Radiografía del incremento de violencia machista en España: “Cada época de avances en igualdad provoca una reacción patriarcal”

Las expertas consultadas por ‘Infobae España’ creen que el discurso negacionista de la violencia de género por parte de la extrema derecha y la falta de una educación sexoafectiva en los jóvenes son algunas de las causas de ese incremento

Compartir
Compartir articulo
Varias mujeres participan en una concentración feminista con motivo del Día Internacional de la Mujer el 8 de marzo. 
(Jesús Hellín / Europa Press)
Varias mujeres participan en una concentración feminista con motivo del Día Internacional de la Mujer el 8 de marzo. (Jesús Hellín / Europa Press)

Es algo matemático. Cada vez que se produce un avance importante en materia de igualdad y en derechos de las mujeres, viene una “fuerte reacción patriarcal”. Solo así se entiende, según las expertas consultadas, el aumento de la violencia machista que está experimentando España, donde no solo han aumentado las denuncias un 10,9% en el primer trimestre de este año, al registrarse 46.327, sino también el número de mujeres víctimas hasta alcanzar las 45.154, un 11,5% más si se compara con el mismo periodo del año anterior, según los últimos datos del Consejo General del Poder Judicial.

Tanto el Ministerio del Interior como la delegada del Gobierno contra la Violencia de Género, Victoria Rosell, achacan ese aumento de las denuncias a la mayor concienciación y a las campañas que animan a las mujeres a pedir ayuda. Sin embargo, la socióloga Carmen Ruiz Repullo considera que también se está produciendo un aumento en sí de la violencia machista, sobre todo en los jóvenes. De hecho, la Fiscalía General del Estado también ha alertado del “importarte y progresivo” crecimiento de los delitos sexuales cometidos por chicos menores de 18 años.

Además, en lo que llevamos de año, según datos oficiales, 22 mujeres han sido asesinadas a manos de sus parejas o exparejas, lo que eleva la cifra total a 1.206 desde que comenzó en 2003 el registro oficial de estos crímenes. Asimismo, las agresiones sexuales cometidas por adolescentes son también un fenómeno en ascenso.

Te puede interesar: Violencia machista, la gran ausente de la campaña electoral

“Las campañas de sensibilización, el movimiento Me Too, el 8M de 2018… todos esos acontecimientos han animado a muchas mujeres a romper el silencio y eso significa acabar con la impunidad de quien agrede, pero también están aumentando los casos de violencia machista”, explica a Infobae España Ruiz Repullo, profesora de la Universidad de Jaén especializada en violencia de género. Esto evidencia, añade, que el sistema patriarcal “quiere un reajuste, porque el ajuste feminista no le gusta” y, como consecuencia, hay una “demostración continua de una masculinidad hegemónica” por parte de los jóvenes frente a sus iguales, sostiene.

Una mujer se manifiesta el pasado 8 M, Día Internacional de la Mujer, en A Coruña. (M.Dylan / Europa Press)
Una mujer se manifiesta el pasado 8 M, Día Internacional de la Mujer, en A Coruña. (M.Dylan / Europa Press)

Comparte ese diagnóstico Graciela Atienzo, directora del observatorio Feminicidio.net, que asegura que “todos los indicadores de violencia contra las mujeres están subiendo”, ya sean asesinatos machistas o las diferentes formas de violencia sexual, lo cual demuestra que no solo se trata de “una violencia estructural”, sino que ante momentos históricos sociales en los que hay un riesgo de retroceso por una legitimación de la violencia machista se produce también un aumento de estos indicadores”.

“Vivimos un momento de rearme patriarcal y la legitimación de la violencia machista provoca a nivel social un reforzamiento de los estereotipos y de la violencia”, indica la responsable del portal que registra los feminicidios que se producen en España más allá del ámbito de la pareja. Por eso, el número de crímenes machistas que hasta el momento ha contabilizado este observatorio ascienden a 44, a diferencia de los 22 que recoge la Delegación del Gobierno contra la Violencia de Género.

