Cuáles son los mitos y verdades sobre la alfalfa como fuente de vitaminas

Las plantas medicinales y suplementos son utilizados constantemente para combatir enfermedades, malestares y padecimientos, sin embargo, se debe tener cuidado con su uso

Compartir
Compartir articulo
La alfalfa es útil para complementar una ensalada o preparar un batido fresco. (Pixabay)
La alfalfa es útil para complementar una ensalada o preparar un batido fresco. (Pixabay)

Los suplementos y las plantas medicinales han ido ganando popularidad en el campo de la salud y la medicina, ofreciendo una vía natural y complementaria para abordar diversas necesidades del cuerpo y la mente.

Con la creciente conciencia sobre el poder de la naturaleza para nutrir y curar, es momento de sumergirse en este fascinante universo de alternativas terapéuticas que prometen mejorar nuestra calidad de vida, siempre y cuando sea bajo la supervisión de un médico.

Esta vez nos enfocaremos en alfalfa, cuáles son sus beneficios, su nivel de seguridad y eficacia, contraindicaciones, así como su reacción al interactuar con medicamentos, alimentos y otras hierbas medicinales o suplementos.

Propiedades medicinales

La alfalfa es una hierba que algunas personas consumen como fuente de calcio, potasio, fósforo, hierro y vitaminas A, C, E y K, de acuerdo con Medline Plus.

Esta planta se cultiva más comúnmente como alimento para el ganado. En los seres humanos, a menudo, se consume como guarnición y parece prevenir la absorción de colesterol en el estómago.

La gente usa la alfalfa para el colesterol alto, la diabetes, la indigestión y muchas otras condiciones, pero no existe una buena evidencia científica que respalde estos usos.

Nivel de seguridad

Las hojas de alfalfa son posiblemente seguras cuando se usan a corto plazo. Pero es probable que tomar alfalfa en dosis altas o a largo plazo no sea seguro. El uso prolongado puede causar reacciones similares a la enfermedad autoinmune llamada lupus en algunas personas, según Medline Plus.

Es posible que el uso de alfalfa en cantidades superiores a las que se encuentran comúnmente en los alimentos no sea seguro durante el embarazo y la lactancia.

Cabe mencionar que la alfalfa puede actuar como estrógeno en el cuerpo.

La alfalfa puede hacer que el sistema inmunológico se vuelva más activo y esto podría aumentar los síntomas de enfermedades autoinmunes. Si tiene una enfermedad autoinmune, evite el uso de alfalfa hasta que sepa más.

También puede tener algunos de los mismos efectos que el estrógeno. Si tiene alguna condición sensible al estrógeno, no use alfalfa.

Interacciones con medicamentos, hierbas y suplementos

Sin importar el nivel de seguridad y eficacia de una planta medicinal o suplemento, lo ideal es acudir al médico (Imagen ilustrativa Infobae)
Sin importar el nivel de seguridad y eficacia de una planta medicinal o suplemento, lo ideal es acudir al médico (Imagen ilustrativa Infobae)

Wafarina: La alfalfa contiene grandes cantidades de vitamina K. El cuerpo utiliza la vitamina K para ayudar a que la sangre se coagule. Al ayudar a que la sangre se coagule, la alfalfa podría disminuir los efectos de la warfarina. Asegúrese de hacerse análisis de sangre con regularidad. Es posible que sea necesario cambiar la dosis de warfarina.

Estrógenos: Grandes cantidades de alfalfa pueden tener algunos de los mismos efectos que los estrógenos. La ingesta de alfalfa junto con estrógeno podría cambiar los efectos del estrógeno.

Medicamentos para la diabetes: La alfalfa puede reducir los niveles de azúcar en sangre. La ingesta de alfalfa junto con medicamentos para la diabetes puede hacer que el nivel de azúcar en sangre baje demasiado. Controle de cerca su nivel de azúcar en sangre.

Medicamentos que aumentan la sensibilidad a la luz solar: Algunos medicamentos pueden hacer que la piel sea más sensible a la luz solar. La alfalfa también puede hacer que la piel sea más sensible a la luz solar. El uso de estos productos juntos puede aumentar el riesgo de quemaduras solares, ampollas o erupciones cuando la piel se expone a la luz solar. Asegúrese de usar bloqueador solar y ropa protectora cuando pase tiempo bajo el sol.

Medicamentos que disminuyen el sistema inmunológico: La alfalfa puede aumentar la actividad del sistema inmunológico. Algunos medicamentos, como los que se usan después de un trasplante, disminuyen la actividad del sistema inmunológico. La ingesta de alfalfa junto con estos medicamentos puede disminuir los efectos de estos medicamentos.

Píldoras anticonceptivas: Grandes cantidades de alfalfa pueden tener algunos de los mismos efectos que los estrógenos. La ingesta de alfalfa junto con píldoras anticonceptivas podría disminuir los efectos de las píldoras anticonceptivas. Si toma píldoras anticonceptivas junto con alfalfa, use una forma adicional de control de la natalidad, como un condón.

Hierbas que pueden aumentar la sensibilidad a la luz solar: La alfalfa puede hacer que la piel sea más sensible a la luz solar. Usarlo con otros productos que también hacen que la piel sea más sensible al sol podría aumentar el riesgo de quemaduras solares y otros efectos secundarios. Ejemplos de suplementos con este efecto incluyen hierba de obispo, clorofila, khella y hierba de San Juan.

Hierbas y suplementos que pueden reducir el azúcar en sangre: La alfalfa puede reducir el azúcar en sangre. Tomarlo con otros suplementos con efectos similares podría reducir demasiado el azúcar en sangre. Ejemplos de suplementos con este efecto incluyen aloe, melón amargo, canela casia, cromo y nopal.HierroLa ingesta de alfalfa puede reducir la cantidad de hierro que absorbe el cuerpo.

Vitamina E: La ingesta de alfalfa podría reducir la cantidad de vitamina E absorbida por el cuerpo.

SEGUIR LEYENDO