Massa descartó una devaluación posterior al balotaje: “Hay un acuerdo con el Fondo”

El ministro de Economía explicó por qué no habrá un salto cambiario luego de las elecciones, a partir de un acuerdo con el organismo internacional respecto de la evolución del dólar oficial

Compartir
Compartir articulo
Sergio Massa con Luis Majul
Sergio Massa con Luis Majul

Entre varios anuncios, el ministro de Economía, Sergio Massa, descartó este domingo la posibilidad de un salto en la cotización del dólar oficial para después de la segunda vuelta electoral del 19 de noviembre, donde competirá con Javier Milei para definir al próximo presidente de la Nación.

Durante una entrevista con el periodista Luis Majul por LN+, Massa adelantó que existe un acuerdo con el Fondo Monetario Internacional (FMI) para controlar el valor oficial de la divisa extranjera, de esta manera busca evitar un salto que dispare los costos de la economía, en un contexto de alta inflación.

En efecto, el candidato de Unión por la Patria afirmó, ante la consulta sobre el tema: “Te lo contesto ahora, no va a pasar, porque hay establecido un acuerdo con el Fondo que prevé que el 15 de noviembre, antes del balotaje, empieza el crawl”.

“Es más, te voy a dar otro dato, el primer día del crawl son tres pesos, para aquellos que especulan con el dólar futuro”, agregó.

La entrevista se puso tensa cuando el periodista comenzó a indagar sobre la resolución del déficit: Massa sostuvo que “de la única forma en la que se resuelve es sobre la base de un agresivo programa exportador que, además, incluya un cambio en el sistema de trabajo de los embajadores, con un ascenso asociado al éxito en la apertura de nuevos mercados para nuestras empresas”.

Tajante el candidato presidencial de Unión por la Patria cuestionó: “¡No se lo preguntaste a Milei el domingo pasado, cuando dijo ‘vamos a la unificación cambiaria en un día! Que la gente sepa que eso es el 100% de devaluación, hay que contárselo a la gente”.

Por otra parte, el actual ministro de Economía se refirió al cepo para comprar dólares y dio indicios de cuándo piensa que se podría quitar en un eventual gobierno: “Lo vamos a levantar cuando termine el ejercicio 2024 y tengamos la suficiente cantidad de reserva de dólares como para que el flujo de comercio sea libre y no tengamos estrés frente a nuestras reservas”.

“Sobre todo porque el año que viene es un año bueno en términos de que las exportaciones pueden ser muy buenas, pero, además, hay bajo nivel de vencimiento de deuda. El año que viene el Fondo Monetario Internacional son sólo 5 mil y pico de millones y la deuda con bonistas privados no representa lo que representa en 2025″, añadió.

En tanto a la composición de su eventual gabinete, fue conciso con la información y evito dar nombre. De todas formas, reconoció que llamaría a dirigentes tanto del oficialismo como de la oposición: “Si pudiera, desde el 10 de diciembre a Graciela (Camaño) es a alguien con quien contaría dentro del equipo, como Juan Manuel Urtubey. Convocaría a los (Miguel) Pichetto y a los (Emilio) Monzó de este mundo. Sin miedo”.

Sergio Massa y Graciela Camaño (NA)
Sergio Massa y Graciela Camaño (NA)

Por otra parte, el ministro candidato anunció: “El segundo gran dato es el acuerdo criminal con el FMI, y voy a contar una primicia internacional, a fin de mes el FMI empieza la investigación sobre la fuga de capitales del préstamo stand by del 2018 y va a mandar una comisión que va a hacer una revisión sobre el 66% que, según la AGN, no se usó para financiar hospitales o escuelas, o para resolver la estabilidad económica, sino que se usó para financiar el pago a fondos de inversión”, anticipó Massa.

En este sentido, remarcó que “a lo largo de la campaña” planteó “en varias oportunidades” su “pedido disculpas por errores propios y ajenos”, pero consideró que “soslayar el impacto de las reservas sobre el financiamiento, con el agravamiento de los vencimientos de deuda y la sequía, es, cuanto menos, subestimar un enorme problema que tuvo la Argentina”.

“La sequía representaba en términos de tamaño el 50% de las exportaciones agrícolas argentinas y el complejo agroindustrial argentino es el motor más fuerte de la economía del país, en el medio, tenemos además un programa con el FMI y este año había 12.360 millones de dólares de vencimiento de deuda que tomó Macri”, agregó.

Por otra parte, el dirigente del oficialismo destacó la construcción del Gasoducto Presidente Néstor Kirchner (GPNK) y recordó que el proyecto “estuvo 4 años parado en el gobierno anterior, 3 años en este, y se terminó en 10 meses” durante su gestión.

“En el 2018 o 2019, cuando Macri cierra el acuerdo con el Fondo, baja de 1,6 a 0,4 del PBI la inversión pública, básicamente por pedido del FMI. En el documento del 2022, planteaban que bajáramos lo mismo, nosotros lo rechazamos porque dentro de ese 1,6 estaba el gasoducto”, detalló.