Cómo usar el brocolí para eliminar insectos de forma natural

La mayoría conoce la larga lista de beneficios a la salud de este alimento, pero pocos saben sobre los otros usos que sus componentes pueden ofrecer

Compartir
Compartir articulo
El brocolí tiene una larga lista de propiedades poco conocidas (Shutterstock)
El brocolí tiene una larga lista de propiedades poco conocidas (Shutterstock)

Parecida a un pequeño árbol, su tallo es pequeño, crujiente y de color verde claro, mientras que su punta es floral, suave y con un verde más oscuro, se trata del brócoli, una de las verduras que más nutrientes aporta a quien las consume, a tal grado de tener el mote de “superalimento” o “súper verdura”.

Su nombre científico es brassica oleracea var. cymosa y forma parte de la familia de las brasicáceas, antes llamadas crucíferas. También conocida como brécol, su nombre común viene del italiano “brocco” que significa brote, ya que fue justo en Italia donde se desarrollaron casi todos los diferentes tipos de esta hortaliza.

La mayoría sabe de la larga lista de beneficios a la salud que tiene el brócoli para quien la consume, sin embargo, no todos conocen los otros usos que sus componentes pueden ofrecer. Uno de ellos es el insecticida.

Cómo ayuda el brócoli a eliminar insectos

El brócoli como insecticida (ProColombia)
El brócoli como insecticida (ProColombia)

Muy pocos saben que el brócoli puede ser un insecticida natural, incluso, hay gente que involuntariamente “prepara” esta verdura para repeler insectos sin saberlo.

Entre los abundantes componentes de esta “súper verdura” destaca el azufre, el cual se caracteriza por sus propiedades antimicrobianas, es decir, que mata microorganismos o detiene su crecimiento. Sin embargo, también es considerado un insecticida natural.

Así lo señala el Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación del Gobierno de España: “El brócoli contiene además una importante proporción de azufre, que le confiere propiedades antimicrobianas e insecticidas”.

El azufre, detalla la dependencia española, es el causante del fuerte olor que desprende el brócoli durante su cocción, por lo que basta con cocinar esta verdura, principalmente de forma hervida, hacer que ésta haga vapor y esparcirlo por la casa para ahuyentar a los insectos.

Las propiedades del brócoli

El brócoli también tiene usos medicinales (Archivo)
El brócoli también tiene usos medicinales (Archivo)

El consumo del brócoli refleja importantes efectos beneficiosos sobre la salud. A esta súper verdura se le atribuye un efecto protector frente a diversos tipos de cáncer, como lo son el de pulmón, próstata, mama, endometrio y útero, así como contra tumores relacionados con el tracto gastrointestinal.

Lo anterior se debe al brócoli se le atribuyen propiedades antioxidantes, es decir, que funciona como inhibidora de la producción de radicales libres y de la peroxidación lipídica, convirtiéndola en consecuencia un alimento preventivo frente al cáncer.

Esta “súper verdura” tiene una gran importancia desde el punto de vista nutricional, ya que contiene una elevada cantidad de fibra, minerales y vitaminas.

El brócoli destaca por su presencia de vitamina C, incluso aporta casi el doble de la ingesta recomendada, aunque hay que mencionar que gran parte de ésta puede perderse durante el proceso de cocción. También es una buena fuente de minerales, principalmente hierro, fósforo y potasio.

Contraindicaciones y efectos secundarios del brócoli

El consumo excesivo de brócoli tiene efectos secundarios (Shutterstock)
El consumo excesivo de brócoli tiene efectos secundarios (Shutterstock)

Aunque es un alimento altamente usada, existen una serie de contraindicaciones que deben seguirse ante su consumo humano para evitar efectos secundarios no deseados.

El brócoli es rico en glucosinolatos, que pueden interferir con la función tiroidea en grandes cantidades. Las personas con problemas de tiroides deben moderar su consumo.

Este alimento contiene vitamina K, que ayuda a la coagulación de la sangre. Si estás tomando medicamentos anticoagulantes como la warfarina, debes controlar tu consumo de brócoli. En el mismo sentido, también puede interactuar con medicamentos que se metabolizan a través del hígado.

Al igual que otros vegetales crucíferos, algunas personas pueden ser alérgicas al brócoli. Los síntomas de alergia pueden incluir hinchazón, picazón, sarpullido, dificultad para respirar y, en casos severos, anafilaxia.

El brócoli contiene fibras y azúcares que pueden ser difíciles de digerir para algunas personas, lo que puede causar flatulencia, hinchazón y malestar estomacal.

En algunas personas, el consumo excesivo de brócoli puede causar problemas digestivos como diarrea o estreñimiento, especialmente si se consume crudo en grandes cantidades.