El gobierno nacional que conduce el presidente Mauricio Macri tiene todo listo para el comienzo del G20 en la ciudad de Buenos Aires. El predio de Costa Salguero, de 30.000 metros cuadrados cubiertos, será el espacio para albergar la cumbre de la que participarán los principales presidentes y líderes políticos del mundo.

El predio estará dividido en tres zonas: la amarilla, la azul y la roja. En la primera hay varias salas de reuniones y traducción simultánea a 15 idiomas. Será el espacio donde se concentren los periodistas, los fotógrafos y los camarógrafos. En este sector se llevarán a cabo las conferencias de prensa y las entrevistas a las diferentes delegaciones. Hay salas con capacidad para 300, 120, 90 y 50 personas.

El predio donde se realizará el G 20 durante el próximo fin de semana
El predio donde se realizará el G 20 durante el próximo fin de semana
El predio de Costa Salguero contará con 30.000 metros cuadrados cubiertos habilitados especialmente para la Cumbre de líderes del G20
El predio de Costa Salguero contará con 30.000 metros cuadrados cubiertos habilitados especialmente para la Cumbre de líderes del G20

La prensa estará en Centro Internacional de Medios (IMC), ubicado en Parque Norte, y se trasladará en momentos puntuales al predio de Costa Salguero. Será cuando haya conferencias de prensa, cuando tengan una entrevista o si son convocados por la organización para presenciar fotos o discursos de los líderes del mundo. El traslado lo deberán hacer en vehículos oficiales provistos por el Gobierno. Son 2.600 periodistas los acreditados al evento.

En la zona azul habrá espacio para los encuentros bilaterales. Allí trabajarán los equipos de cada uno de los 20 miembros permanentes, los invitados y las organizaciones internacionales. En el área roja estarán los presidentes y los colaboradores más cercanos. En cada una de las zonas hay livings amplios con sillones.

El predio estará dividido en tres zonas diferentes
El predio estará dividido en tres zonas diferentes

En total, habrá una sala de plenaria, donde estará la mesa en la que se sentarán los líderes mundiales; 3 lugares de descanso para líderes y delegados; 5 salas de reuniones, 5 salas de conferencias; 7 salas para entrevistas y 38 oficinas de delegaciones.

El predio fue reformado por un estudio de arquitectura para convertirlo en un espacio con todas las comodidades necesarias. Habrá una mesa redonda para las cuatro sesiones plenarias previstas, zonas de distensión, espacios por el esparcimiento y salas para encuentros bilaterales.

Unas de las salas previstas para las reuniones bilaterales de los mandatarios del G20
Unas de las salas previstas para las reuniones bilaterales de los mandatarios del G20

Solo habrá pocas personas que se puedan mover en las zonas exclusivas. Serán los mandatarios y las personas más allegadas a uno de ellos. La intención de la organización es que no sean más de ocho junto al líder de cada uno de los países. Los jefes de Estado tendrán un pin exclusivo para moverse en los lugares más reservados.

El presupuesto planeado para la remodelación del predio y la organización del evento fue de 200 millones de dólares, pero finalmente se recortó a 140 millones de dólares. El gobierno nacional buscó llevar adelante una organización sin lujos desmedidos.

Seguí leyendo