Guido Sandleris, presidente del BCRA. (Matías Baglietto)
Guido Sandleris, presidente del BCRA. (Matías Baglietto)

La dispensa del Fondo Monetario que logró a fines de abril el Banco Central para operar libremente en el mercado cambiario, abandonando a los 7 meses el esquema de zonas de no intervención, con una brecha de 30% entre los valores extremos de pisos y techos, tuvo varios hechos destacados:

1. El BCRA no necesitó intervenir en el mercado de contado, y la paridad se movió muy por debajo de la tasa esperada de inflación;

2. Bajó la volatilidad del mercado de cambios. La divisa subió entre 1,3% en el canal minorista y 1,4% en el mayorista, menos de la mitad de la variación esperada en la tasa de inflación;

3. Disminuyó la tasa de referencia de política monetaria. El rendimiento de las Letras de Liquidez (Leliq) pasó de un récord del promedio diario de 74,07% anual a 7 días el 2 de mayo a un cierre de mes en 70,73% anual, mientras que el stock en circulación en poder de los bancos subió moderadamente, de $927.468 millones a $968.945 millones;

4. Creció la operatoria de futuros de divisas de un promedio de poco más de USD 21.000 millones en abril a casi USD 27.000 millones, en el MatBA Rofex.

Si bien el negocio de futuros, como se denominan a las operaciones que se pactan a plazo, como en los mercados agropecuarios, de metales, y también tasas y divisas, tiene la característica de que de que no se conoce quién está del otro lado de la pantalla "operaciones a ciegas", en el mercado se sospecha que gran parte del salto de los contratos transados, que en el caso de MatBA Rofex se elevó a 26.696.817, por un monto unitario de USD 1.000, unos USD 6.000 millones más que en abril, se explicó por la intervención más activa del Banco Central.

Analistas del mercado atribuyen gran parte del salto de los negocios en unos USD 6.000 millones a la mayor presencia de la autoridad monetaria

"Estos guarismos dan como resultado una suba en el volumen de 24,7%, respecto de la última marca histórica, registrada en marzo de 2019, cuando se negociaron más de 21 millones de contratos. En tanto, el aumento fue de 28% respecto de mayo del año pasado, cuando se superaron los 20 millones", dijo María Inés Gutiérrez, próxima gerente de Operaciones de MatBA Rofex.

Crecimiento atípico

Si bien en este mercado intervienen activamente compañías e inversores privados, como bancos locales e internacionales, empresas agroexportadoras, inversores institucionales y fondos internacionales, así como individuos, analistas de las mesas de dinero aseguraron a Infobae:  "el factor diferencial de mayo fue el cambio de estrategia del Banco Central que no sólo abandonó la zona de no intervención cambiaria, sino que además dejó de informar diariamente las causas de la variación de las reservas, las que se conocen un rezago de dos días, para no mostrarle todas las cartas al mercado".

"El contrato de futuro de dólar Rofex cumplió este mes 17 años, creciendo de manera ininterrumpida y consolidándose como activo financiero y herramienta de cobertura de categoría internacional, equiparable  a los principales derivados sobre monedas del mundo; al punto que ocupó en 2018 el séptimo lugar en el ranking mundial sobre monedas de la Futures Industry Associacion (FIA)", comunicó la entidad. Pero el salto de más de 20% en el volumen negociado en mayo no constituye un fenómeno habitual, y coincide con el cambio de política del BCRA.

Miembros del MatBA y Rofex festejan su alianza en la Bolsa de Chicago
Miembros del MatBA y Rofex festejan su alianza en la Bolsa de Chicago

Menor volatilidad para bajar la inflación

Una de las principales preocupaciones de la autoridad monetaria es lograr la estabilidad de precios de la economía en su conjunto, y en un país con un régimen bimonetario de hecho, la quietud del tipo de cambio, o al menos que su variación acompañe a la tasa esperada de inflación, es clave para influir sobre las expectativas positivas.

La quietud del tipo de cambio, o al menos que su variación acompañe a la tasa esperada de inflación, es clave para influir sobre las expectativas positivas

De ahí que la herramienta más utilizada en la Argentina sea la regulación de la tasa de interés, a través de operaciones directas o indirectas, como la licitación de las Leliq; pero también la compra y venta de dólares a futuro, donde también interviene activamente las expectativas de devaluación, y consecuentemente las tasas de interés.

Si bien en todos los casos predominan las motivaciones de cobertura de riesgo de variación de los precios, se trata de movimientos diarios de compra y venta casi diarios, porque nadie quiere quedar muy expuesto al cierre del contrato con posiciones compradas o vendidas, que deriven en abultadas ganancias o pérdidas de las partes. El Banco Central tampoco, por eso, más allá del hermetismo que caracteriza a este mercado, nadie se atreve a predecir quien ganó o perdió al cierre del mes.

La variación entre puntas del tipo de cambio, un 1,4%, hace pensar que el resultado fue en general neutro.

De todas formas, no son pocos los economistas que observan: "crecen las dudas sobre la duración de la etapa 'dólar congelado' reciente, ya que no sólo se erosiona la competitividad ante la aún elevada inflación, sino que no resulta sustentable desde el punto de vista de la generación de divisas, y además continúa rehén de la evolución del humor de inversores extranjeros por sus tenencias en pesos y de los ahorristas en plazos fijos", dijo Gustavo Ber, del Estudio Ber.

Seguí leyendo: