“Desvíos y retrasos”: el cuestionamiento del FMI por las metas que no se alcanzaron

El comunicado del organismo admite que no se alcanzaron las metas planteadas por el acuerdo y que, en buena parte, eso se debe a la sequía. Pero también carga las tintas sobre las decisiones del Gobierno

Guardar

Nuevo

El director Adjunto del Departamento del Hemisferio Occidental del FMI, Luis Cubeddu (EFE)
El director Adjunto del Departamento del Hemisferio Occidental del FMI, Luis Cubeddu (EFE)

El esperado comunicado del Fondo Monetario Internacional (FMI) que implique la aprobación de la quinta y sexta revisiones del acuerdo que mantiene con la Argentina llegó, finalmente, tras meses de tensas negociaciones. El Gobierno argentino no alcanzó las principales metas pactadas con el organismo que, con todo, aceptó la continuidad del programa. Pero aunque la entidad conducida por Kristalina Georgieva no haya querido patear el tablero, dejó bien claro al ministro de Economía, Sergio Massa, que no fue exclusivamente la sequía la culpable de que no se hayan alcanzado los objetivos de acumulación de reservas internacionales, reducción del déficit y eliminación del financiamiento monetario.

El equipo de negociadores del Fondo dedicados a conducir el programa conjunto con la Argentina, encabezado por Luis Cubeddu -director Adjunto del Departamento del Hemisferio Occidental- y Ashvin Ahuja -jefe de Misión para Argentina- remarcó con dureza “desvíos y retrasos” en las políticas llevadas adelante por el Gobierno.

“Desde la finalización de la cuarta revisión, la situación económica de Argentina se ha vuelto muy desafiante debido al impacto mayor de lo previsto de la sequía, que tuvo un impacto significativo en las exportaciones y los ingresos fiscales”, explicó el texto elaborado por el personal del organismo internacional.

“Ha habido desvíos y retrasos en las políticas, que han contribuido a una fuerte demanda interna y una balanza comercial más débil” (FMI)

“También ha habido desvíos y retrasos en las políticas, que han contribuido a una fuerte demanda interna y una balanza comercial más débil”, remarcaron.

“Como resultado, no se alcanzaron los criterios de desempeño de finales de junio de 2023 para la acumulación de reservas internacionales netas, el saldo fiscal primario y el financiamiento monetario del déficit fiscal. Mientras tanto, la introducción de nuevas medidas cambiarias administrativas temporales, incluso en los últimos días, ha ocasionado el incumplimiento de los PC contra la introducción de prácticas de moneda múltiple. Como tal, se solicitarán dispensas, así como modificaciones de objetivos clave, sobre la base de las acciones correctivas acordadas para fortalecer el programa”, concluyeron.

La revisión llegó, finalmente, pero de manera muy accidentada. Al golpe de la sequía -que dañó la capacidad de acumular reservas por la menor oferta de divisas de exportaciones del agro y la de recaudación por los menores ingresos en concepto de retenciones- se le sumaron a ojos del fondo las limitaciones para la implementación de políticas que mostró el Gobierno del Frente de Todos. Y esas diferencias entre las partes explican los retrasos para llegar a este punto.

La directora gerente del FMI, Kristalina Georgieva, y el ministro de Economía, Sergio Massa
La directora gerente del FMI, Kristalina Georgieva, y el ministro de Economía, Sergio Massa

El FMI hizo oficial hoy la aprobación de la quinta y sexta revisiones del acuerdo de facilidades extendidas con Argentina. Este acuerdo necesita la aprobación del directorio del FMI para ser operativo y, una vez cumplida esa formalidad, permitirá a la Argentina acceder a alrededor de USD 7.500 millones tras implementar las acciones políticas acordadas. El directorio del FMI se espera que apruebe el acuerdo en la segunda quincena de agosto.

El acuerdo prevé un primer desembolso en agosto y otro en noviembre. Sin embargo, estos fondos no llegarán a tiempo para cubrir los desembolsos de casi USD 3.500 millones que vencen la próxima semana. Para cubrir estos pagos, se utilizará un crédito puente de otros organismos como la CAF, el BID y el Banco Mundial, para no agotar aún más las reservas del Banco Central de la República Argentina (BCRA).

Las nuevas condiciones del acuerdo permiten al Gobierno intervenir en el mercado de dólares financieros, un punto crucial en el contexto electoral actual. El objetivo del nuevo acuerdo, que se anunció hace tres meses, es fortalecer las reservas del Banco Central y mejorar la sostenibilidad fiscal, protegiendo al mismo tiempo la infraestructura crítica y el gasto social.

El acuerdo también establece una nueva meta para el déficit fiscal del año: 1,9% del Producto Bruto. Esta fue una de las principales áreas de discusión en las últimas semanas, ya que el FMI buscaba un ajuste mayor y reducir el déficit a 1,5 puntos del PBI.

Seguir leyendo:

Guardar

Nuevo

Últimas Noticias

MÁS NOTICIAS