Te puede interesar: El PP transige con la “violencia intrafamiliar” de Vox en la Comunidad Valenciana y se apea del consenso de 2017

Atienzo recuerda que en 2022 Feminicidio.net registró más de 100 asesinatos machistas, superando a los del año anterior, y teme que este 2023 pueda aproximarse a esa cifra.

Pornografía y falta de educación sexoafectiva

Ambas expertas consideran que la falta de una educación afectivo-sexual, la influencia de la pornografía y de las redes sociales son algunas de las causas que se esconde detrás del aumento de agresiones sexuales en grupo protagonizadas por menores.

“Se trata de construir hombría entre un grupo de iguales y esa demostración de la masculinidad de que ‘tú puedes’ está siendo clave” en esas agresiones sexuales perpetradas por jóvenes”, sostiene la socióloga Ruiz Repullo, que considera que esos mismos chicos que agreden en grupo “no lo harían de forma individual”.

La pornografía, añade, les influye “erotizando el poder y la violencia·, porque “no les venden relaciones sexuales simétricas entre dos personas donde el placer es consensuado, sino el poder de la masculinidad sobre los cuerpos de las mujeres”. Si los menores no reciben educación sexual desde las familias o los colegios, advierte la docente, la situación se puede normalizar “y eso es muy peligroso”.

Atencio, por su parte, recuerda que un reciente estudio del Centro Reina Sofía sobre Adolescencia y Juventud de la Fundación FAD indica que el 20% de los jóvenes entre 15 y 29 años niega que la violencia de género exista.

Te puede interesar: Estos son los datos de violencia machista en España: 31 mujeres en riesgo extremo y 1.097 en riesgo alto

En lugares como la localidad barcelonesa de Badalona, la violencia sexual perpetrada por menores es especialmente alarmante. Hasta la semana pasada, los Mossos d’Esquadra habían contabilizado 21 hombres implicados en ocho agresiones sexuales, con más de un autor en un año, 20 de ellos menores de edad y 13 de los cuales con menos de 14 años, por lo que son inimputables.

Concentración ante el Ayuntamiento de Badalona contra la violación grupal a una menor. (Europa Press)
Concentración ante el Ayuntamiento de Badalona contra la violación grupal a una menor. (Europa Press)

En ese sentido, Ruiz Repullo considera que la sociedad debería preguntarse en qué cultura está creciendo “un crío de 13 años que cree que es normal que un grupo de chicos puede coger a una chica y hacer lo que quiera”. “Hay que entender cómo se está construyendo ese modelo de ser chico, esa validación de modelo de masculinidad hegemónica que vemos desde la más tierna infancia”, y recuerda que si hay una frase definitoria que se hacen entre iguales “es ese ‘a que no hay huevos’ a hacer algo, que en realidad es un juego de poder y las mujeres las víctimas”.

Auge de la extrema derecha

En el aumento de la violencia machista tiene mucho que ver, en su opinión, el auge de la extrema derecha y la entrada de Vox en las instituciones del país, pues el discurso negacionista de la violencia machista que sostiene el partido de Santiago Abascal “al final va calando” en la sociedad, sobre todo en los jóvenes, si bien también critica que el resto de formaciones políticas haya permitido que el partido ultraderechista cuestione la violencia de género y las políticas de Igualdad.

Vox asegura que la violencia “no tiene género” y defiende el concepto de “violencia intrafamiliar”. Hasta ahora solo gobernaba en coalición con el Partido Popular en una región, Castilla y León, pero tras los buenos resultados que obtuvo en las últimas elecciones autonómicas y municipales, el partido ultra ha logrado nuevos pactos con los populares, tal y como ha ocurrido esta semana en la Comunidad Valenciana.

“El problema es que el discurso negacionista que cuestiona la violencia de género está asentado en el Congreso y en los parlamentos y los partidos no deberían permitirlo, al igual que no se hace apología del terrorismo”, indica Ruiz Repullo. De esta manera, concluye, se evidencia que los problemas de las mujeres “siguen siendo de segunda en nuestra sociedad”: “Hemos avanzado en el feminismo, pero seguimos viviendo en una sociedad muy patriarcal”.

Seguir leyendo: