Receta original de horchata de chufa, la bebida dulce típica de Valencia

Esta bebida vegetal está llena de beneficios nutricionales, entre ellos su capacidad para disminuir el colesterol y su aporte en minerales como el potasio, el calcio o el hierro

Guardar

Nuevo

Receta de horchata tradicional (Fabian Montano Hernandez/Shutterstock)
Receta de horchata tradicional (Fabian Montano Hernandez/Shutterstock)

Si hay una bebida dulce que caracteriza el verano español, esa es la horchata. Refrescante, dulce, saludable y tradicional, la horchata de chufa se convierte en la estrella de heladerías, cafeterías y chiringuitos de la costa levantina, incluso también de zonas de interior hacia las que su fama ya se ha extendido. Aunque no hay nada como disfrutar de un vaso bien fresquito de horchata en una terraza, también podemos elaborar esta bebida en casa, para así tener siempre a mano un sorbo de esta delicia valenciana.

En España, la horchata de chufa es la más conocida, originaria de la región de Valencia. Esta bebida se elabora a partir de chufas, también conocidas como “tigernuts”, un tubérculo que se cultiva en la zona. Pero este no fue el primer ingrediente con el que se elaboró esta deliciosa bebida. Solo hay que ahondar un poco en la etimología de ‘horchata’ para descubrir cuál es su origen primigenio. La palabra procede del latín hordeata, que significaba ‘hecha con cebada’. Es decir, el término que ahora utilizamos hace referencia al primer ingrediente con el que antes se elaboraba, la cebada, un antiguo cereal muy extendido en Europa desde la Antigüedad. El arroz, la almendra o incluso las semillas de frutas como el melón son otros de los ingredientes que se han utilizado históricamente en esta receta.

Te puede interesar: Receta de galletas de mantequilla caseras, un dulce tradicional y fácil de hacer en casa

Chufa (Pixabay)
Chufa (Pixabay)

Propiedades nutricionales de la horchata

La horchata es una bebida vegetal, natural, refrescante, sana, energética y alta en proteínas. Su poder calórico es de 70 kcal por cada 100 ml, por lo que un vaso de 250 ml aporta una media de 170-180 kcal. Sus propiedades cardiovasculares, como apunta la web Chufa de Valencia, son similares al aceite de oliva, contribuyendo a disminuir el colesterol y los triglicéridos, por su alto índice de ácido oleico.

Ha sido considerada desde la antigüedad como una fuente de nutrientes y vitaminas, y así lo avalan también diversos estudios médicos. Las investigaciones han concluido que la horchata posee cualidades digestivas muy saludables por su alto contenido en almidón y aminoácidos. De hecho, el consumo durante tres días de un vaso grande de horchata sin pasteurizar y sin azúcares añadidos puede provocar cambios en los microorganismos del sistema digestivo, según indica un ensayo del Centro Superior de Investigaciones Científicas.

Es destacable también por su capacidad antioxidante, dado su alto contenido en vitamina E y C. Esto, unido a su composición en grasas (la mayoría monoinsaturadas), la convierte en útil para aquellos pacientes con riesgo de padecer cualquier tipo de enfermedad cardiovascular.

Te puede interesar: El heladero que crea postres virales en TikTok: de la versión de cereales de Mercadona al Kinder Bueno más Oreo

Receta de horchata de chufa

Tiempo de elaboración: 8 horas (30 minutos de preparación, 7 horas de reposo de las chufas y 30 minutos de frío)

Raciones: 4 personas

Ingredientes:

  • 250 gramos de chufas secas
  • 1 litro de agua
  • 100 gramos de azúcar
  • 1 cucharada de canela
  • Cáscara de medio limón

Elaboración:

  1. Lava bien las chufas bajo agua corriente. Luego, colócalas en un recipiente grande y cúbrelas con agua. Deja remojar durante al menos 7 horas o durante toda la noche.
  2. Una vez remojadas, escúrrelas y colócalas en una licuadora. En este punto, añade el azúcar, la canela molida y la piel del limón. Agrega 500 ml de agua y tritura hasta obtener una pasta fina.
  3. Añade el resto del agua a la mezcla y revuelve bien. Luego, pasa la mezcla por un colador fino o una tela de muselina para separar el líquido de los sólidos.
  4. Coloca la horchata en el frigorífico y deja enfriar durante al menos 1 hora antes de servir.
  5. Sirve la horchata bien fría y disfruta de esta refrescante bebida casera por sí sola o acompañada de unos deliciosos fartons.
Guardar

Nuevo