A pesar del avance de la comunicación digital, el pueblo elige la calle para expresarse

Por Ángeles Frati. Redes: @angelesfrati. Estudiante de Abogacía. Comunicadora política.

mix fotos comc digital
mix fotos comc digital

Las redes sociales llegaron para quedarse y su irrupción en el mundo moderno provocaron un cambio en la manera de hacer política. Ningún dirigente o candidato puede mostrar su gestión o hacer una campaña electoral sin una cuenta de Facebook, Instagram y Twitter. La aparición de la comunicación digital, el big data y la inteligencia artificial son herramientas importantes a la hora de estudiar la opinión pública, pero no deben ser sobrevaloradas.

En el 2015, Cambiemos le sacó una ventaja clara al Frente para la Victoria en todo lo referido al manejo de las redes sociales. Mientras desde el peronismo subestimaban la importancia de la comunicación digital, en la coalición electoral encabezada por Mauricio Macri utilizaban todas las redes sociales de manera profesional, articulada y estratégica. Con la llegada de Cambiemos al gobierno nacional, la calle no ocupó un lugar central. Mauricio Macri se destacó por darle prioridad a las redes sociales y al uso de las tecnologías digitales. Pero, en las elecciones del año pasado, la compleja situación económica y social le jugó una mala pasada y la política tradicional le ganó al big data. Luego de los resultados de las PASO, el oficialismo fue consciente de que tenía que “volver a enamorar” al electorado. Por eso, no dudaron en recurrir a la política del cara a cara y lanzaron la campaña nacional del Sí se puede”, donde los treinta actos se caracterizaron por tener un escenario, una importante presencia de militantes y banderas argentinas.

Si bien, en las redes sociales, especialmente en Twitter, la política está muy presente y hay enfrentamientos virtuales sobre qué hashtag tiene más menciones y cuál dura más tiempo como tendencia, el lugar central del escenario político continúa siendo la calle.

En los últimos tiempos, opositores a Alberto Fernández organizaron varias marchas para manifestar su descontento con las medidas tomadas por el gobierno nacional en medio de la pandemia. El intento de expropiación de Vicentín, la prolongación de la cuarentena y la Reforma Judicial fueron temas determinantes que hicieron que parte de la ciudadanía saliera a las calle a “Defender la República”.

“El peronismo perdió la calle y ahora la ganó la gente”, fue una expresión que se escuchó en más de una ocasión. Pero esta afirmación pierde fuerza tras la imponente movilización realizada en el Día de la Lealtad.

LA CALLE, LA PROTAGONISTA DEL DÍA DE LA LEALTAD

mix fotos comc digital
mix fotos comc digital

El 17 de octubre se sintió el fervor peronista en la Ciudad de Buenos Aires y en las calles de todo el país. Familias enteras y jóvenes salieron a celebrar los 75 años del nacimiento del movimiento político más importante de la historia argentina. El Día de la Lealtad es una fecha a la que ningún peronista puede renunciar y este año, a pesar del contexto de pandemia, no fue la excepción.

Para respetar el distanciamiento social y evitar posibles contagios, los festejos se iban a realizar a través de una movilización virtual llamada “75 octubres”, mediante una página web, preparada para que entraran 50 mil personas por segundo, donde los usuarios debían ingresar para sumarse al acto central. Pero nada salió como estaba planificado. Minutos antes de comenzar el evento, la plataforma fue hackeada a través de bots que saturaron los puertos de ingreso bombardeando en forma continua información. El ataque cibernético sincronizado hizo fracasar la iniciativa.

″Fue un ataque profesional, que no esperábamos en esa dimensión, cambiamos nueve veces de servidores y nos seguían, tenían la capacidad para hacerlo", explicaron los responsables de la organización.

Ante esta situación, miles de argentinos salieron en caravana con sus autos y protagonizaron una concentración similar a las opositoras: banderas argentinas, bocinazos y la marcha peronista sonando de fondo fueron las postales que dejó la jornada. Cabe recordar que la movilización fue inicialmente organizada por el Frente Sindical para el Modelo Nacional, que encabezan los líderes camioneros Hugo y Pablo Moyano. Durante la tarde, en la previa del acto central por el “Día de la Lealtad”, que tuvo como único orador a Alberto Fernández, la caravana sumó a miles de personas autoconvocadas que se acercaron a Plaza de Mayo para apoyar al Presidente de la Nación.

mix fotos comc digital
mix fotos comc digital

Desde la sede de la CGT de la calle Azopardo, Alberto Fernández agradeció a todos los que se movilizaron: “Hubiera preferido que se queden en sus casas, pero les agradezco el afecto que nos han expresado”.

Dos cosas quedaron en evidencia luego de la movilización del sábado: la primera es el gran nivel de convocatoria que tiene el peronismo y la segunda es que, a pesar del avance de la comunicación digital, el poder de la calle aún es un factor importante dentro de la política. Por eso, tanto el oficialismo como la oposición saben que lo digital no puede ser sobrevalorado porque gran parte de los ciudadanos aún elige la calle para expresarse.

MAS NOTICIAS

Te Recomendamos