Como Amazon Go, pero en Buenos Aires: así funciona la tienda 100% autónoma, para comprar rápido y sin hacer colas

La empresa Quick propone locales de cercanía cruzados por la tecnología. Se paga desde una app y tienen comercios a la calle, uno nuevo dentro de un edificio y buscan trasladar la experiencia a quioscos, track stores, estaciones de servicio y minimercados

Compartir
Compartir articulo
El local de Quick en la calle Martha Salotti, en Puerto Madero
El local de Quick en la calle Martha Salotti, en Puerto Madero

El objetivo, revolucionar la manera de comprar. Así nació la empresa tecnológica y de logística Quick, un émulo de Amazon Go, la tienda 100% automatizada del gigante del comercio electrónico global fundado por Jeff Bezos.

El proyecto surgió en la pandemia y la idea es crear minimarkets en barrios y edificios a los que los compradores puedan ingresar las 24 horas, todo el año, comprar e e irse sin hacer colas en las cajas para pagar. Para eso, ofrece la posibilidad de abonar de forma instantánea a través del celular sin perder tiempo en filas.

La firma tiene dos modelos de negocios: autónomos (sin atención en el local) e híbridos (con atención y con horarios restringidos, de 9 a 22 horas). Los locales permiten que los clientes escaneen los códigos de barras de los productos con una app, paguen y se vayan sin más trámites. Usan la misma tecnología que Amazon Go la cual combina Inteligencia Artificial (IA), visión computarizada y magic learning, un paso más allá dentro de la IA con sistemas que aprenden automáticamente.

Quick Market

Con una inversión inicial propia de USD 700.000, Quick tiene 33 empleados –en su mayoría programadores e ingenieros– y tiene dos sucursales abiertas al público: una en Puerto Madero, frente al Hotel Faena y otra en pleno microcentro porteño, en la calle Maipú. Este jueves inaugurará el primer minimarket 100% autónomo en un edificio (Link Towers) y abrirá otra sucursal, híbrida, en Palermo. Además, desde un dark store de 1.000 metros, abastecen los pedidos realizados mediante las plataformas Rappi y PedidosYA.

“Empecé a pensar cómo podía ser que la tecnología cambió todas las industrias en general, pero en lo que es la compra física, si uno mira para atrás, en los últimos 50 años no hubo avances. Compramos de la misma manera que cuando se creó el código de barras: uno va, elige el producto en el supermercado, va a una caja, por lo general espera mientras hace la cola, le da los productos al cajero, él los pasa a su ritmo, después hay que pagarle y luego uno puede irse. Eso creo que a nadie le gusta. Por eso, Quick viene a resolver ese problema”, sintetizó su fundador y CEO, Marcos Acuña, en una charla con Infobae.

Durante la cuarentena, Acuña y su familia se quedaron en un barrio cerrado en Brandsen y, como no se podía ingresar a ningún pueblo, día por medio recorría 60 kilómetros para ir a un supermercado en la Ruta 2. Tenía que esperar al menos una hora para poder entrar al local por las colas que había para pagar y en esas esperas reflexionaba sobre cómo podía ser que casi no hubo avances en los últimos años respecto de los procesos de compra.

Marcos Acuña
Marcos Acuña

“Nuestro modelo de negocios es recíproco con la gente. Al consorcio de un edificio o de un barrio cerrado no les pagamos alquiler. Entonces, al no pagarle alquiler, les damos un servicio a los propietarios; una tienda totalmente abastecido, pero a su vez con precios más bajos que un supermercados”, detalló Acuña.

La tecnología que utiliza la compañía le permite crear o transformar tiendas de proximidad en autónomas que funcionan todo el año con un mix de productos personalizados y a bajo costo. ¿Es más barato? En el local a la calle de Puerto Madero, un agua Eco de 500 ml cuesta $80; galletitas Duquesa, $65, y Oreo, $138; una latita de cerveza Quilmes clásica, $70; un shampoo Pantene, $280; un yogurt firme; $156 y una Coca Cola de 500 ml, 104 pesos.

“Les damos un servicio a los propietarios de que tengan un Quick las 24 horas los 365 días, totalmente abastecido, pero a su vez más baratos que los supermercados porque nos estamos ahorrando el alquiler (Acuña)

Si bien usan el mismo tipo de tecnología que Amazon Go, Quick ofrece diversos medios de pagos a través de la aplicación. Buscan instalar minimarkets muy cerca de donde las personas viven, trabajan, estudian o se divierten, como barrios cerrados, edificios residenciales y de oficinas, empresas, gimnasios, coworkings, universidades y clínicas, en los que haya un mínimo de 50 personas. El plan de negocio a cinco años indica que todas las ganancias van a ser reinvertidas.

“Calculamos que para el año que viene ya vamos a haber recuperado la inversión inicial. Pero esperamos hacer una ronda de inversión, para que inversores externos puedan invertir en la compañía. La inversión semilla la hice yo, pero ahora vamos a abrir el juego a inversores externos para que puedan invertir y podamos crecer más rápidamente”, señaló.

Ya abrió dos sucursales y una dentro de un edificio
Ya abrió dos sucursales y una dentro de un edificio

En las tiendas autónomas se puede pagar con cualquier tarjeta de crédito y débito, y con Mercado Pago. Y en las tiendas híbridas se puede realizar el pago también con efectivo y con billeteras virtuales, como Ualá o Modo.

Proyecciones

Al ser consultado sobre la facturación estimada para este año, el fundador sostuvo que aún no la tienen proyectada. “Abrimos hace tres meses el local de Puerto Madero, que es a la calle, pero el modelo de negocios es el que vamos a poner en comunidades cerradas. El que queremos desarrollar arranca hoy, entonces cualquier número que te diga ahora va a ser incorrecto”.

“Estamos abriendo una franquicia en Málaga, España, y a partir de julio desembarcamos en Estados Unidos. En Argentina ya estamos por abrir la cuarta sucursal. Y a partir del modelo de negocios que abrimos este jueves, creemos que se va a expandir muy rápidamente por medio del modelo de franquicias o propios”, destacó.

Y concluyó: “Es una nueva manera de comprar, como fueron en su momento los pagos con Mercado Pago. Queremos cambiar la manera de comprar y generar un ecosistema, no podemos hacerlo solos. Queremos que cualquier quiosco, track store, estación de servicio, minimercado y almacén que se quiera transformar en Quick lo pueda hacer. No competimos contra un quiosco o un súper, queremos que ellos puedan utilizar nuestra tecnología para que la gente pueda comprar más rápido. En todos lados donde haya un retail veo un Quick”.

SEGUIR LEYENDO: