Huevos ahogados, el desayuno mexicano que también es una cena rápida y económica

Este divertido nombre hace referencia a unos huevos cocinados en salsa de tomate y verduras que son uno de los desayunos más deliciosos de la cocina mexicana

Compartir
Compartir articulo
Huevos ahogados, un desayuno mexicano (Foodio/Shutterstock)
Huevos ahogados, un desayuno mexicano (Foodio/Shutterstock)

Los huevos ahogados son una de esas recetas de curioso nombre que, ya desde el principio, llaman la atención de cualquiera. Esta elaboración tiene su origen en la gastronomía tradicional del país de México, donde este platillo se suele consumir como desayuno a primera hora del día. Es un plato saciante, lleno de sabor y con un toque picante que, sin duda, está incrustado en los recuerdos de muchos mexicanos.

Esta sencilla receta cuenta con hermanos perdidos en otras gastronomías del mundo; es el caso de los huevos en purgatorio de Italia, nuestros huevos al plato o la shatshuka de los países del este del Mediterráneo, todas ellas recetas sencillas y llenas de sabor que arreglan cualquier cena en solo unos minutos. Por supuesto, también son ideales para un desayuno de domingo o incluso un brunch, convirtiéndose en una opción saciante y llena de sabor con la que empezar la mañana con buen pie.

Te puede interesar: Así se hacen los gurullos, la pasta andaluza más artesanal que acompaña a guisos de conejo, sepia o caracoles

Para elaborarla, necesitamos varios ingredientes básicos. Por un lado, las verduras que darán sabor a nuestro plato, entre las que no puede faltar algún chile picante que le dé el toque clásico de la gastronomía mexicana. Por otro, el tomate —el equivalente al jitomate mexicano—, que puede ser en versión fresca, en una fritada casera o en una salsa de tomate de bote de buena calidad. Ambos elementos serán la base de nuestros huevos ahogados, a la que se añadirán, por supuesto, los huevos. Añadiremos aproximadamente dos por comensal, aunque podemos variar las cantidades dependiendo del momento del día en el que vayamos a disfrutarlos.

A partir de estos ingredientes como base, se pueden añadir otros que completarán nuestro plato. Una opción es acompañar las verduras con unas patatas cortadas en dados, añadiéndolas al inicio de la cocción para que queden muy tiernas y absorban todo el sabor. Otra opción es añadirle algo de carne, que puede ser, por ejemplo, trozos de chorizo. Sean cuales sean los ingredientes que vayamos a utilizar, queda claro que este curioso desayuno mexicano es una delicia sencilla que todos podemos probar con los ingredientes que tenemos por casa siguiendo un sencillo paso a paso.

Te puede interesar: Los tejeringos, la versión malagueña de los churros que se transportaba en juncos

Receta de huevos ahogados

Tiempo de elaboración: 20 minutos

Raciones: 2 personas

Ingredientes:

  • 2 cda. de aceite de oliva
  • 1 diente de ajo
  • 1/4 de cebolla blanca
  • 1/2 pimiento verde
  • 1 chile jalapeño
  • 2 tomates
  • 200 ml de salsa de tomate
  • 1 cdta. de sal
  • 1/2 cdta. de pimienta negra
  • 4 huevos
  • Cilantro fresco para decorar

Elaboración:

  1. Picamos el diente de ajo y cortamos la cebolla y el pimiento en brunuoise. Ponemos todo a cocinar en una sartén con un chorro de aceite de oliva y unas rodajas de chile jalapeño a nuestro gusto.
  2. Pasados unos cinco minutos de cocción a fuego medio, añadimos los tomates picados y la salsa de tomate, así como la sal y la pimienta.
  3. Tapamos la sartén y dejamos que se cocinen las verduras durante unos 5 minutos más, añadiendo medio vaso de agua si lo vemos necesario para crear una salsa.
  4. Pasados los cinco minutos, añadimos cuatro huevos directamente a la sartén y volvemos a tapar. Cocinamos cuatro minutos más para que los huevos queden cuajados.
  5. Pasado este tiempo, servimos un par de huevos en cada ración, acompañados de abundante salsa, un poco de cilantro fresco picado y un buen pan para untar en la yema.