Cártel de Sinaloa pasó de no conocer el fentanilo a ser el principal grupo que lo envía a EEUU

Un laboratorio en Culiacán, experimentos y una presunta prohibición ha marcado la historia del grupo criminal con el opioide

Compartir
Compartir articulo
Al menos desde 2019, el Cártel de Sinaloa ya contaba con importantes instalaciones dedicadas a la producción de este opioide. (Infobae México/Jovani Pérez)
Al menos desde 2019, el Cártel de Sinaloa ya contaba con importantes instalaciones dedicadas a la producción de este opioide. (Infobae México/Jovani Pérez)

El fentanilo ha generado una crisis de salud en Estados Unidos, país que imputó de manera formal a Ismael El Mayo Zambada por tráfico del opioide, con lo que suma cinco acusaciones en contra del hombre por el que se ofrece una recompensa de 15 millones de dólares, al ser el posible líder del Cártel de Sinaloa.

“Zambada García está acusado de numerosos delitos relacionados con las drogas, que ahora incluyen la fabricación y distribución de fentanilo, una droga mortal que era en gran medida desconocida cuando fundó el Cartel de Sinaloa hace más de tres décadas y que hoy es responsable de un daño inconmensurable”, se puede leer en e informe de la acusación de un tribunal federal de Brooklyn, Nueva York.

Cómo paso el Cártel de Sinaloa de no conocer el fentanilo a traficarlo a EEUU

Según información derivada de registros judiciales estadounidenses, la facción de Los Chapitos (liderada por los hijos de Joaquín El Chapo Guzmán) es la que habría iniciado con la producción y distribución del opioide.

El Cártel de Sinaloa, principalmente la facción de Los Chapitos, ha centrado su modelo de negocios en el tráfico de fentanilo (Foto: Infobae México)
El Cártel de Sinaloa, principalmente la facción de Los Chapitos, ha centrado su modelo de negocios en el tráfico de fentanilo (Foto: Infobae México)

En documentos publicados por el Departamento de Estado se puede leer que aproximadamente en el año 2014 es cuando habrían iniciado las actividades alrededor de este opioide por parte del grupo criminal. Las labores de inteligencia indican que Los Chapitos habrían iniciado en un laboratorio en Culiacán, Sinaloa.

Los precursores eran almacenados en bodegas y posteriormente, cuando la sustancia estaba terminada, eran enviadas a Tijuana para que pasaran la frontera. Ya en territorio estadounidense los cómplices de Ovidio Guzmán (quien era el encargado de supervisar la distribución de la droga, según las averiguaciones) se encargaban de esconder la droga.

La información anterior coincide con lo expresado por Dámaso López Serrano, alias Mini Lic en una entrevista con la periodista Anabel Hernández publicada en el medio Milenio.

"El Mini Lic" concedió una entrevista a la periodista Anabel Hernández 
(Foto: Especial)
"El Mini Lic" concedió una entrevista a la periodista Anabel Hernández (Foto: Especial)

Según declaró el hombre de 36 años a la periodista, el Cártel de Sinaloa comenzó a producir fentanilo a finales de 2014 debido a que el grupo criminal obtuvo información de que otros grupos delictivos que operan en Michoacán y Jalisco estaban involucrados en una droga que les dejaba ganancias importantes.

Heroína sintética” o “chiva sintética” eran los nombres con los que se concia a la droga mencionada, pero se trataba de fentanilo. En otras acciones, el Departamento de Estado señaló que un hombre con el alias El 27 es un miembro del grupo criminal y quien habría realizado experimentos con el opioide.

La supuesta prohibición de fentanilo por parte de Los Chapitos

A inicios de octubre de 2023 en Culiacán fueron hallados mensajes supuestamente firmados por el Cártel de Sinaloa en los que se mencionaba una presunta prohibición del opioide. Tras el hallazgo de los primeros mensajes aparecieron nuevos en los que aprecian nombres de otras células delictivas.

Decomiso de fentanilo en autobús de pasajeros en Nuevo León
Foto: @FGR /Ilustrativa
Decomiso de fentanilo en autobús de pasajeros en Nuevo León Foto: @FGR /Ilustrativa

Ante estas acciones incluso hubo reportes, como los del periodista Óscar Balderas, sobre las represalias contra los que continuaban trabajando con el opioide. Sin embargo, para el exagente de la Agencia para el Control de Drogas (DEA, por sus siglas en inglés), Derek Maltz, la supuesta prohibición de fentanilo era más bien una estrategia de propaganda.

“No hay indicios de que estos hombres hayan parado”, aseguró Maltz en octubre del años pasado. Mientras que para la DEA el grupo criminal sigue siendo un actor importante en el trasiego de fentanilo que llega a territorio estadounidense.

“El fentanilo es la amenaza de drogas más mortífera que los estadounidenses hayan enfrentado jamás, y el Cartel de Sinaloa sigue siendo el mayor traficante de fentanilo hacia los Estados Unidos”, aseguró la encargada de la DEA en el informe sobre las acusaciones contra El Mayo Zambada.