Estados Unidos mantuvo estables las tasas: ventajas y desventajas para la economía argentina

El banco central norteamericano dejó la tasa de referencia en el elevado umbral del 5,25% al 5,50% y anticipó que efectuará un solo un recorte en 2024, pese al progreso en reducir la inflación

Guardar

Nuevo

La Reserva Federal mantuvo sin cambios las tasas de referencia. (REUTERS/Brendan McDermid)
La Reserva Federal mantuvo sin cambios las tasas de referencia. (REUTERS/Brendan McDermid)

El presidente de la Reserva Federal (Fed), Jerome Powell, aseguró al término de la reunión que decidió la marcha de la política monetaria de Estados Unidos que no habrá un rebaja de tasas de interés en los EEUU hasta “que no haya una mayor confianza de que la inflación se mueve de forma sostenida hacia el 2%”, el rango objetivo al que apunta la entidad rectora del dólar.

Powell se pronunció así después de que la Fed comunicó su decisión de mantener las tasas en la margen actual de entre el 5,25% y el 5,5% anual, pero deslizó la posibilidad de que haya una rebaja en lo que queda de año, dos recortes menos de los previstos en marzo y uno menos a lo esperado por los analistas hasta ahora.

El Comité de Mercado Abierto de la Fed espera que el indicador de inflación que vigilan se sitúe en el 2,6% a finales de año y llegue al 2,3% en 2025, mientras que el ritmo de baja de tasas no será tan rápido como el esperado en marzo para este año y el próximo. Este miércoles se conoció que el Índice de Precios al Consumo (IPC) de Estados Unidos bajó una décima en mayo con respecto a abril, al 3,3% anual.

¿Qué implica para la Argentina?

El balance de esta decisión monetaria de los EEUU tiene efectos mixtos para la Argentina.

1) Por un lado implica que la actividad económica en los EEUU se mantiene robusta. Ello impulsa a la demanda global, dado el peso relativo del PBI norteamericano, y como consecuencia directa o indirecta, sostiene la demanda de bienes y servicios, factor positivo para la Argentina, que necesita exportar más y profundizar su inserción en el comercio internacional.

Los expertos de Schroders indicaron que “Estados Unidos debería seguir siendo el motor del crecimiento global este año. Probablemente se requerirá una tanda mucho más larga de datos más débiles antes de que la Reserva Federal comience a recortar las tasas de interés. Nuestra previsión de referencia parte del supuesto de que en septiembre comenzarán a recortarse las tasas en total 75 puntos base -50 puntos este año y 25 en 2025-, pero el balance de riesgos apunta a un ciclo de flexibilización más tardío y menos profundo”.

2) Una consecuencia adversa para la economía argentina es que el dólar se va a mantener fuerte respecto de otras monedas de referencia y también de las monedas emergentes. En este sentido, la cotización de los bienes transables que la Argentina exporta se debilita medido en dólares. Por ejemplo, el precio de la tonelada de soja -un cultivo de referencia de la matriz exportadora argentina- alcanzaba este miércoles los USD 436, con una caída de 8,3% respecto del cierre de 2023.

infobae

3) La Argentina tiene una elevada deuda en dólares y conseguir esas divisas para honrar los vencimientos en moneda extranjera será más caro, debido a que tasas de referencia elevadas en los EEUU se contagian a todo el sistema financiero, lo que implica también tasas de retorno altas para los bonos del Tesoro de EEUU y, por ende, para la deuda emergente.

Para exponerlo simple: el riesgo país argentino tenderá a mantenerse suficientemente alto en los próximos meses como para ser un escollo hacia un rápido retorno del Gobierno al mercado internacional de deuda.

La “hoja de ruta” de la Fed

"Necesitamos más confianza sobre la inflación y desde luego mejores datos de inflación serán de ayuda", indicó Powell, que rechazó adelantar si la rebaja de un cuarto de punto podría llegar en septiembre.

La Fed tiene programadas cuatro reuniones más en lo que queda de año, mientras que las proyecciones en los datos macroeconómicos se mantienen relativamente estables, con un crecimiento del 2,1% del PIB y una tasa de desempleo en el 4%, con un mercado laboral que sigue contratando.

Jerome Powell aseguró que no habrá recorte de tasas “hasta que no haya una mayor confianza de que la inflación se mueve de forma sostenida hacia el 2%”

Este miércoles se conoció que el Índice de Precios al Consumo (IPC) de Estados Unidos bajó una décima en mayo hasta el 3,3% con respecto a abril, con lo que el dato lleva todo el año estancado por encima del objetivo del 2% de la Fed.

A su vez, en los últimos doce meses el aumento de la inflación subyacente, que excluye los volátiles precios de la energía y los alimentos, fue del 3,4 %, dos décimas por debajo de abril, y la cifra más baja desde abril de 2021. “El dato de inflación de hoy desde ha sido mejor de lo que la mayoría esperaba”, indicó Powell, aunque la Fed se fija en otro índice de precios conocido como PCE.

Guardar

Nuevo