Economías regionales y pyme en la hora cero

Termina un año muy critica y se iniciará el nuevo con un estado de las pequeñas y medianas empresas en el equivalente a un “coma inducido”

Los sectores más afectados son las denominadas economías regionales, las pyme y como consecuencia lógica el sector laboral (EFE)
Los sectores más afectados son las denominadas economías regionales, las pyme y como consecuencia lógica el sector laboral (EFE)

Un panorama de desolador derrumbe y escombros económico-social es el que deja este fin de año, y se iniciará el nuevo con una estructura económica en coma inducido, los sectores más afectados son las denominadas economías regionales, las pyme y como consecuencia lógica el sector laboral. Esto impone reaccionar y accionar con urgencia y comenzar a trabajar para encarar la complejidad de los problemas que aquejan y abaten.

Esta situación tiene una particularidad excepcional, porque cualquier cálculo que se pueda hacer determinar el número de pyme quebradas siempre va resultar errado ya que infinidad de las que hoy pareciera que sobrevivieron están heridas de muerte.

Es imperativo encarar el problema ¿Cómo comenzar? En no más de 30 a 45 días se requiere estudiar, consensuar y exponer un plan integral de salvataje para en los 10 días siguientes aprobarlo y comenzar su inmediata ejecución.

En no más de 30 a 45 días se requiere estudiar, consensuar y exponer un plan integral de salvataje

Ante esta situación agónica y terminal de las economías regionales y las pyme, hay que asumir que se está en emergencia, hay que salvarlas porque son las mayores generadoras de empleo.

¿Qué se debe hacer?

En lo inmediato:

1. Refinanciación inmediata de deudas, impositivas, provisionales y bancarias y quitas en intereses, punitorios y honorarios judiciales;

2. Suspender por 90 días las ejecuciones por deudas bancarias;

3. Establecer líneas de crédito en los bancos oficiales a tasas preferenciales;

4. Bajas en las comisiones que cobran los bancos;

5. Por 6 meses estos bancos oficiales debieran destinar toda su capacidad prestable a esos dos sectores. Las grandes empresas tienen la banca privada y en última instancia la externa;

6. Simplificar los trámites administrativos para facilitar el rápido acceso al crédito bancario;

7. Bajar la carga tributaria tanto nacional, provincial como municipal;

8. Simplificar y dar rapidez a todos los trámites ante organismos oficiales y en especial para aquellos sectores exportadores;

9. Establecer una legislación laboral de emergencia para esos dos sectores y rever los montos y plazos indemnizatorios por despido;

10. Para quien tome nuevo personal, reducir las cargas sociales en un 50% por 6 a 12 meses;

11. Para todo empleado de la Administración Pública que pase a la actividad privada, el Estado debiera hacerse cargo de las contribuciones patronales por 2 años;

12. Eliminación y/o disminución de retenciones y aumentar los reintegros a la exportación según productos, actividad o región con el fin de ganar mercados externos y consolidarlos;

13. Aplicar fuertes aranceles a las importaciones con dumping de productos alimenticios de países que subvencionan a sus productores o de bienes industriales provenientes de países que utilizan mano de obra con niveles de salarios paupérrimos, de modo de atacar la competencia desleal;

14. Tarifas preferenciales de los servicios públicos por un año para las pymes del interior alejadas de los centros urbanos. En particular en el transporte de productos destinados a la exportación, para hacerlas más competitivas y ganar mercados; y

Las pymes necesitan facilidades tributarias: impositivas, aduaneras y laborales
Las pymes necesitan facilidades tributarias: impositivas, aduaneras y laborales

15. Quita del IVA a los productos alimenticios frescos y bajas para los procesados y envasados. Una forma de promover su mayor consumo y aliviar el bolsillo de los que menos tienen.

A mediano término

16. Regionalización económica del país, para bajar costos y ganar mayor eficiencia;

17. Creación de 4 Bolsas de Comercio Regionales, si bien hay varias, prácticamente no operan y si alguna lo hace es insignificante su operatoria y solo en alguna particularidad de negocios;

18. Creación de una Bolsa Minera, invitando a Chile, Perú y Bolivia a que la integren para darle nivel internacional dado a que junto con la Argentina son importantes países mineros;

19. Promover y facilitar la creación de bancos regionales para atender necesidades locales;

20. Encarar un programa de mejoramiento y creación de rutas, volver al ferrocarril, uno de los medios de transporte más económicos, al igual que el fluvial, acorde con las necesidades que demandará el país;

Hace mucho que existen y se conocen los problemas que aquejan a estos sectores económicos, pero ahora por la cuarentena extensa preventiva de la pandemia de covid-19 no solo se agravaron sino que a muchos sectores los colapso.

Una necesidad de larga data

Desde siempre los diferentes gobiernos nacionales, gobernadores e intendentes declaman su preocupación e interés en atender estas realidades y prometen su solución pero tal como ocurre con el federalismo, se declama pero no se practica, en definitiva todo sigue igual, nada cambia y esto hay que revertirlo.

Se declama pero no se practica, en definitiva todo sigue igual, nada cambia y esto hay que revertirlo

Por otra parte las Cámaras Empresarias en similar actitud, sus dirigentes generalmente cansados de predicar en el desierto, pedir y rogar, finalmente al ser desatendidos abandonan sus demandas.

En el contexto del colosal desorden estructural en que se encuentra la Argentina, donde todas las variables financieras, económicas y sociales están fuera de control, en esta enredada maraña de dificultades, las sanas reglas que la economía aconseja en algunas circunstancias, sectores o actividades son inaplicables, motivo por el cual las soluciones también deben ser extraordinarias, coyunturales y temporales, hasta que comiencen a normalizarse, ordenarse y sincronizarse las diferentes variables hoy sin control.

Para que todo lo arriba expuesto sea financiable y posible, es necesario el Gran Cambio, ello implica y requiere de un plan integral consensuado entre el Gobierno juntamente con la oposición y todas las fuerzas del capital y el trabajo, que esto se haga público y difunda, solo así se empezará a remontar la cuesta.

Ayer se debió a comenzar a trabajar, a definir políticas y a ejecutarlas, hay que poner al país de pie, es la única manera que se podrá comenzar a caminar, manteniendo y creando fuentes de trabajo.

No se debiera perder más tiempo, porque el tiempo es lo único que no se detiene y si se pierde no se recupera. Hay que tener siempre presente: tiempo es oportunidad, tiempo es éxito, tiempo es vida.

Seguí leyendo: