El Banco Central bajó las tasas: qué va a pasar con los plazos fijos

Los rendimientos que ofrecen los bancos también ajustarán para el principal canal de ahorro de los inversores minoristas

Guardar

Nuevo

La tasa que los bancos pagan por plazos fijos quedó desregulada a partir del 12 de marzo. (Freepik)
La tasa que los bancos pagan por plazos fijos quedó desregulada a partir del 12 de marzo. (Freepik)

El Banco Central informó este mediodía que bajó la tasa de referencia al 60% anual, desde un nivel previo de 70%, por la mejora en las expectativas económicas del país. Se trata del cuarto recorte de los tipos de referencia desde que Javier Milei llegó al Gobierno, y la segunda reducción de rendimientos en el transcurso de abril, ya que dos semanas atrás contrajo esta tasa al 70%, ante un 80% anterior.

Una tasa de política monetaria del 60% nominal anual equivale a una tasa efectiva anual de 81,2% por el interés compuesto, es decir con la permanente reinversión de capital e intereses día a día durante un año. Esta tasa indexa los pasivos remunerados del Banco Central, principalmente los Pases pasivos que son colocados a los bancos y que constituyen el respaldo de los depósitos a plazo fijo de los clientes.

Por lo tanto, una baja en la tasa de política monetaria se transmite a todo el sistema, incluidos los plazos fijos de los ahorristas o las tasas que se pagan por préstamos, la utilización de las tarjetas de crédito y cuentas remuneradas de las aplicaciones.

Hay que recordar que la entidad monetaria dispuso a partir del 12 de marzo la desregulación de tasas mínimas de interés, que eliminó la tasa mínima de plazo fijo”. Por lo tanto, los bancos pueden ofrecer el rendimiento que estimen conveniente, algo que se espera traiga más competencia entre las entidades.

En la última semana el BCRA informó que la tasa de plazos fijos promediaba en bancos poco menos de 60% nominal anual para clientes minoristas -tasa efectiva anual del 79% al reinvertir capital e intereses mes a mes-.

Por lo tanto, después de esta decisión de la autoridad monetaria, es de prever que los rendimientos de los plazos fijos acusen en las próximas horas una reducción similar de 10 puntos, para aproximarse al 50% nominal anual. Una tasa de plazo fijo del 50% equivale a una tasa efectiva anual del 63,2%, o bien del 4,2% mensual.

Estas tasas de retorno por depósitos a plazo se mantiene negativa en términos reales, si se estima una inflación del 9,3% para mayo, y del 8,4%, según el último REM (Relevamiento de Expectativas de Mercado) del Banco Central. Asimismo, una tasa efectiva anual del 63,2% de plazos fijos representa casi la mitad del 120% de inflación esperada por el REM para el acumulado de los próximos doce meses.

Además el recorte de tasas del BCRA representa una reducción de la emisión monetaria endógena, pues contribuirá a reducir la carga de intereses por los Pases pasivos a un día de plazo, ahora en los 32 billones de pesos. De mantenerse estable el stock de los Pases, la entidad monetaria debería pagar en 30 días intereses por el 5% de ese monto, $1,6 billón, nada menos que el 12% de la Base Monetaria, hoy en 13,2 billones de pesos.

El de este jueves fue el cuarto ajuste de la tasa de política monetaria que aplica el Banco Central en cuatro meses y medio, desde la llegada de Santiago Bausili a la presidencia de la entidad, bajo la administración de Javier Milei. Tras el salto cambiario de 118% del 13 de diciembre, que llevó al dólar oficial a los 800 pesos, se decidió de inmediato una rebaja de la tasa directriz del sistema -que se transmite también a créditos y plazos fijos- del 133 al 100 por ciento nominal anual. Y el 13 de marzo hubo una nueva baja al 80 por ciento.

El último 11 de abril la autoridad monetaria ajustó los tipos de referencia al 70% nominal anual y apenas dos semanas después los redujo al 60 por ciento.

Guardar

Nuevo