar la meta. Somos distintos, pero no por ello menos valiosos unos u otros. Cada generación tiene algo importante y poderoso para aportarle a la otra. Es cierto que la diversidad nos desafía, pero también es fuente de oportunidades. El espíritu emprendedor es la base de todo desarrollo empresarial. Para alimentarlo, qué mejor manera de hacerlo que trabajando juntos, en sintonía, debatiendo, claro, pero juntos.

Seguir leyendo:

Últimas Noticias

Rusia multiplica los bombardeos en Ucrania, que repelió una incursión en Bajmut del Grupo Wagner

El presidente Volodimir Zelensky reconoció que la situación se estaba complicando, señalando que las fuerzas invasoras están “abalanzando más y más a sus fuerzas” para romper las defensas locales. El jefe de los mercenarios rusos reconoció que “el Ejército ucraniano no se retira a ningún lado”

Argentina envió equipamiento y brigadistas para combatir los incendios en Chile

Los recursos fueron ofrecidos tras el pedido de ayuda internacional que hizo el presidente Gabriel Boric. Los incendios causaron la muerte de 23 personas

El papa Francisco cerró su gira en África con una masiva misa en Sudán del Sur: pidió que se depongan las armas del odio y la venganza

En una ceremonia ante cerca 70.000 personas en el mausoleo John Garang de Yuba, el máximo pontífice instó a renunciar de una vez por todas a responder al mal con el mal. Vuelve a Roma tras un viaje de seis días

Murió Pervez Musharraf, el general que gobernó un Pakistán en guerra tras los atentados del 11S

Sus familiares anunciaron en junio de 2022 que llevaba semanas hospitalizado y sufría amiloidosis, una enfermedad incurable en la que las proteínas se acumulan en los órganos del cuerpo

La rosca es machista: todos unidos retrocederemos

La foto de la reunión del PRO en Olavarría mostró unidad de los precandidatos a gobernador, pero con un olvido: ni una mujer entre 18 intendentes, diputados y referentes. La foto exclusivamente masculina generó críticas y, aunque, haya una remake del machismo en la política la ley de paridad sigue vigente y, al final de la rosca, en la lista, van a tener que incluir un 50% de mujeres.
MAS NOTICIAS

TE PUEDE INTERESAR