Subió el impuesto a los autos de lujo: cuáles son los nuevos montos y a qué modelos alcanzaría

Las nueve marcas de autos que fabrican en Argentina, firmaron este martes su compromiso de colocar un modelo en un programa de “Precios Justos” que mantendrá el precio de agosto hasta el 31 de octubre

Guardar

Nuevo

La cantidad de autos asignados al programa de precios congelados varía entre 200 y 1.000 unidades. La decisión es de cada marca según su estrategia o conveniencia
La cantidad de autos asignados al programa de precios congelados varía entre 200 y 1.000 unidades. La decisión es de cada marca según su estrategia o conveniencia

Luego de haber alcanzado el acuerdo con las fábricas automotrices, el Gobierno actualizó el monto máximo para los automotores respecto al impuesto interno, conocido como impuesto a los autos de lujo, en sus tres niveles: exento de pago, escala 1 y escala 2. Aunque se publicó el 5 de septiembre a última hora, el impuesto corre para las operaciones realizadas desde el 1 de septiembre y hasta el 31 de noviembre próximo.

Según la actualización publicada por AFIP, el nuevo monto para que un vehículo no pague el 20% de impuesto es de $10.500.000, y el correspondiente a la segunda escala, en la que se tributa el 35%, pasará a ser de $19.300.000, aunque en ambas cuentas, el monto puede ser algo menor si la comisión pactada entre la fábrica y los concesionarios es menor al 15% estimado como “normal” en la industria.

Con la certeza de poder poner precio a los automóviles para mantenerlos en el segmento adecuado, las marcas comienzan a distribuir internamente las listas de precios a partir de este miércoles, algunas con retoques sobre los modelos importados y otras confirmando los valores que habían calculado internamente, tanto para vehículos nacionales como para los importados de otras filiales como es el caso de los que provienen de Brasil.

La liberación de SIRA para nacionalizar autos importados comenzó a descongestionar el puerto de Zárate, donde había más 30.000 unidades esperando
La liberación de SIRA para nacionalizar autos importados comenzó a descongestionar el puerto de Zárate, donde había más 30.000 unidades esperando

El acuerdo de los miembros de ADEFA con la Secretaría de Comercio del Ministerio de Economía, habilitó automáticamente que se comiencen a liberarse SIRA a los fabricantes, lo que descomprimirá la saturación de autos que están estacionados en la Terminal Zárate, bajo régimen de vehículos en Aduana esperando nacionalización.

Dependiendo de la cantidad de permisos de importación que se asignen a cada marca, serán los usuarios los mayores beneficiados con este acuerdo entre gobierno e industria. Muchos de ellos han tenido que soportar más de seis meses de demora en recibir los vehículos que ya han comprado y pagado en su totalidad. En realidad, más que beneficiarlos, se les resolverá el problema que el gobierno les había causado con su retención de SIRA.

La combinación de ambas consecuencias de este acuerdo para tener un modelo de automóvil con precio congelado por 60 días, sin embargo, tiene un componente curioso. Los vehículos que entraron al programa del gobierno pueden ser de distinto segmento y de distinto origen, por lo que cada marca decidió según sus posibilidades y estrategia, cuál modelo asignar.

Las pick-up fueron elegidas como producto congelado en una versión, para las marcas Ford, Renault, Nissan y Chevrolet
Las pick-up fueron elegidas como producto congelado en una versión, para las marcas Ford, Renault, Nissan y Chevrolet

Los modelos que se han incorporado al programa propuesto por el gobierno son: Ford Ranger XLS 2.0 4x2 MT, Volkswagen Polo Track First Edition, Toyota Yaris XLS, Nissan Frontier S 4x2 Manual, Renault Alaskan Emotion 4x2, Chevrolet Montana LTZ, Fiat Cronos Like 1.3, Peugeot Partner HDI y Citroën Berlingo Furgón.

Al permitirse que ingresen con un vehículo importado, algo que no se condice con el objetivo comunicado por gobierno al hablar de “cuidar la producción nacional”, esos autos que provienen de otro mercado necesitan SIRA para poder cumplir con el compromiso asumido. Con esto, el programa les dejó abierta la puerta a las fábricas para decidir si querían participar activamente o no del beneficio para los usuarios.

En resumen, los hechos sucedidos son que pasaron más de 65 días sin autorizar la nacionalización de unidades, y que la única manera de destrabar esta situación que ha afectado especialmente a los clientes, a aquellos que compraron un auto y no lo recibieron, fue proponer que los fabricantes asignen un auto con precio congelado hasta después de las elecciones, como un gesto de colaboración con el país. Y según parece fue eso, un gesto, porque las condiciones para que entren al programa no tendrán un gran impacto en el mercado, ya que las marcas no están obligadas a asignar toda la producción de ese modelo elegido, sino sólo un cupo limitado. O dicho de otro modo, están habilitadas a producir o importar sólo la cantidad que deseen de ese modelo en cuestión para cumplir con el compromiso.

El Volkswagen Polo Track en su versión First Edition es uno de los modelos importados que entra al programa de precios congelados
El Volkswagen Polo Track en su versión First Edition es uno de los modelos importados que entra al programa de precios congelados

Entonces, sin datos oficiales al respecto, ese cupo varía desde 200 unidades hasta 1.000 para todo el período, que como es de dos meses, se divide a la mitad para septiembre y la mitad para octubre. Con una red de concesionarios que tiene un promedio de entre 50 y 70 puntos de venta por marca, la asignación de unidades con precio congelado para cada una será realmente baja.

“A mí me toca una unidad por cada vendedor que tengo. Eso es todo. En total voy a recibir entre 15 y 18 vehículos, nada más”, reclamó indignado el propietario de una red de concesionarios con varios puntos de venta en el interior del país.

“Los autos que vienen importados no se van a conseguir porque están asignados casi todos a las deudas de modelos que teníamos pendientes de entrega desde hace 6 meses. O sea que muy pocas persona van a encontrar unidades de precio congelado”, dijo otro empresario con concesionarios oficiales de una de las marcas que introdujo un modelo Mercosur en el programa del gobierno.

Los furgones fueron la elección de modelo que tomaron Peugeot y Citroën
Los furgones fueron la elección de modelo que tomaron Peugeot y Citroën

Las marcas que entraron al programa con más unidades, parecen ver, en cambio, una buena oportunidad de crecer en ventas con el modelo asignado. Esto ocurre con vehículos fabricados nacionalmente, que no dependen de SIRA, y que tienen volúmenes de ventas altos como para asignar una versión en cantidades que puedan llegar verdaderamente a los consumidores.

“Vos fíjate quiénes fueron los primeros en firmar el acuerdo y quiénes demoraron más. Los que fueron el lunes a primera hora son los que necesitaban urgentemente SIRAS”, dijo un analista de la industria, agregando que “los que fabrican volúmenes altos en Argentina se tomaron más tiempo para estudiar el convenio y decidir qué autos convenía ingresar a este plan”.

Las listas de precios oficiales o sugeridos todavía no se han publicado. Todas las empresas contestan que en el transcurso del día o de los dos próximos días se darán a conocer.

Guardar

Nuevo

Últimas Noticias

MÁS NOTICIAS