En las villas más pobladas de la ciudad de Buenos Aires se observó mucha gente en las calles, en medio de una cuarentena total que fue extendida hasta el 26 de marzo inclusive. El vicejefe de Gobierno porteño, Diego Santilli, indicó que el Ministerio de Desarrollo Social comenzó a trabajar en estos lugares para contener a las comunidades y fomentar el aislamiento.

“Tenemos que entender la realidad de que viven mucho más reducidos. Lo tomamos como un aislamiento más amplio en los barrios más humildes. La gente tiene que tomar conciencia de que puede haber una potencia persona que contenga el virus. Por eso pedimos que se tapen la boca y cumplan con el aislamiento”, sostuvo el ministro de Seguridad de la Ciudad.


Fotos: Franco Fafasuli - Maximiliano Luna