El presidente del BCRA, Luis Caputo (Adrián Escandar)
El presidente del BCRA, Luis Caputo (Adrián Escandar)

Luis Caputo, el titular del Banco Central, vivió como una falta de colaboración la falta de demanda del martes por Nobac y Leliq (los bonos que reemplazarán a las Lebac en la cartera de las entidades). Por eso, les hizo pagar su ausencia en el mercado con una suba de tres puntos del encaje a los bancos más grandes, los que tienen más de 1% de depósitos del sistema.

Las entidades menores no tienen que afrontar este cargo. Con esta medida, retira de la plaza alrededor de $60.000 millones que fue lo que esperaba que compraran en Nobac y Leliq, dos títulos que se utilizarán para reemplazar a las Lebac en la regulación monetaria.

Para un banquero la maniobra del Central "fue coercitiva. Nos mandaron una señal a futuro de que debemos acatar todo lo que se nos sugiera en voz baja".

El encaje es una inmovilización de un porcentaje de los depósitos que reciben los bancos. Cuanto más largo el plazo, menor es el encaje. Pero los ahorristas hoy están colocados 30 días y como el porcentaje que se inmoviliza en el Central no es remunerado, aumentará costos a los bancos y les quitará rentabilidad.

Como las entidades no se pueden dolarizar, porque tienen un tope, las tasas comenzaron a bajar.

Para un banquero la maniobra del Central ‘fue coercitiva. Nos mandaron una señal a futuro de que debemos acatar todo lo que se nos sugiera en voz baja’

La respuesta en la Bolsa fue inmediata. La tasa de cauciones que estaba en 53% anual bajó a 28%. Las Lebac también redujeron su rendimiento en el mercado secundario. Si bien la de 33 días se mantiene en 45%, la de 62 bajó a 41% desde 45% que había cortado en la licitación del martes.

A pesar de secar la plaza con la suba de encajes, la autoridad monetaria inesperadamente, anunció una licitación de USD 500 millones de los que solo adjudicó 55 millones a un valor de corte de $29,72 que le permitió quitar de la plaza $1.635 millones. El precio más bajo que le ofrecieron fue de $29,65. La licitación no fue más exitosa porque se hizo sobre el cierre de la plaza. Fue otra señal de que la entidad que preside Caputo está decidida a bajar el precio de la divisa norteamericana.

El dólar en bancos y casas de cambio perdió 29 centavos y cerró a $30,39
El dólar en bancos y casas de cambio perdió 29 centavos y cerró a $30,39

El Central contó con la ayuda de la suba de la lira turca frente al dólar y la de las monedas de algunos países emergentes entre los que se incluyó a la Argentina, México y Brasil. En Chile el peso bajó 0,6%. El dólar también tuvo un leve retroceso de 0,05% frente a la canasta de las seis principales monedas del mundo.

Otro dato que favoreció la decisión de los vendedores de dólares fue, la bienvenida que le dio Wall Street a la noticia de que Donald Trump retoma el diálogo con China para suavizar la guerra comercial. Además, la tasa de rendimiento de los bonos del Tesoro norteamericano a 10 años bajó a 2,87%, un dato importante que permitió que el riesgo país de la Argentina, ayudado por la suba de los títulos en dólares locales, bajara a 666 puntos básicos, 30 puntos por debajo del día anterior.

Esta revalorización de los bonos argentinos le quita clientes al billete de Estados Unidos porque le abarata el costo de endeudamiento a la Argentina.

El Bonar 2024, el bono en dólares que sirve de referencia, subió 2,48% y fue clave para la baja del riesgo país

Con este escenario, el dólar en bancos y casas de cambio perdió 29 centavos y cerró a $30,39. El "blue" perdió 40 centavos y se operó a $30,10.

En la plaza mayorista, la que pesa a la hora de tomar decisiones, se operaron USD 655 millones. La divisa abrió a $30 con tendencia compradora, pero a las 11.00 bajó a $29,40. En ese momento apareció la demanda que la elevó a $29,90, para luego, después de la licitación, cerrar a $29,88 con tendencia vendedora. El precio es 13 centavos sobre el del día anterior.

Las reservas aumentaron 4 millones a USD 54.653 millones. En el exterior por la suba del euro y el oro se ganaron 90 millones. El único pago fue a Brasil por 3 millones.

En el mercado de títulos de la deuda, se negociaron $12.820 millones, la mitad de lo que se operó el miércoles. El Bonar 2024, el bono en dólares que sirve de referencia, subió 2,48% y fue clave para la baja del riesgo país. También aparecieron interesados por el Discount en dólares con ley Nueva York que subió casi 3%. Este título nació con el canje de la deuda y vence en 2033.

La rueda del viernes quedó rodeada de demasiados interrogantes. No depende solo de las medidas que tomó el Central, sino de lo que suceda en Estados Unido

La Bolsa, negoció $864 millones y el índice Merval de las acciones líderes bajó apenas 0,26%, después de un fuerte rebote cuando tocó un piso de -1,75%.

Cablevisión (+3,75%) fue el papel más destacado. En la semana subió casi 12% aunque en el mes está perdiendo 14,75%. Lo siguió Grupo financiero Valores (+3,33%). La caída de los bancos tras la suba del encaje, opacó una rueda que pudo ser positiva. Las acciones de las entidades perdieron más de 2%.

Fuente: Rava
Fuente: Rava

En Wall Street, los ADR's argentinos (certificados de tenencia de acciones que cotizan en dólares) no lo pasaron bien. Las bajas superaron ampliamente a las alzas. Lo más destacado fueron Edenor 2,34% y Tenaris 2,13%. La contracara estuvo en el desplome de Despegar 6,64%. Loma Negra bajó 3,02 por ciento.

La rueda del viernes quedó rodeada de demasiados interrogantes. No depende solo de las medidas que tomó el Central, sino de lo que suceda en Estados Unidos. La reunión con los chinos no tiene fecha, pero se espera que sea antes de que termine agosto. Un buen resultado de ese encuentro ayudaría a los países emergentes, incluida la Argentina. Que baje el riesgo país es clave para la región.

Seguí leyendo: